Graduación infantil y comunión

La graduación infantil, la fiesta de fin de curso o la comunión son cosas que han ido adquiriendo popularidad en España, pero deberíamos preguntarnos si son necesarias y es justificable todo el dinero que se gasta.

A veces los gastos nos superan y aunque queremos darle todo a nuestros hijos puede que a veces debamos usar ese dinero para otras cosas.

Estos eventos están inundando los salones de eventos en España con fiestas de graduación infantiles, comuniones y los agasajos por cualquier cosa.

Fiestas infantiles: Cuánto cuesta la comunión o graduarse

Muchas familias de currantes se gastan los ahorros de varios años en pomposas fiestas de comunión e inclusive le celebran a sus hijos la graduación de cada año escolar.

Esto significa muchos gastos para los padres, esto se debe en muchas ocasiones a que los padres quieren dar a sus hijos lo que ellos nunca tuvieron, o sencillamente es una excusa para celebrar y reunir a la familia. Otras veces es para ganarse el amor de sus hijos, o simplemente quieren demostrar que pueden pagar lo que quieran.

La necesidad de las fiestas de graduacion o comunión

¿Qué gastos implican estas celebraciones?

En el caso de la comunión, el traje que usualmente es de marinero o inclusive de almirante para los niños, o de princesa o vestido blanco pureza para las niñas, puede costar entre 200€ y 500€.

El banquete, los recordatorios, la música, el payaso y el mago, peluquería para toda la familia, etc, es un coste que puede alcanzar mínimo los 3,000€ y el máximo dependerá límite que ponga cada familia.

En el caso de la graduación infantil, los gatos de los vestidos, local, comida y bebidas puede subir hasta los 300€.

Muchas familias inclusive solicitan préstamos para poder hacer esos eventos y aunque el hijo/a recordará ese día inmemorable, muchas familias deberían evaluar su presupuesto a la hora de hacer un evento de estas magnitudes.

¿Conviene hacer una fiesta de graduación?

Sobre la conveniencia de hacer estos eventos hay muchas opiniones. Algunos opinan que son innecesarios, otros consideran que los hijos son lo primero y  hay que aprovechar todos los momentos juntos.aceptado

Ambas posturas son válidas, y puede que sea justificado pedir un préstamo personal para hacer la graduación de tu hijo o la comunión de tu hija. Pero se debe pensar bien qué gastos estas disponibles a asumir y cómo lo vas a pagar.

Lo primero que recomendamos desde Financer es que realices una lista de eventos que quisieras hacer con tus hijos y decidir cuales son los más importantes y cuáles son prescindibles.

Evalúa tus finanzas y realiza un programa realista de fiestas basado en tu presupuesto. Si preparas una comunión o cumpleaños con varios meses de antelación es posible que tengas tiempo de hacer tu mismo los regalos, los adornos, etc, lo que supondría un gasto menos.

O inclusive, podrías hacer una fiesta de graduación infantil original a bajo coste. Esta es nuestra segunda recomendación. Existen miles de ideas originales y baratas.

Muchos psicólogos como Carlos Pajuelo desaconseja festejar  eventos no relevantes a los niños, pues pueden acabar por mal-acostumbrarse.

Ventajas de la preparación de fiestas de comunión o graduación

Las ventajas de hacer una fiesta de grado infantil o una de comunión son muchas desde el punto de vista sentimental.

Momentos inigualables con tus hijos, familia reunida y muchas memorias.

El secreto reside en equilibrar el gasto económico con tu presupuesto.

Aunque es cierto que muchas las familias españolas que solicitan un préstamo o sacan dinero de su cuenta de ahorros para poder celebrar estos eventos, dicho préstamo debe estar entre tus capacidades de devolución.

Desde Financer recordamos que tus deudas no deberían de superar el 35% de tus ingresos, por tanto si solicitas un financiamiento para una comunión y tu nivel de deuda supera este porcentaje, deberías plantear opciones para una celebración más económica.