persona frente a una calculadora y facturas
Cómo hacer

Plan de ahorro: aprende cómo crear uno para cumplir tus metas

Se habla mucho de lo bueno que es ahorrar, pero desgraciadamente no siempre es fácil hacerlo.

Es probable que muchas veces te hayas preguntado cómo ahorrar con éxito luego de intentarlo varias veces y no ser capaz de sostener esos ahorros en el tiempo.

Desde Financer.com queremos ayudarte a cumplir tus objetivos. Por eso hemos creado un artículo sobre el plan de ahorro, una herramienta de planificación financiera sencilla pero muy eficaz para incentivar el ahorro.

No importa si quieres comprar un coche, una casa, pagar el viaje de tus sueños o invertir en tu propio negocio, un plan de ahorros es ideal para poner en orden tus finanzas personales.

¿Qué es el ahorro?

Para aprender cómo hacer un plan de ahorros primero conviene definir qué es ahorro.

La RAE da varias definiciones, una de ellas es: “reservar una parte de los ingresos.

Dicho en otras palabras, ahorrar es la acción de guardar dinero, lo curioso es que ese dinero se guarda hoy pensando en el mañana. Así que ahorrar es guardar dinero para necesidades futuras.

Visto desde un punto más técnico, el ahorro es el excedente de cualquier bien económico al final de un periodo.

Existen diferentes tipos de ahorro, así como diferentes instrumentos para llevarlo a cabo. Además, lo pueden realizar tanto personas como familias, empresas e incluso países. 

Puedes ahorrar por tu cuenta (bajo el colchón o en una alcancía), pero lo más inteligente es hacerlo en una cuenta que genere intereses.

Existen muchas formas de ahorrar dinero. La forma más popular es según su duración:

  • El ahorro a corto plazo: destinar una pequeña parte de los ingresos para disfrutar de ellos en unos meses o años. Generalmente está asociado a cosas más pequeñas como viajes, artículos de tecnología, entretenimiento y similares.
  • El ahorro a medio plazo: destinar una parte de los ingresos para un fin o una meta estratégica en el futuro. Para muchas personas se trata de un coche o moto, unas vacaciones a un destino costoso, el dinero para su negocio o incluso una hipoteca.
  • El ahorro a largo plazo: implica destinar un porcentaje de los ingresos a una meta muy clara, que dentro de varios años seguirá siendo una necesidad o un deseo muy grande. Suele usarse para comprar una propiedad o terreno, así como el dinero destinado especialmente para el retiro en la vejez.

Como veremos más adelante, el plazo juega un papel importante en el plan de ahorro.

¿Para qué sirve el ahorro?

Eso dependerá de lo que quieras, pues eres tú y solo tú el que decide cómo usar su dinero. Estos son los usos y motivos más populares para establecer un plan de ahorro.

  • Afrontar emergencias médicas
  • Costear imprevistos urgentes (arreglos al coche o a tu hogar)
  • Invertir
  • Adquirir inmuebles (casas, departamento) o pagar por iniciales de hipoteca
  • Comenzar o potenciar emprendimientos
  • Comprar bienes necesarios (electrodomésticos, medios de transporte, amoblado)
  • Entretenimiento y esparcimiento (vacaciones, viajes soñados, consolas de juego)
  • Asegurar el futuro en la vejez
  • Demostrar capacidad de ahorro a la banca convencional

En definitiva, el ahorro voluntario es una forma de ganar seguridad a futuro si se hace correctamente. Al cambiar el consumo presente por el futuro, podrás vencer la “gratificación instantánea” y tener la satisfacción de decir que cumpliste tus metas desde cero.

¿Qué es un plan de ahorro?

Con la definición bien clara de qué es ahorro, es momento de hablar sobre la estrella de este artículo: los planes de ahorro.

El plan de ahorro es un programa para acumular dinero de forma organizada, realista y proyectado a una meta específica.

Un plan de ahorro es un instrumento de planificación que combina las variables de dinero y tiempo. De tal forma que el plan se hace en base a tener X cantidad de dinero en Y cantidad de tiempo.

La planificación es lo que ayuda a hacer el ahorro más ameno y a visualizar las posibilidades de ahorro., mientras que el realismo ayudará a evitar la frustración y el establecer una meta especial es clave para mantener la perspectiva.

