Entrevista de trabajo

inutos

Las entrevistas de trabajo, por lo general, son unos momentos en que la gente pasa nervios y angustia ya que se ve evaluada por todos los frentes.

Tener una entrevista de trabajo es igual o más complicado que los exámenes finales de la universidad. El problema es que es algo para lo que no te preparan en la escuela o la universidad e, irremediablemente, casi todo el mundo tiene que pasarla como mínimo una vez en su vida.

Ponerse tan nervioso en una entrevista es algo normal porque generalmente un trabajo te brinda una cierta estabilidad financiera aparte de un posible progreso en la carrera profesional.

Estar nervioso es una respuesta natural del cerebro. Es el resultado de un miedo neurótico a lo desconocido y a lo que puede pasar. Aparte, también le tienes que añadir la ansiedad de no saber las preguntas para una entrevista y si estarás a la altura de éstas.

Para poder afrontarlo mejor y que te sientas más seguro de ti mismo, es imprescindible que te prepares mentalmente para tener la situación, en la medida que se pueda, bajo control. El estar preparado en una entrevista es una de las claves para que ésta sea exitosa.

En esta entrada te vamos a dar toda la información sobre las entrevistas de trabajo para que así tengas toda la información que resulta importante. De esta manera estarás más preparado y así las posibilidades de éxito en la próxima entrevista laboral serán más altas.

 

Qué es una entrevista de trabajo

Seguro que muchas veces te has preguntado para qué sirve una entrevista de trabajo. 

Pues la entrevista de trabajo es la técnica más utilizada en los procesos de selección de personal. Ante un puesto de trabajo o vacante, se establece el perfil del candidato y, a través de la entrevista, se elige a uno de los candidatos para cubrir el puesto en cuestión.

En otras palabras, una entrevista de trabajo es una actividad clave en el proceso de selección del personal. Como es de suponer, se elige a la persona que se considero mejor para el empleo vacante.

 

Características de una entrevista de trabajo y sus tipos

A lo mejor ya lo sabes o no, pero desgraciadamente no hay un solo tipo de entrevista de trabajo, sino que hay muchos.

Si haces una búsqueda rápida en Internet, verás que hay bastantes tipos de entrevistas de trabajo que se dividen según una serie de características. A continuación, te las vamos a resumir un poco:

 

Según el número de participantes

  • Entrevista individual: es una de las más utilizadas. En ésta estás tú solo con el entrevistador. 
  • Entrevista en grupo: esta permite evaluar distintas competencias de los aspirantes al puesto de trabajo. Además. Permite observar la interacción entre los participantes.
  • Entrevista de panel: en esta hay varios entrevistadores que entrevistan al candidato. Cada entrevistador evalúa al candidato según sus propios criterios.

 

Según el procedimiento

  • Entrevista estructurada: esta sigue una serie de preguntas fijas que se han preparado antes y se aplican las mismas preguntas a todos los entrevistados.
  • Entrevista no estructurada: a diferencia de la anterior, se trabaja con preguntas abiertas, sin un orden preestablecido, adquiriendo las características de una conversación y permitiendo la espontaneidad.
  • Entrevista mixta: esta es una mezcla de las dos anteriores. Tiene los beneficios de ambas, y permite comparar entre los diferentes candidatos y también profundizar en las características específicas de ellos.

 

Según el modo

  • Entrevista cara a cara: es una entrevista presencial. El entrevistador y el entrevistado se encuentran en la misma habitación. Se tiene en cuenta la comunicación no verbal. 
  • Entrevista telefónica: como su nombre indica, se hace por teléfono. Se acostumbra a hacer para filtrar el número de candidatos.
  • Entrevista online: se hace en procesos donde hay muchos candidatos a una oferta. Normalmente la utilizan las grandes empresas. Como la anterior, también sirve para filtrar.
  • Por correo electrónico: en estas se envía una serie de preguntas donde el entrevistado tiene que enviar de vuelta las respuestas. Se comprueban habilidades específicas que serán utilizadas en el lugar de trabajo.

