Cómo hacer

Cómo evitar el sobreendeudamiento con los préstamos

Adquirir financiamiento puede ser útil en ciertos momentos de la vida, ya que en determinadas ocasiones permite enfrentarse a eventos importantes como emprender un negocio, comprar un auto, estudiar una maestría o poder solventar situaciones de urgencia inesperadas.

Si este préstamo se maneja de forma adecuada, esta es una herramienta muy útil para poder alcanzar los objetivos que se propongan.

Sin embargo, uno de los problemas más comunes es que cuando los consumidores adquieren préstamos sin tener en cuenta el endeudamiento previo o sus capacidades de pago, llevan sus deudas a una fase de sobreendeudamiento que puede superar las posibilidades económicas de ese momento.

Expertos señalan que esto no solo conduce a no cumplir las metas propuestas con el dinero que se pidió, sino que también lleva a sobreendeudarse debido a su mala gestión.

El problema es que, aparte de aumentar la deuda ya existente, genera un puntaje negativo en el historial de crédito, algo que acarreará problemas futuros en el momento de buscar nuevo financiamiento.

Lo importante es que, antes de solicitar un préstamo, la persona se plantee si realmente es necesario para lograr su objetivo.

En este artículo te queremos explicar en qué consiste el sobreendeudamiento, además de darte una serie de consejos para combatirlo. En Financer.com nos tomamos muy en serio tus finanzas personales.

¿Qué es el sobreendeudamiento?

El sobreendeudamiento es una condición que se da en el momento que no puedes cumplir con las obligaciones de pago. Es decir, cuando los ingresos y el patrimonio que tienes no te permiten responder a todas las deudas que has adquirido. El sobreendeudamiento implica que debes más dinero del que realmente puedes ganar.

Cuando te sobreendeudas el riesgo se encuentra en tus bienes personales, familiares y empresariales, aparte del futuro de tu familia. Es por eso que, antes de solicitar un crédito, analices si realmente vas a poder devolver el dinero que te prestaron más los intereses asociados.

Diferencias entre endeudamiento y sobreendeudamiento

Desgraciadamente hoy en día hay personas que adquieren créditos sin tener en cuenta su capacidad de respuesta a estos ni a los préstamos que todavía se tienen que pagar. Esta situación, tarde o temprano, acaba conduciendo a las personas al sobreendeudamiento.

Endeudarse no tiene por qué tener un efecto directo en tu situación financiera. Es normal que no se disponga del capital suficiente para permitirse ciertos productos de manera directa como es el caso de una casa. Es por eso que, a continuación, vas a enumerar las diferencias que hay entre el endeudamiento y el sobreendeudamiento:

  • El endeudamiento. Siempre es imprescindible tener controlada la capacidad de pago y no superar con las deudas que tengas el 40% del salario neto mensual. De esta manera, estarás en una situación de endeudamiento fácil de sobrellevar y que no afectará a tu economía.
  • El sobreendeudamiento. El problema empieza cuando se comienza a adquirir deudas que están por encima de tus posibilidades. En la mayoría de los casos vas a acabar sobreendeudado y necesitarás más préstamos para poder pagar a los anteriores acreedores.

10 consejos para evitar el sobreendeudamiento

1. Ten controladas todas las deudas

Si estás pensando en solicitar más financiamiento, antes de hacerlo te tiene que quedar claro cuánto dinero debes. Analiza las deudas previas que ya tienes para saber si podrás cubrir la nueva cada mes o quincena.

2. Conoce tu presupuesto real

Es necesario que tengas muy claros cuáles son tus ingresos netos y cuáles son tus gastos fijos que debes afrontar cada mes. La diferencia entre ellos te dará el importe que te sobra para poder adquirir un nuevo crédito o dedicar este dinero al ahorro.

3. Recorta gastos y descubre cuáles son tus prioridades

En el caso que tu economía se encuentre a punto de estallar o ya estés en el sobreendeudamiento, es muy importante que hagas un estudio a fondo de tu economía. Revisa cuáles son tus prioridades financieras y recorta gastos en todas las partidas que puedas. Es una manera sencilla y eficiente de hacer frente a las deudas.

4. Acude a la consolidación de deudas

Si te encuentras en una situación extrema, lo mejor para salir de ésta es que consolides la deuda. Lo que hacen estas empresas es liquidar tus préstamos para crear un único que equivalga a todo el dinero que debes. De esta manera, vas a conseguir una única cuota reducida con la que podrás asumir los pagos. Es imprescindible que siempre evites caer en los impagos.

5. Aumenta tus ingresos

Puedes iniciar un pequeño emprendimiento que no requiera de una inversión ni tenga un riesgo alto. Por ejemplo, puedes dar clases de refuerzo a niños y adolescentes o preparar comida a domicilio desde tu casa.

6. Paga tus deudas de forma puntual

Así evitarás generar los intereses moratorios que siempre son más elevados que los acordados. Una opción interesante para pagar cuando toca es que establezcas una estrategia que considere un plazo de pago para cubrir la deuda.

7. Define cuáles son tus prioridades de consumo

Y, si es necesario, recorta los gastos evitando las compras por impulso. Esta es la parte más importante para ahorrar dinero y cubrir lo más pronto que puedas las deudas que ya tienes.

8. Realiza un plan financiero

Si no puedes lograr tus objetivos de ahorro, establece cuál es el ingreso disponible para poder pagar la deuda. Recuerda que en lo posible los pagos de tus préstamos no deben superar el 30%-40% de tus ingresos mensuales. Es decir, no gastes más de lo que ganas, ya que en algún momento la situación dejará de ser sostenible.

9. No aceptes deudas que no has solicitado

Puede que las ofertas parezcan muy atractivas, pero debes recordar que adquirir dinero adicional sin ningún propósito se va a convertir en una obligación financiera que disminuirá tus ingresos disponibles cada mes y tu capacidad de ahorro para el futuro.

10. Evita que las deudas se conviertan en un círculo vicioso

Bajo ningún concepto utilices créditos para pagar gastos cotidianos, de la misma forma que no hagas anticipos en efectivo con las tarjetas de crédito para pagar deudas vigentes. Tarde o temprano estos hábitos se van a volver insostenibles y redundarán en el impago de tus deudas.

Cómo gestionar tus finanzas

Ahora que ya sabes cómo evitar el sobreendeudamiento, te vamos a dar algunas claves de cómo manejar mejor tus finanzas personales:

  • Realiza un presupuesto personal para conocer de cuánto dispones para gastar y ahorrar.
  • Organiza tus gastos por prioridades y elimina los gastos que no sean necesarios. No gastes en cosas que no se encuentren en los presupuestos.
  • Prioriza el pago de las deudas que tienes. Es decir, cuanto antes las pagues mejor.
  • Intenta evitar el uso de la tarjeta de crédito cuando tengas efectivo disponible y déjala solo para imprevistos o pagos a fin de mes. Tampoco tiene sentido que acumules tarjetas: una de crédito y otra de débito son más que suficientes.

Ahora ya conoces todo sobre el sobreendeudamiento y las formas que hay para evitarlo. Si tienes cualquier duda, nos puedes escribir a [email protected]. Desde Financer.com estaremos encantados en ayudarte. ¡Muchas gracias por leernos!

Tipos de préstamos

Lee nuestros mejores consejos

AutorRaimon Moreno

Country Manager de Financer México. Especialista en Finanzas y Economía, responsable del mercado mexicano desde 2018.

Compartir en
Read Icon817 reads
Última actualización: abril 3, 2021