10+ cosas que tienes que hacer cuando pierdes tu trabajo

Bien es cierto que México tiene una tasa de desempleo baja si lo comparamos con otros países de América Latina. Esta se mantiene entre el 3% y el 4%.

Pero, desgraciadamente, el no tener trabajo es algo que nos puede afectar a todos. Piensa que hay cosas inesperadas que pueden cambiar la vida, y el perder un trabajo que pensaste que era para siempre puede pasar. 

En un mundo tan cambiante en que nada es seguro y lo que funcionaba ayer puede que sea malo hoy, puede afectar a cualquiera, por lo que una empresa puntera puede entrar en pérdidas o bancarrota. E, incluso, el buen trabajador puede perder su empleo.

Sea la que sea la razón por la que perdiste el puesto y dejaste de trabajar, el perder un empleo te va a sacudir tu vida, ya que, aparte de los problemas financieros que puedas tener el futuro, también te puede ocasionar problemas emocionales como son la ansiedad y la depresión.

Tales son esos problemas que justo cuando se produce la pérdida se pueden producir los siguientes estados de ánimo:

  • Negación: en esta fase niegas la realidad. No te crees lo que te ha pasado. No entiendes por qué ya no estás trabajando.
  • Rabia: empiezas a ver que lo que te ha pasado ha sido real. Intentas buscar una explicación de lo sucedido. Si no encuentras una explicación razonable, buscas a un culpable que no eres tu.
  • Tristeza: ves la realidad de esta situación y aparece el abatimiento. El pesimismo tiene fuerza. No eres capaz de ver nada bueno.
  • Aceptación: aquí por fin llegas a reconocer de forma auténtica de la realidad. No hay tiempo para estar deprimido. Si quieres salir de la situación, tienes que empezar a mirar qué soluciones hay. Por ejemplo, buscar trabajo y tener un mejor empleo que el anterior.

Pero, del mismo modo, el perder un trabajo no es el final. Es por eso que justo después de perder tu empleo, debes tener en cuenta una serie de aspectos para saber cómo lidiar con este cambio que ha habido en tu vida.

 

Piensa un poco sobre la situación

Tras perder tu trabajo, lo primero que tienes que hacer es pensar en por qué lo perdiste. ¿Cuál fue el motivo? ¿Hiciste algo mal cuando estabas trabajando? ¿O fue la empresa que estaba pasando en una mala situación y tuve que prescindir de trabajadores o tuvo que cerrar? 

Si la razón por la que perdiste el empleo fue tu rendimiento, es necesario que pienses un poco sobre tus cualidades y habilidades y trates de mejorarlas en el futuro.

Pero, si fue a consecuencia de problemas financieros de la empresa, lo importante es que busques nuevos puestos de trabajo en compañías del sector que se encuentren económicamente saludables. Así reducirás las probabilidades en el futuro de que te echen otra vez por problemas financieros.

 

Piensa en que algo bueno vendrá de esto

Tienes que pensar y creer que la pérdida del trabajo ha sucedido porque vendrá algo bueno y mejor.

Antes de caer en el pesimismo, mira cuáles son los aspectos positivos de no tener trabajo. Por ejemplo, ha llegado el momento de reciclarte o puedes aprender más cosas para mejorar en tu ámbito. Lo tienes que tomar como una oportunidad.

 

Debes reconocerte como desempleado

Reconocer que ya no tienes trabajo y que tu situación ha cambiado drásticamente es otro paso esencial que debes tomar lo antes posible. De esta manera podrás colgarte el cartel de “busco trabajo” e ir a la búsqueda de ofertas de empleo que te proporcionen un trabajo digno.

 

Eliminar cualquier gasto innecesario de tu presupuesto

Aunque tengas dinero ahorrado, el hecho de perder la principal fuente de ingresos hace que no puedas gastar tanto dinero como antes. 

Es por eso que debes analizar cuáles son los gastos prescindibles y reducirlos al máximo hasta que no encuentres trabajo.

Si quieres saber más al respecto, puedes mirar el artículo sobre cómo hacer un presupuesto que elaboramos hace un tiempo. También puedes seguir los consejos de ahorro que preparamos para reducir los gastos, tanto prescindibles como imprescindibles, al máximo.