 

Otros tipos de entrevista

  • Entrevista por competencias: esta es utilizada por especialistas en Recursos Humanos para llegar a saber si la persona que es entrevistada es la persona idónea para el trabajo que se oferta. Normalmente se centra en la obtención de ejemplos conductuales de la vida personal, académica, etc.
  • Entrevista de provocación de tensión: se emplea especialmente a directivos. El objetivo es crear tensión o situaciones que sean estresantes para valorar la capacidad resolutiva de problemas.
  • Entrevista motivacional: se encamina a ayudar a las personas y estimularlas para que comparen las ventajas y desventajas de ciertas situaciones. De esta manera se pueden provocar cambios positivos en su conducta.

 

Tipos de preguntas en una entrevista de trabajo (y sus respuestas)

Ha llegado el momento de la entrevista de trabajo, ya estás a punto de entrar por la puerta que decidirá tu futuro laboral próximo. 

Seguramente más de una vez hubieras querido saber de antemano cuáles son las preguntas para una entrevista de trabajo. Desgraciadamente nosotros no podemos contestar a esta pregunta, pero sí que te podemos decir cuáles son las preguntas frecuentes en una entrevista de trabajo.

Es muy importante saber cómo hacer una entrevista de trabajo. Pero, si ya sabes más o menos qué te pueden preguntar, es una cosa que ya llevas ganada.

A continuación, te vamos a decir cuáles son las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo con sus posibles respuestas, para que vayas así más preparado (aunque ten en cuenta que puede que no siempre te pregunten las mismas cosas).

 

Háblame de ti

Ésta es una pregunta muy típica en una entrevista de trabajo. Ante esta cuestión, lo mejor es que expliques cuáles son tus intereses, competencias y experiencia que pueden convertirte en el candidato idóneo para el puesto de trabajo en cuestión.

Lo mejor es que evites hablar de aspectos irrelevantes que no tengan nada que ver con la posición que eres candidato. Es importante que refuerces los aspectos que sean interesantes para la oferta.

 

Qué sabes de la empresa y del puesto de trabajo

Es bueno que hayas mirado un poco de qué trata la empresa donde estás solicitando el trabajo y que también sepas qué es lo que están buscando para el puesto de trabajo.

No saber nada de la empresa o del puesto de trabajo demuestra muy poco interés para la oferta de empleo.

 

Dónde te ves en 5, 10 o 15 años

En las entrevistas de trabajo normalmente te pueden hacer este tipo de cuestión que a veces puede resultar un poco incómoda de responder. 

Aquí es imprescindible que hagas saber al entrevistador que esperas desarrollarte profesionalmente asumiendo responsabilidades más altas en la empresa gracias a tu labor.

Tienes que demostrar que estás comprometido y, además, tu orientación a un desarrollo profesional en la empresa a la que quieres trabajar a largo plazo.

 

Por qué quieres cambiar de trabajo

Esta pregunta te la van a hacer si tienes un trabajo y lo vas a cambiar. Lo mejor es que contestes de manera honesta y lo más rápida posible, sin ser negativo con tu trabajo o empresa actual.

El objetivo aquí es que compartas brevemente lo que has aprendido y qué habilidades te gustaría seguir desarrollando.

 

Por qué dejaste el trabajo anterior

Como en el caso anterior, no hables mal de tu anterior trabajo (aunque la experiencia fuera muy mala). La respuesta tiene que enfocarse más en ti que en la empresa donde trabajabas.

 

Qué expectativas salariales tienes

Si te hacen esta pregunta en una entrevista de trabajo, tienes varias opciones:

  • Esperar a que la empresa te haga la primera propuesta.
  • Dar a conocer una banda salarial en la que te moverías poniendo en valor tu experiencia y formación.

 

Puedes trabajar bajo presión

Esta es una pregunta trampa porque sólo tiene una respuesta posible: sí. Si lo crees conveniente, puedes poner un ejemplo de algún problema que hayas tenido en tu anterior trabajo y como lo solucionaste de forma positiva.

 

Te consideras preparado para el puesto de trabajo

Es importante que recalques los aspectos más fuertes del perfil que solicitan para el puesto de trabajo. requisitos

También debes ser sincero y decir que los otros puntos los controlas a nivel medio pero que te encantaría seguir aprendiendo y creciendo en esas áreas.

 

Cuánto tiempo aspiras a trabajar con nosotros

En esta respuesta no tienes que decir la verdad ya que, aunque no vayas a trabajar con la empresa para toda la vida, lo mejor es que digas lo más largo posible.

Esta respuesta dará seguridad a la empresa y además le va a garantizar que no dejarás el trabajo después de unos meses de empezar.

