Una persona con los brazos abiertos en un campo que se pierde de vista
Cómo hacer

Cómo alcanzar la libertad financiera

¿Qué es la libertad financiera?

Aunque es un término bastante personal, estamos seguros que se refiere a la riqueza en tiempo y no en dinero.

Libertad financiera es la capacidad de poder hacer con el dinero lo que se quiera, sin tener problemas económicos para seguir generando dinero que permita continuar e incluso mejorar ese nivel de vida.

Hay gente que tiene mucho dinero, pero no son realmente libres porque se encuentran atrapados en sus empleos, negocios, deudas o su nivel de vida.

Aun teniendo dinero, no tienen libertad de hacer lo que quieran con él. Ya sea porqué deben gastarlo en ciertas cosas o simplemente no tienen tiempo para gastarlo como desean. Se convierten en esclavos de su propio estilo de vida.

En este artículo, te explicaremos como puedes llegar a la independencia económica para disfrutar plenamente de la vida. Desde Financer.com queremos que seas feliz.

Libertad financiera

Cómo tener libertad financiera

La tan anhelada independencia financiera está estrictamente relacionada a conceptos económicos básicos:

  • Nivel de vida,
  • Ingresos,
  • Gastos,
  • Activos,
  • Pasivos,
  • Inversiones.

Evitaremos los términos técnicos y explicaremos desde el punto de vista práctico cómo alcanzar la independencia económica.

Analiza cómo quieres que sea tu vida y qué necesitas para alcanzar la libertad financiera

Es importante recalcar que este es un concepto muy personal. Lo primero sería definir qué es la libertad financiera para ti y así te será mucho más fácil trabajar para conseguirla.

Si reconoces lo que quisieras hacer con esa libertad de tiempo y estableces una estimación de la cantidad de dinero que necesitas para sostener ese nivel de vida, convertirás el sueño en una meta, y así podrás trazar un plan.

Ahorra lo que puedas

El dinero que ahorres te va a servir para el proceso de alcanzar la libertad financiera. Ahorrar ha de convertirse en un hábito para ti.

Según expertos en finanzas personales, una de las mejores formas de empezar es “pagándote” a ti mismo. Eso significa que, cuando recibas tus ingresos mensuales, lo primero que debes hacer es ahorrar un pequeño porcentaje de lo que hayas cobrado. 

Lo ideal es que pongas ese dinero a una cuenta distinta a la que usas regularmente. Debes tener claro que es un dinero que no vas a poder gastar. Solo recurre al mismo si ves que tus fuentes de ingresos se reducen de forma drástica.

Trata de aumentar tus ingresos

Intenta ser mejor en tu trabajo para intentar aumentar tus ingresos. Esto
puedes hacerlo de muchas formas:

  • Prepárate profesionalmente (facilita ascenso y acceso a mejores empleos),
  • Consigue un trabajo adicional,
  • Emprende tu propio negocio
  • Invierte responsable e inteligentemente.

La idea de fondo es generar más ingresos para que puedas alcanzar la
libertad financiera.

Eso sí, debes evitar quedarte atrapado en un trabajo que
te absorba todo el tiempo y energía.

Si crees que no estás ganando el dinero suficiente en el trabajo que tienes
y, además, no te conceden un aumento de sueldo, puedes que haya llegado el
momento de que consideres cambiar de trabajo para conseguir uno mejor
remunerado.

Aunque tus ingresos aumenten, mantén tu nivel de vida

En cuanto tus ingresos empiecen a subir, no cometas el error de aumentar tu
nivel de vida. Lo ideal es que lo mantengas sin importar cuánto dinero recibas.

Piensa que si aumentas el nivel de vida y tus nuevas fuentes ingreso fluctúan,
acabarás gastando más dinero del que tienes ahora e incluso más de lo que
gastabas antes, alejándote de la libertad financiera.

Controla tus gastos

Es importante ser consciente de los costes ocultos asociados a la compra de determinados bienes y propiedades. Mientras más altos los gatos fijos, los asociados también podrían serlo.

Por ejemplo, cuando decides comprarte un auto no solo debes tener en cuenta el importe de este, sino que tienes que incluir otros gastos como son el seguro, la gasolina, el aparcamiento o posibles multas y reparaciones.

No te endeudes

¡Las deudas son uno de los peores enemigos del ahorro y de la libertad financiera!

Expertos en finanzas personales siempre invitan a evitar la deuda innecesaria. Especialmente si tu capacidad de pago es ajustada.

En el caso que tengas deudas, intenta cumplir con ese compromiso a tiempo, evitando así intereses moratorios y otros cargos por impagos. Mientras antes puedas salir de tus deudas, mejor.

Trata de simplificar tu vida y haz lo que realmente te interesa

Antes te invitamos a mantener tu nivel de vida, eso es primordial si aumentan tus ingresos.

No obstante, podría ser insuficiente para algunos, mientras que otros se darán cuenta de que incluso pueden vivir por debajo de esas posibilidades.

Simplifica tu vida para reducir tus gastos e invertir mejor tu tiempo. De esta manera tendrás vía libre para alcanzar tus objetivos de independencia financiera.

Invierte en ti mismo

Mientras dependas de un trabajo para vivir, el estar mejor preparado te
facilitará que puedas obtener mayores ingresos tu área de empleo.

Incluso lo mismo aplica si eres emprendedor con un pequeño negocio o marca
personal.

