Cómo ahorramos en México

2 minutos

En México hay un 40% de la población que no ahorra. Entre los que lo hacen (más del 40%), lo hace a partir de mecanismos informales como debajo del colchón, las tandas, préstamos familiares y otro tipo de sistemas de ahorro.

Uno de los grandes problemas que hay en ahorrar de esta manera es:

  • La persona organizadora de la tanda se puede quedar con el dinero y no repartirlo.
  • Puedes sufrir un robo en casa y que se lleven todo el dinero ahorrado.
  • Una inundación o incendio puede hacer que el dinero se eche a perder.

Pero, ¿por qué hay mexicanos que deciden ahorrar de esta forma?

La desinformación

Uno de los problemas que hay es que la mayoría de personas (sin importar su nivel de formación) tienen pocos conocimientos a nivel financiero.

Es por eso que si quieres saber más sobre cómo funciona, te recomendamos que empieces a leer artículos sobre el tema como nuestro apartado especial de finanzas personales.

Población no bancarizada

Menos del 50% de los mexicanos utiliza servicios bancarios. Es por eso que la gran mayoría desconoce de las ventajas que hay en ahorrar, invertir o administrar de mejor forma el dinero.

Solo con las opciones que brindan los bancos y las instituciones financieras pueden lograr que tu dinero crezca mediante el pago de intereses. Es por eso que te tienes que cerciorar que la tasa de interés que te proponen sea igual que la inflación. Es la manera con la que te aseguras que tu dinero no pierda poder adquisitivo.

Solo pensar a corto plazo

Aparte de ahorrar de forma informal, los mexicanos lo hacen pensando a corto plazo. Es decir, solo para cubrir las emergencias u objetivos personales inmediatos. Es por eso que con frecuencia en el último lugar se encuentran las metas de la jubilación o la inversión.

Si haces aportaciones regulares en una institución financiera de forma mensual, dejando que los intereses que ganes se vayan acumulando, vas a poder reunir una cantidad de dinero en el futuro. Piensa que con solo invertir cantidades de $100 a $500 pesos en periodos de 20 a 30 años, te van a permitir conseguir un ahorro considerable de miles o millones de pesos en este tiempo.

No se piensa en el futuro

Es muy cómoda pensar que siempre nos puede caer algo del cielo o que de repente recibiremos la ayuda necesaria. Por ejemplo, en lo que se refiere al ahorro para el retiro laboral casi la mitad de los mexicanos siguen pensando que no hace falta hacerlo, ya que confían en que sus hijos serán quienes se ocupen de sus necesidades en el futuro.

Es muy equivocado pensar en eso. Debes tener en cuenta que la jubilación está en tus manos. Es ahora cuando tienes que planear y actuar para alcanzar todos y cada uno de tus objetivos financieros, en los que tiene que estar el retiro.

Ahora no puedo porque no alcanza

Hay mucha gente que dice que no ahorra porque sus ingresos son tan bajos que solo tienen lo necesario para cubrir sus necesidades básicas, y en algunos casos tienen que pedir dinero prestado.

La verdad es que si te lo propones, puedes ahorrar. Piensa que ahorrar $10 pesos diarios te permiten llegar a la cantidad de $300 al mes, por lo que al final del año serán $3.650 pesos. En 30 podrás haber ahorrado $109.500 pesos sin tener en cuenta el rendimiento de los intereses. Es para que te hagas una idea de hasta dónde puedes llegar con poco.

Seguro que $10 pesos los gastas para cosas que realmente no necesitas, por lo que a partir de ahora quita este gasto innecesario y empieza a ahorrar. Los beneficios en el futuro pueden ser muy grandes.

×

Por favor, valora Cómo ahorramos en México