Ahorrar solo por ahorrar, sin un plan en mente y sin una meta real a futuro, puede terminar en gastos de dinero innecesarios en el proceso.

Después de todo, no sabes cuánto dinero quieres, para cuando quieres o puedes tenerlo y en qué deseas usarlo.

¿Qué beneficios te da realizar un plan de ahorro?

Muchas personas se preguntan los beneficios de un plan de ahorros personal vs simplemente acumular dinero sin una meta. Aquí están algunas respuestas:

  • Te ofrece la posibilidad de disfrutar de un futuro financiero saludable.
  • Te ayuda a alcanzar las metas que te propongas.
  • Es una protección en el caso que te enfrentes a una disminución de tus ingresos.
  • Es una forma de disciplinarse que te puede ayudar a conseguir tus objetivos.
  • Te permite realizar inversiones que ayuden a aumentar tu patrimonio.
  • Disminuye la posibilidad de pedir préstamos.
  • Podrás obtener ingresos pasivos al generar intereses.

Pasos para elaborar un plan de ahorro

Ahora que conoces la teoría, es momento de pasar a la acción y aprender a cómo ahorrar dinero a través de un plan de ahorro. Este es el paso a paso:

Analiza tu economía

Lo primero que tienes que hacer es saber si estás en la capacidad de cubrir tus gastos o si gastas más de lo que ganas. Para esto necesitas saber lo que ganas y en qué lo gastas.

Además, determina la capacidad de respuesta que tienes ante posibles eventualidades económicas.

Todo gira en torno a tus ingresos, ya sea tu salario, tu beca, mesada, las ganancias de tu negocio o de tus inversiones.

Si ya mismo no tienes un plan de ahorros, el mejor momento es ahora. No esperes a mejorar tus ingresos o disminuir tus gastos para comenzar a ahorra, de hecho es todo lo contrario. Elaborar un proyecto de ahorro comienza por esos pasos.

Identifica los gastos

Es importante que, después de analizar el estado de tus finanzas pases a tus gastos. Se recomienda organizar los gastos fijos mensuales para llevar un control más exhaustivo de estos.

Una buena idea es apuntar en una libreta, en Excel o Google Docs todo lo que gastas durante el día, la semana y el mes. Así tendrás un registro visual que facilitará el siguiente paso.

Reduce los gastos que sean prescindibles

Hay una serie de gastos (como los pagos de servicios o la renta) que no puedes prescindir de ellos. Son necesarios para tener una vida plena.

Pero hay otros gastos prescindibles o innecesarios que se pueden minimizar o eliminar.

Por ejemplo, quizás estés pagando un servicio de streaming que utilizas muy poco, haces las compras es un súper costoso, pagas el gym y vas solo dos días a la semana o no te das cuenta del dinero que suman esos tacos que comes todos los días en el negocio de la esquina.

No existe una receta, cada caso es único, por eso es importante hacer una tabla o registro para visualizar los gastos de alguna forma.

Ahorrar no significa dejar de gastar. Seguirás gastando pesos, pero un plan de ahorro te ayudará a gastar menos y ese es el dinero que destinarás al ahorro.

En definitiva, se trata de vivir por debajo de tus posibilidades. Muchas veces, cuando los ingresos son pocos o los gastos fijos son altos, un proyecto de ahorro significa vivir solo con lo necesario.

Suena duro, pero la meta es sacrificar algún tiempo del presente para tener un mejor futuro.

También puedes pensar en cómo aumentar los ingresos o generar ingresos pasivos para así encontrar excedentes que se puedan destinar al plan de ahorro, aunque este puede ser un proceso más largo y trabajoso.

Establece un presupuesto mensual

Sabiendo cuanto ganas y cuanto gastas, entonces será momento de establecer un presupuesto mensual.

La idea de hacer un presupuesto es establecer un límite y repartir mejor el dinero en los gastos que tienen durante los días, semanas y el mes entero. Sé realista con esto.

Aquí ya conoces tus gastos fijos inprescindibles y tienes una idea de cuánto gastas en un mes promedio.

Anticipa posibles gastos

Incluso si quieres ahorrar para tener dinero para emergencias y urgencias, es buena idea contemplar estos escenarios en medio del ahorro.

Por ejemplo, no es un gasto fijo pero sabes que pronto tendrás que hacer mantenimiento al coche dentro de poco. Ese gasto merece que estés prevenido para ello con antelación y que no afecte tu plan de ahorro.