Analiza tus límites autoimpuestos y tu relación con el dinero

Examina tus ideas y elimina de tu mente cualquier limitante o concepto negativo relacionado con el dinero, el trabajo, la libertad y el éxito.

Parece algo más filosófico que financiero, pero si crees que no puedes ahorrar, generar más ingresos y saboteas tu felicidad de otras formas, eso afectará la ejecución de tus planes.

Invierte el dinero inteligentemente

Desgraciadamente, ahorrar y disminuir tu ritmo de gastos en no es suficiente para que crezca tu dinero. ¡Necesitas que este tenga unos buenos rendimientos!

Considera que el efecto negativo de la inflación hace que cada año valga menos el dinero. La mejor de aumentar tu capital es invertirlo (ya sea en la bolsa, en inmuebles, criptoactivos o similares).

Trabaja para poder tener activos que te generen unos ingresos pasivos

La libertad financiera requiere tener activos que te generen los ingresos
pasivos necesarios para sustentar tu estilo de vida sin ser esclavo del mismo.

Para que puedas ser dueño de tu tiempo, primero tendrás que trabajar duro
para conseguir los activos que te den la independencia económica.

Más adelante hablaremos del papel de las inversiones y los
ingresos pasivos en la libertad financiera.

Se paciente y constante

La verdad es que este proceso no será fácil. Tendrás que trabajar duro, recordarte constantemente tu motivación y aprender de tus errores, que seguro comentarás más de uno (¿y quién no comete errores?).

Saber cómo alcanzar la libertad financiera es un camino de autoconocimiento más de conocimiento en el campo financiero.

Los ingresos pasivos

Ahora que sabes qué es la libertad financiera, es momento de hablar sobre una de las mejores formas de lograr independencia financiera: los ingresos pasivos.

Cuando alcanzas la libertad financiera, tus ingresos ya no vienen de dedicar
el tiempo para trabajar para otros, sino que vienen de activos que te
proporcionan ingresos pasivos tan elevados como para mantener tu
nivel de vida.

Debes tener en cuenta que si tienes un elevado nivel de vida, tus ingresos
pasivos tendrán que ser mayores.

Ejemplos de ingresos pasivos

Los ingresos pasivos se puedes dividir de dos maneras:

  1. Los ingresos pasivos de origen financiero. Estos son dividendos, intereses, etc. El dinero trabaja por ti y va generando beneficios.
  2. Ingresos pasivos que requieren de un sistema, negocio o producto que de una forma automatizada te va proporcionando unos ingresos recurrentes y estables.

Hay muchos tipos de ingresos pasivos. Hemos creado esta lista con los más populares a modo de ejemplo:

  • Intereses de cuentas de ahorros.
  • Dividendos de acciones.
  • Trading
  • Derechos de autor de música o libros.
  • Derechos de licencia de patentes de inventos.
  • Programa de afiliados de YouTube y similares.
  • Renta de viviendas u otros inmuebles.
  • Ganancias de negocios offline.
  • Venta de productos digitales.
  • Marketing de afiliados.
  • Tiendas online automatizadas y con procesos subcontratados.

¿Cómo tener libertad financiera si tengo un trabajo?

Luego seguro tendrás que empezar a hacer pequeños cambios en tus rutinas y hábitos para aumentar tu nivel de ahorro.

A la par puedes iniciar un proceso de formación o por tu propia cuenta que te permita conseguir mejores oportunidades, las cuales te ayuden a ahorrar más. Puede ser prepararte para un ascenso un nuevo empleo más calificado.

La independencia económica no es una línea recta, muchos llegan a ella al lograr su propio negocio, para lo cual solicitan un préstamos para emprendedores, lo que significa adquirir deuda por algún tiempo, pero con la promesa de mayor libertad financiera en el futuro.

El siguiente paso es invertir parte de tu dinero en activos que te ayuden a generar más dinero para aumentar tu nivel de libertad.

¿Cuál es el mejor libro de libertad financiera?

A continuación una lista con recomendaciones de libros de libertad financiera:

  • “Los secretos de la menta millonaria” T. Harv Eker
  • “Te enseñaré a ser rico” Ramit Sethi
  • “The Millionaire Fastlane” MJ DeMarco
  • “Psicología del dinero” Morgan Housel
  • “Queremos que Seas Rico” Donald Trump y Robert T. Kiyosaki
  • “Finanzas Personales Para Dummies” Vicente Hernández
  • “La transformación total de su dinero” Dave Ramsey

Una mención aparte merece “Padre rico, padre pobre” de Robert T. Kiyosaki, quien popularizó el término y lo llevó a un mayor público gracias a su visión sobre cómo alcanzar la libertad financiera.

Si quieres que otras personas también puedan conseguir la libertad financiera, comparte este artículo en tus perfiles de tus redes sociales. ¡Muchas gracias por leernos!

Y en el caso que tengas preguntas o dudas, nos puedes escribir a [email protected] Desde Financer.com estaremos encantados en ayudarte.

¿Este artículo te ayudó?

  • Sé el primero en opinar

    He escrito más de 3.000 artículos escritos sobre diversos temas, pero en las finanzas encontré el de mayor potencial para ayudar a los lectores, pues todos los días tratamos con dinero y la mayoría de ellos dejamos en evidencia la falta de educación financiera que existe en Latinoamerica. Pero nunca es tarde para comenzar a ahorrar e invertir.

    Compartir en
    Read Icon2758 lecturas
    Última actualización: junio 15, 2022