 

Tienes que hacer un nuevo presupuesto acorde con las nuevas circunstancias

Siguiendo un poco el punto anterior, es hora de que revises tu presupuesto general. Mira los ahorros que tienes y cuánto crees que se pueden agotar en la situación que te encuentras.

Es muy importante que controles esta situación porque el no tener un trabajo significa que te encuentras en un período de tiempo donde tus gastos serán muy superiores a tus ingresos.

 

Actualiza tu CV

Ahora que tienes tiempo, es momento de actualizar tu CV para empezar a buscar un nuevo trabajo lo antes posible.

Para completar tu CV es necesario que agregues las tareas que completaste en el trabajo anterior, cuáles fueron los logros que conseguiste y otro tipo de información que creas que deba conocer tu posible nueva empresa.

Además, el tener bien preparado y estudiado un CV te puede ayudar en el momento que tengas una entrevista de trabajo. Ten este hecho en cuenta.

 

Obtén alguna carta de recomendación

Si has perdido tu trabajo debido a que la empresa ha tenido que hacer una reestructuración a causa de su situación financiera o directamente ha tenido que cerrar y te ofrecen una carta de recomendación, acéptala. Y si no te la ofrecen, pero acabaste bien con la empresa, también, pídela. 

El tener esta carta puede darte facilidades en los futuros procesos de selección. Tus posibles futuros empleadores tienen una prueba de que hiciste bien tu anterior trabajo.

 

El próximo trabajo que tengas podría ser de transición

Cada experiencia laboral que tienes es valiosa. No es una mala idea trabajar independientemente a través de un trabajo a distancia o un trabajo online. Aparte de la experiencia, tienes un flujo de ingresos mientras esperas a un trabajo mejor.

 

Revisa tus perfiles en las redes sociales

Revisa todos tus perfiles públicos para asegurarte que son amigables con el trabajo. Asegúrate que estos no contengan imágenes inapropiadas o cualquier otra cosa que puede dar una primera falsa impresión sobre ti.

Piensa que los departamentos de Recursos Humanos analizan toda la información de los posibles candidatos, por lo que ten de bien seguro que van a mirar tus perfiles en las redes donde estés. Una solución es poner tus perfiles en privado.

 

Piensa en tu trayectoria profesional

Si estás buscando un nuevo trabajo, tienes que tener en consideración a donde se dirige tu carrera profesional. ¿Estabas feliz en tu trabajo anterior? ¿Te gustaba el sector donde trabajabas? 

Bien es verdad que estar desempleado puede crear una situación de urgencia de encontrar un trabajo de inmediato. Pero, debes tener presente que la solución no es aceptar un trabajo que vas a odiar, porque no durarás mucho.

Si no estabas satisfecho con tu trabajo anterior o no te gustaba el sector, lo mejor es que te recicles y pienses lo que quieres hacer. Es un buen momento para hacerlo y así encontrar el trabajo digno que te mereces.

 

Encontrar un nuevo trabajo es la prioridad

El pasarte todo el día en casa y no hacer mucho no ayuda. El entrar en esta pereza es peligroso, porque puede que no te encuentres con fuerzas para empezar a buscar un nuevo trabajo. Además, lo peligroso de quedarse en casa es que siempre hay mucho que hacer.

No cometas los errores que justo acabamos de mencionar. Buscar trabajo es algo que lo tienes que hacer a tiempo completo. Claro que no pasarás ocho horas al día buscándolo, pero debe ser la prioridad número uno. Mira en los portales de empleo cada día a ver qué nuevas ofertas de empleo en México pueden tener.

 

Comunícate con otras personas

Pocas veces pasa que los mejores trabajos se encuentren en los portales de empleo. Es por eso que no debes encerrarte en ti mismo. Debes comunicarte con amigos y conocidos. Tienes que llevar un cartel de “busco trabajo” para que todo el mundo lo sepa.

Nunca sabes qué puertas te puede abrir la gente. Además, trata de conocer a gente nueva. Tienes que recordar que, de la forma más inesperada, un contacto te puede ofrecer un trabajo.

 

No digas no al trabajo de oportunidad

Puede que pasen unos meses antes de encontrar el trabajo digno que quieres. Al mismo tiempo puede que encuentres muchos trabajos ocasionales de corta duración. Pueden tratarse de trabajo desde casa o trabajo por Internet. No digas no a estas oportunidades porque solo quieres trabajo a tiempo completo. 

