Finanzas Personales

Entiende cómo manejar tus finanzas personales. Lee todos los artículos, guías y consejos sobre este tema en nuestro sitio. ¡A qué esperas! Empieza a ver como mejora tu situación económica personal.

Qué son las finanzas personales

Las finanzas personales son la gestión financiera que requiere un individuo o una familia para presupuestar, ahorrar y gastar sus recursos monetarios a través del tiempo teniendo en cuenta los riesgos financieros que pueda haber y los acontecimientos del futuro. 

En el momento de organizar las finanzas personales, deberías tener en cuenta cómo se ajustan a tus necesidades una serie de productos bancarios como las cuentas corrientes, las tarjetas de crédito, los préstamos personales; o la inversión de capital privada como las acciones en la bolsa de valores o los fondos de inversión. También debes tener en cuenta otros aspectos como los seguros o la jubilación.

 

Por qué es importante conocer bien las finanzas personales

Es fundamental entenderlo bien para saber cómo funcionan tus finanzas personales y así saber cómo debes manejar el dinero. Es importante que seas consciente de que cada decisión que tomes al usar tu dinero, ya sea un gasto o una inversión, es una decisión que puede beneficiar o perjudicar tu calidad de vida ahora y en el futuro.

Si sabes administrar bien tu dinero, éste puede generar más riqueza a largo plazo que progresar en tu carrera profesional para tener un mejor salario.

Es muy importante que tengas una visión de futuro. Puede que hoy las cosas te vayan bien, pero no puedes saber a ciencia cierta lo que pase el día de mañana. Por eso, es importante que sepas manejar las finanzas conscientemente para posibles problemas en el futuro. Es necesario que sepas cómo planificarlas.

 

¿Cuál es el proceso de planificación de las finanzas personales?

Una de las claves de las finanzas son su planificación. Este es un proceso dinámico que requiere un seguimiento y una evaluación periódica. Pero, por lo general, debes seguir los siguientes pasos:

  1. La evaluación: Tu situación financiera se evalúa mediante la compilación de versiones simplificadas de los estados financieros. En una declaración de renta personal debes enumerar cuáles son los ingresos y los gastos.
  2. El establecimiento de objetivos: Es bueno que tengas varios objetivos en común, incluyendo una mezcla de objetivos a corto y largo plazo. Un ejemplo de objetivo a largo plazo es fijarte una cantidad que quieres para la jubilación, y uno a corto plazo es ahorrar para las próximas vacaciones. Estableciendo objetivos te ayudas a cumplir unos requisitos financieros específicos, como ahorrar dinero cada mes. 
  3. La creación del plan: El plan financiero detalla cómo llevar a cabo los objetivos que te hayas propuesto. Puedes incluir en este plan, por ejemplo, la reducción de gastos innecesarios, aumentando los rendimientos del trabajo, o invertir en la bolsa de valores.
  4. La ejecución: La ejecución del plan financiero requiere, la mayoría de las veces, que seas disciplinado y perseverante.
  5. La vigilancia y la re-evaluación: A medida que pasa el tiempo, el plan financiero es vigilado por posibles ajustes o re-evaluaciones. Es también imprescindible que tengas un plan previo de contingencias para casos especiales.

 

¿Cómo se pueden mejorar las finanzas personales?

Si haces una búsqueda rápida en Internet, encontrarás mil y una formas de cómo mejorar tus finanzas. Es por eso que aquí te vamos a comentar los más importantes, para así, poder mejorar tus finanzas personales.

 

Dedica tiempo a tu economía y tus finanzas personales te lo agradecerán

Debes tener en cuenta que ningún millonario se ha hecho rico tomando el sol en la playa. La educación financiera es muy importante. Es necesario que analices tus gastos y luego mires las opciones de inversión que hay para hacer crecer tu dinero.

 

Liquida tus deudas pendientes

Siempre que puedas ve pagando las deudas que tengas. Aprovecha los ahorros para solventar los pagos que debas afrontar. Es muy importante que las deudas que tengas no superen el 30% de tus ingresos.

 

Hacer la diferencia entre los gastos e ingresos lo más grande posible

Ésta es la regla número uno de las finanzas personales. Debes tratar de disminuir al máximo tus gastos y aumentar lo más posible tus ingresos. Es necesario que tus gastos sean menores al dinero que ganas. El dinero que no uses en tu consumo tiene que ir directamente a tus ahorros, y estos irán aumentando mes a mes. 

Para disminuir tus gastos y empezar a ahorrar puedes ir creando un presupuesto personal donde planeas cuánto dinero vas a destinar para cada aspecto de tu día a día, como el transporte, la comida, la salud, el entretenimiento, etc. Así, podrás ver cuáles de estos gastos son prescindibles y empezar a ahorrar.

 

Divide tus ahorros en diversos fondos

Ten a mano un fondo para emergencias y otro para tu jubilación. Así, si algún día tienes problemas económicos, podrás tirar del fondo de emergencias.