 

Cuál es tu principal fortaleza

Aquí tienes la ocasión perfecta para hablar sobre tus cualidades. Puedes elegir una que sea importante para el trabajo que quieres. Es imprescindible que enfatices como haces uso de ella para tener éxito en la posición actual en que trabajas.

 

Cuál es tu principal defecto

En esta pregunta tienes que huir de los tópicos y escoger una debilidad en la que hayas estado trabajando para mejorar.

Una buena idea es comentar como te afectaba esta debilidad a tu trabajo en el pasado. A continuación, tienes que explicar los pasos que has seguido para mejorarla. Si lo crees conveniente, puedes dar un ejemplo específico de cómo has mejorado esta debilidad.

 

Por qué deberíamos contratarte

Para responder correctamente a esta pregunta primero debes de haber analizado bien la oferta de empleo, para así saber qué competencias y exigencias tiene la posición que estás solicitando.

Puedes enfocar tu respuesta en la experiencia, formación y actitud y de que manera puedes contribuir al formar parte del departamento donde quieres conseguir el trabajo.

 

Consejos para una entrevista de trabajo

Aparte de las preguntas más frecuentes en una entrevista de trabajo, que son una parte muy importante, también es bueno que sigas una serie de consejos de cómo hacer una entrevista. 

Seguramente cada persona tiene sus métodos, pero desde Financer.com te queremos dar una serie de consejos para que los tengas en cuenta cuando tengas una entrevista de trabajo:

  • Prepara la entrevista bien, o sea que lee toda la información posible sobre la oferta de trabajo y la empresa donde aplicas para el puesto.
  • Debes prepararte para convencer. Es importante que muestres tu interés, tu pasión por el trabajo que quieres. Demuestra que realmente ese es el empleo que estás buscando y trata de convencer al entrevistador de forma apasionada, pero sin pasarse.
  • Si puedes, haz un poco de deporte antes de la entrevista. Hacer deporte aumenta la liberación de endorfinas que, como se ha podido demostrar, disminuye el estrés en general y te hará sentirte más positivo y energético.
  • Escucha música de camino a la entrevista. La música también ayuda a aliviar el estrés. Aparte de alegrarte, te quitará de la mente toda la ansiedad y las dudas que puedas tener.
  • Haz un plan para después de la entrevista de trabajo. Aunque no te den el trabajo al final, es importante que hagas algo justo después. De esta manera antes de la entrevista pensarás en algo más que no sea en ésta.

 

Lo que debes hacer durante la entrevista de trabajo

Aparte de los consejos que te hemos dado, también debes tener en consideración una serie de aspectos durante la entrevista: Información

  • Deja los nervios de lado y estate atento las preguntas, ya que queda muy mal no escuchar y que el entrevistador tenga que preguntar de nuevo.
  • No interrumpas al entrevistador mientras está preguntando. Deja que acabe de formular las preguntas.
  • No te distraigas mirando todo lo que hay en la oficina. Es importante que mantengas el contacto visual con el entrevistador.
  • Utiliza el sentido del humor en su justa medida. Aunque no lo creas, este es una de las mejores maneras para desestresarse. Aparte, también puedes crear vínculos con el entrevistador.
  • Mantén la calma, ya que el lenguaje corporal sí que importa. Una persona calmada aporta más seriedad.
  • Habla de forma concisa. No intentes expandirte más de lo necesario. Tienes que ir al punto de la cuestión de forma entendible.
  • Habla sobretodo de lo que sabes hacer. Si es necesario pon ejemplos para que el entrevistador lo vea más claro.
  • Y siempre sé consciente que estás en una entrevista. Aunque al final esta tenga un tono amistoso, ten en cuenta que el entrevistador no es tu amigo. Así que mantén la profesionalidad.