Fija un porcentaje de tus ingresos para el ahorro

Depende de tus ingresos, tus gastos y del objetivo que quieras, pero lo recomendable es que destinar un porcentaje de tus ingresos al ahorro. Puede ser 5%, 10%, 20% o más, incluso puedes establecer un mínimo y simplemente ahorrar más de ese mínimo siempre que puedas.

El mejor consejo para esto es: mira el ahorro como un gasto imprescindible. Por eso es importante establecer una o varias metas financieras, pues te mantienen motivado.

“No ahorres el dinero que te queda después de gastar, gasta el dinero que te queda después de ahorrar.”

Warren Buffett

Establece metas 

Todo plan necesita de unas metas u objetivos, un plan de ahorro no es la excepción. Sino no tiene sentido planificar, medir, pensar en escenarios y hacer sacrificios. Ahorrar puede ser bastante duro, así que nadie va a ahorrar “por nada”.

Puedes comenzar por objetivos pequeños mientras creas tu hábito, la idea es mantenerte motivado para continuar.

¡Y recuerda celebrar tus metas!

Diseño de un plan de ahorro a distintos plazos

El tiempo es una variable ligada al ahorro, por eso se planifica de forma distinta según el plazo que tenga esa meta.

A corto plazo:

Se puede hacer un plan de ahorro a corto plazo para ir de vacaciones, comprar un auto, estudiar una maestría, hacer un regalo especial o lo que se te ocurra.

Cuando el plazo es corto el tiempo apremia, por lo que se recomienda ser más estricto en caso de que algún imprevisto aparezca y dañe el plan inicial. Lo mejor es un plan de ahorro mensual.

Es decir, ahorra más de lo que necesitas, si sobra elige qué hacer con el excedente pero ya con la necesidad cubierta.

Si vas ahorrar en el bacno, elige hacerlo en un producto que te permita sacar tu dinero de forma inmediata y no con previo aviso.

A medio plazo

Se habla de medio cuando el objetivo es entre 1 y 5 años. Es decir, no tienes planeado usar el dinero en unos meses.

En el ahorro mediano plazo el tiempo está a tu favor, pero no te dejes engañar porque un par de meses malos pueden desviar tu objetivo y desmotivarte. De hecho, es mejor centrase en la disciplina y no en la motivación y hacer un plan de ahorro mensual.

En estos casos es mejor abrir una cuenta de ahorro donde tu dinero esté en custodia y se saque solo con previo aviso.

A largo plazo

Ahorrar a largo plazo es un reto, pues la disciplina y motivación se ven amenazadas. Aquí el tiempo es engañoso pues la impaciencia puede aparecer.

En estos casos se recomienda dejarse asesorar por instituciones y profesionales especializados en el ahorro a largo plazo. Si los fondos son compartidos, es importante que no se pueda decidir su destico con solo uno de los ahorristas, sino con ambos.

La inflación puede jugar un papel aquí, aprende a combatir la inflación y ajusta el porcentaje de ahorro para cumplir tu meta.

Se recomienda establecer un plan de ahorro anual, pero también llevar registros mensuales para conocer los gastos e ingresos y facilitar los ajustes en caso de ser necesarios.

Métodos para ahorrar dinero

Hasta ahora no hemos hablado de un porcentaje concreto para ahorrar. Y es que, como hemos dicho, eso varía según tus ingresos, gastos fijos y metas.

Algunos expertos dicen que para el final de tus veinte años debes tener al menos medio año de tu salario ahorrado. Y para el final de tus treintas un año o más.

Sabemos que en México y América Latina en general eso puede ser irrealista y acabar desmotivándote. Así que presentamos algunos modelos de ahorro populares.

La regla del 50/30/20

Este modelo es sencillo, simplemente divide tu dinero así:

  1. Gasta hasta el 50% en gastos fijos o imprescindibles,
  2. El 30% puedes destinarlo a entrenamiento, caprichos y gastos varios (mientras menos gastes, mejor),
  3. Ahorra el 20% para lo que quieras.

El ahorro automático

Algunos bancos tienen la posibilidad de congelar tu dinero por un tiempo que tú mismo establezcas. Incluso pueden debitar tu dinero de inmediato de tu cuenta nómina o corriente, como una domiciliación.