Cuando ya tengas estos dos fondos y hayas ahorrado durante un tiempo, puedes crear otros fondos dependiendo de tus necesidades e ingresos. Estos pueden ser fondos de ahorro para objetivos a corto, mediano y largo plazo. O tener un fondo para la universidad de tus hijos, para un auto, negocio o casa.

 

Que el dinero trabaje por ti sin que tú tengas que trabajar

El dinero que tienes ahorrado se puede invertir para que genere rendimientos y, además, no pierda su valor cada mes debido a la inflación.

Ejemplos posibles de inversión son: los fondos de inversión, los rendimientos generados en tu cuenta bancaria, tu propia empresa, acciones que fluctúan en la bolsa de valores, o la renta que recibes de inversiones en bienes raíces.

 

Invierte fuera de tu negocio

Es importante que no juegues todo tu dinero a una sola carta. Es algo que vamos reiterando a lo largo de este artículo y en otros.

La diversificación es muy necesaria e imprescindible. Así disminuirás tu riesgo de inversión en el largo plazo.

 

Revisa tu crédito con regularidad

Es muy importante que sepas que dice el historial crediticio de ti. Éste dice a los prestamistas qué riesgos tendrían en dejarte dinero. Si quieres comprar una casa o un auto, lo mejor es que tu historial de crédito sea bueno, ya que así podrás solicitar buenas tarifas.

Revisar el historial una vez al año es una buena idea para ver que todo esté en orden. Es fácil acceder a tu historial crediticio a partir del sitio web del Buró de Crédito.

 

Haz del ahorro una costumbre

Después de realizar el balance con todos los ingresos mensuales, gastos, deudas y patrimonios, es el momento que establezcas una serie de mecanismos para ahorrar. Evita los gastos innecesarios y destina el dinero excedente a crear un colchón financiero. recibir préstamo

Como hemos comentado más arriba, establece un porcentaje fijo de los ingresos para ir llenando una cuenta aparte. Lo más importante es que no hagas uso de esa cantidad a menos que sea para una emergencia que no se pueda resolver de otra manera.

 

Cómo se pueden controlar los gastos en las finanzas personales

Tras haber visto cómo hacer una planificación de las finanzas y ver consejos de cómo poder mejorar las finanzas personales, otro aspecto importante es el cómo poder controlar éstas. A continuación, te hacemos una lista para que sepas cómo hacerlo:

  • Mantén un registro diario de tus gastos. Hay muchas aplicaciones online y gratuitas que te pueden ayudar a esto. Otra buena opción es utilizar las hojas de cálculo de Microsoft Excel. Pero, si eres de la vieja escuela, también lo puedes anotar en una hoja de papel.
  • Anticipa los gastos. Hay una serie de gastos fijos que puedes determinar antes. Así te puedes hacer una idea de cuánto dinero vas a necesitar para cada cosa durante un mes, y que no sale más dinero del que entra. 
  • Intenta gastar menos. Elimina algunas cosas que no son necesarias. Un ejemplo es el comer fuera. Come más en casa, y si no puedes por el trabajo, llévate la comida ya preparada.
  • Vende lo que no uses ni necesites. Hay muchas plataformas en Internet donde se puede vender todo tipo de productos. Así que mira todo lo que no necesitas ni utilizas y ponlo a la venta (claro, lo que todavía esté en buen estado). Verás como conseguirás unos ingresos inesperados.

 

¿Cursos de finanzas? Porque no

Si miras por la red hay una gran oferta de cursos de finanzas que te pueden enseñar a controlar las tuyas. Está claro que no puedes fiarte de todo lo que ofrecen y dicen, pero algunos de estos cursos pueden darte la formación que necesitas.

Te recomendamos que mires sitios como Coursera. Esta plataforma tiene una gran diversidad de cursos de finanzas y además la mayoría son contrastados.

 

Lee nuestros mejores consejos

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

Configuración de Privacidad de Financer

Al usar financer.com, reconoces nuestros términos y condiciones, así como nuestra política de privacidad de datos. Utilizamos cookies para analizar y rastrear el uso de nuestro sitio web con el fin de mejorar nuestros servicios. Ciertas cookies requieren su consentimiento para que podamos recopilar estos datos. Puede informarse sobre los servicios de terceros que utilizamos, así como retirar su consentimiento en cualquier momento en nuestra configuración de cookies.

Facebook Marketing

SEO Solutions Ltd. (nosotros) como proveedor del sitio web financer.com está utilizando el Facebook-Pixel para promocionar nuestros contenidos y servicios a nuestros visitantes en Facebook, así como para rastrear los resultados de estas actividades de marketing. Esta información es anónima para nosotros y solo sirve para fines estadísticos. Facebook puede conectar los datos recopilados de Facebook Pixel con tu perfil de Facebook (Nombre, E-mail, etc.) y usar esto para sus propios fines publicitarios. Puedes ver y controlar los datos que Facebook recopila sobre la configuración de privacidad de Facebook.