 

Lo que no debes hacer en una entrevista de trabajo

Aparte de los consejos y cosas que debes hacer en una entrevista de trabajo, debes tener en cuenta una serie de cosas que no debes hacer. Es muy importante tenerlas en consideración, ya que de hacerlas pueden perjudicarte, y mucho, en una entrevista. Algunas de éstas son: 

  • No llegues tarde. Tienes que llegar a tiempo o antes. Piensa que no llegar a la hora da muy mala imagen, por lo que empezarás con mal pie la entrevista.
  • Ten cuidado con el vocabulario que utilices. Aunque la entrevista de trabajo sea muy distendida, debes procurar tener un vocabulario lo más profesional posible y evitar las expresiones coloquiales.
  • No te quedes en blanco. Como comentamos en puntos anteriores, hay algunas preguntas para entrevistas de trabajo que se repiten en la mayoría de éstas. Si ya las sabes, evitarás episodios comprometidos en que no sepas qué contestar.
  • Intenta no preguntar sobre los beneficios o las vacaciones en la primera entrevista. En general no están bien vistas este tipo de preguntas. Se acostumbran a decir cuando el proceso de selección ya se encuentra más avanzado.
  • Cuida tus gestos. El lenguaje no verbal es analizado por los entrevistadores ya que lo consideran una parte importante. Es aconsejable que evites gestos como cruzarte de brazos, reclinarte demasiado en la silla o mostrarte frágil.
  • No hables más de lo que debes escuchar. Si te pones nervioso en una entrevista de trabajo, respira hondo y relájate. Debes confiar en ti mismo en todo momento.
  • No improvises. Antes de ir a una entrevista tienes que investigar a fondo sobre la oferta de trabajo y la empresa que quieres que te contrate.
  • No interrumpas al entrevistador. Espera tu momento para decir algo, ya que tienes que dejar a la persona que entrevista que formule las preguntas. Y tómate unos pequeños segundos antes de contestar. Así evitarás la precipitación.
  • No respondas de forma demasiado corta o larga. Las respuestas, en general, tienen que durar más de 20 segundos y menos de 2 minutos. Intenta evitar, en la medida de lo posible, los monosílabos. 
  • No conocer tu propio CV. Es imprescindible que sepas tu propia vida laboral. Tienes que buscar ejemplos que has vivido que puedan potenciar tus habilidades.
  • No te humilles para conseguir el puesto de trabajo. Deja claro que te interesa y que eras la persona ideal. Pero, siempre mantén el tipo y no te rebajes. Aunque tengas muchas ganas de que te contraten.
  • No te muestres apático. Es una oportunidad única para poder generar una buena impresión. Debes sonreír siempre que la situación te lo permita, también tienes que ser positivo y entusiasta.
  • No falsees u ocultes información sobre tu vida personal. Un buen entrevistador detectará incoherencias en tu vida profesional. Y no darás una buena imprevisión ya que no desprenderás confianza.

 

Qué hacer si no consigues el trabajo

Si después de la entrevista de trabajo no has conseguido el puesto, lo más importante es que no te desanimes. Piensa que las probabilidades que te elijan en la primera entrevista de trabajo no acostumbran a ser muy altas.

Lo bueno de tener trabajo es que te permite una economía estable y una fuente de ingresos frecuentes. Así, si tuvieras cualquier tipo de emergencia podrías tirar de la liquidez que te ofrece un trabajo o de préstamos y minicréditos.

Pero, como hemos dicho al principio de este punto, no te desesperes, porque tu oportunidad está allí fuera, y, más temprano que tarde, acabará llegando.

 

Cómo vestir para una entrevista de trabajo

El cómo ir a una entrevista de trabajo es un tema muy importante. Causar una primera impresión visual puede resultar imprescindible para el devenir de la entrevista de trabajo.

Es por eso que te queremos dar una serie de consejos de cómo vestir para una entrevista de trabajo: 

  • Investiga un poco la cultura de la empresa y qué código de vestuario tienen. Si conoces a alguien que trabaja allí, pregúntale como suele vestir la gente en la empresa.
  • Utiliza ropa con la que te sientes cómodo. No tienes que vestir algo con lo que te sientes como si fueras disfrazado, pero sí que tienes que transmitir profesionalidad.
  • Los colores de la ropa que lleves tienen que ser neutros. Intenta que no sean muy llamativos.
  • Evita llevar muchas joyas (en el caso de las mujeres). Si tienes un piercing lo mejor es que te lo quites para la entrevista de trabajo. Y si tienes tatuajes, tápalos.
  • Siempre debes ir a una entrevista de trabajo bien aseado, con las uñas limpias, la barba bien cuidada o afeitada y el pelo limpio.
  • Independientemente si se trata de una empresa formal o informal, lo mejor es que apuestes por una imagen discreta y clásica. Debes dejar de lado las estridencias, como, por ejemplo, los colores llamativos.