Este plan de ahorro puede ser para ti si tienes problemas de autocontrol.

Ingresos extraordinarios  

Aunque no es una posibilidad para todos, vale la pena destacarla para aquellos que sí pueden ahorrar con ella.

Se trata simplemente de hacer un esfuerzo extra y generar ingresos adicionales durante un tiempo determinado.Puede ser con un trabajo de medio tiempo, un microemprendimiento o un trabajo de fin de semana.

Construir un ingreso adicional regular puede tomar tiempo y está más relacionado con el emprendimiento y los negocios que con el ahorro. Incluso puede ser que necesites ahorrar para ejecutar ese plan en un largo plazo.

Ejemplo de plan de ahorro

Digamos que Pancho gana el promedio de salario en México (que no el salario mínimo), que es alrededor de 15.000 MXN. La meta de Pancho siendo irse de vacaciones una semana a Monterrey. A continuación pondremos cuatro ejemplos:

  • Uno en el que se apega a la regla 50/30/20,
  • Otro en el que decide ahorrar 10% solamente,
  • Otro en el que trata de apegarse a la regla 50/30/20 y lo hace cuando se acuerda,
  • Y uno donde no ahorra.
20% de ahorro10% de ahorro Ahorrando lo que puedas Sin ahorrar
3.0001.5001.000$0
3.000 1.500 500$0
3.000 1.500 1.500$0
3.000 1.500 700$0
3.000 1.500 950$0
3.000 1.500 770$0
3.000 1.500 1.500$0
3.000 1.500 800$0
3.000 1.500 1200$0
3.000 1.500 850$0
3.000 1.500 1300$0
3.000 1.500 1500$0
36.000 MXN18.000 MXN12.570 MXN$0
Tabla de ahorro de un año

Como podrás ver, la diferencia al cabo de un año es considerable. Al cabo de un año puede ahorrar más de dos meses de sus salario si se apega a la a la regla 50/30/20, un mes si solo ahorra 10%, una cantidad interesante si ahorra lo que puede, y si no ahorra…

Por eso es importante establecer un plan de ahorro y visualizar los ingresos, los gastos, y el monto a ahorrar cada mes, así estarás más atento para corregir el rumbo o incluso celebrar tu logo económico.

Tips para ahorrar dinero

Ya sabes cómo elaborar tu plan de ahorro y lo que debes tener en cuenta. Si necesitas ideas para disminuir los gastos, aquí tienes algunos consejos de ahorro:

  • Aparte del plan de ahorro, es importante establecer un presupuesto. De esta manera, podrás calcular el porcentaje y el monto que puedes ahorrar.
  • Buscar y comparar ofertas. Intenta comparar la relación calidad-precio de los productos.
  • Prefiere ahorrar en dólares para protegerte de la inflación.
  • Evita las comprar compulsivas. Una estrategia es que, si queires comprar algo que no compras usualmente, posterga esa compra dos semanas para asegurarte que nos ea un capricho.
  • Recorta el consumo innecesario de electricidad, agua, combustible y similares. Al final todo suma.
  • Guarda una parte de tu ahorro especialmente para tu retiro y otras metas a largo plazo, así podrás ahorrar en diferentes plazos de tiempo.
  • Compara las tasas de tarjetas, cuentas de banco y préstamos antes de elegir uno.

Y recuerda, ahorrar no es invertir. Con las inversiones puedes ganar dinero, pero con el ahorro solo reservas una parte del dinero que ya ganaste.

Esperamos que tras leer este artículo tu camino al ahorro sea mucho más fácil y placentero.

Si tienes cualquier duda, escríbenos a [email protected] Desde Financer.com estaremos encantados en ayudarte. Además, no dudes en compartirlo en las redes sociales si te ha parecido interesante. ¡Muchas gracias!

¿Fue útil este artículo?

5 de 30 usuarios creen que esto fue útil

He escrito más de 3.000 artículos escritos sobre diversos temas, pero en las finanzas encontré el de mayor potencial para ayudar a los lectores, pues todos los días tratamos con dinero y la mayoría de ellos dejamos en evidencia la falta de educación financiera que existe en Latinoamerica. Pero nunca es tarde para comenzar a ahorrar e invertir.

Compartir en
Read Icon13896 lecturas
Última actualización: enero 10, 2023