Piensa que tienes una serie de gastos a los que tienes que afrontar, por lo que este dinero te puede ir bien para cubrir estos. Además, ten en cuenta que alguno de estos puede abrirte la puerta al trabajo que realmente estás buscando.

 

Aprende nuevas habilidades

Puedes aprovechar este tiempo en que no trabajas para aprender cosas nuevas o mejorar las que ya sabes.

Puedes leer libros o completar cursos. Una buena página esto es Coursera. Ésta ofrece una gran variedad de cursos de diferentes temas. Es posible encontrar una buena cantidad de cursos en español.

Es imprescindible que pongas en tu CV todas las nuevas habilidades que aprendas. Piensa que cuanto más aprendas y te desarrolles, más atractivo vas a aparecer de cara a los empleadores y más posibilidades de encontrar un trabajo tendrás. Es muy importante que siempre estés activo.

 

Mira si puedes vender cosas para conseguir algunos ingresos

En casa siempre puedes tener cosas que no son necesarias. Pues ha llegado el momento de venderlas si todavía se encuentran en buen estado.

De esta manera puedes conseguir unos ingresos que te pueden ayudar a la estabilidad financiera momentánea. Y puedes buscar trabajo más tranquilamente.

 

Mantenerse saludable

Aunque no vayas a trabajar, ésta no es una razón suficiente para descuidar tu salud. Piensa que ésta es el activo más importante que tienes. Aunque no tengas suficiente dinero para apuntarte al gimnasio, debes continuar con tus hábitos saludables. requisitos

Por ejemplo, tienes que cuidar lo que comes y siempre intentar consumir alimentos que son saludables. También es importante que andes y te muevas en la medida de lo posible.

Es importante mantenerte sano, ya que de esta manera estarás más sintonizado para las posibles entrevistas de trabajo que puedas tener.

 

Piensa en positivo

Sabemos que perder el trabajo no es fácil de digerir. Nadie quiere encontrarse en esta situación. Y más cuando las facturas te pueden inundar.

Si ves que envías muchos CV, haces algunas entrevistas, pero nadie te contrata al cabo de unos meses, es normal que pierdas cierta confianza en ti mismo. Pero, es imprescindible que siempre te mantengas seguro.

Una de las claves es ser paciente y saber que el puesto que buscas se encuentra allí fuera. Es por eso que tienes que mantener la calma y ser constante. Al final, y puede que cuando menos te lo esperes, acabarás encontrando el trabajo que quieres.

 

Aparte de todas estas cosas que debes hacer cuando pierdes un trabajo, hay una serie de otras que no (enfatizado) debes hacer. Te las contamos a continuación:

  • No culpes a nadie de forma pública. No acuses a nadie públicamente. Esta actitud hará que aparezcas como un perdedor ante el resto de la gente. 
  • No todos tienen que saber de tu situación. Dilo solo a tu círculo más cercano que te han despedido. Para evitar dar buena imagen no hables mal de alguien de tu antiguo trabajo.
  • Debes tener una actitud positiva en buscar un nuevo empleo. A nadie le importa lo que ocurrió antes, y menos quieren contratar a nuevos empleados que estén enojados o amargados.
  • No pienses que te han despedido por tu edad. La discriminación por edad, desgraciadamente, es algo que existe, pero, cuando vayas a buscar un nuevo trabajo, no digas que te despidieron por esta razón. Ya que puede que ésta no haya sido la razón, y además harás que el entrevistador piense que eres demasiado viejo para el puesto.
  • No pases por alto ningún detalle y prepárate para buscar un nuevo empleo.
  • Decir en una entrevista de trabajo que estás solo buscando un nuevo trabajo, no es lo mejor. Es más importante que te centres en tus mejores habilidades y expliques el valor que le puedes dar a la empresa.
  • No te olvides de todas las herramientas para buscar trabajo. Es bueno que intentes acaparar todos los medios posibles. Así, tus probabilidades de conseguir trabajo serán mucho mayores.
  • No te niegues a la verdad. Si realmente no te gustaba tu trabajo anterior, estás ante la oportunidad para iniciar tu propio negocio o convertir tu hobby en el trabajo a tiempo completo.

 

Como puedes ver, es muy importante que intentes ser positivo. El trabajo que quieres está allí fuera. En un futuro haremos una nueva entrada sobre los mejores portales de búsqueda de trabajo en México. No dejes de leernos.