Cómo elaborar un presupuesto personal

¿Quieres saber cómo va tu economía? ¿Quieres mejorar tus finanzas personales? Descubre cómo elaborar un presupuesto personal y empieza a marcarte objetivos financieros como planes de ahorro. ¡A qué esperas!

Preguntas y respuestas sobre Cómo elaborar un presupuesto personal

¿Qué es un presupuesto personal?

El presupuesto personal es un plan financiero que asigna los ingresos personales futuros a los gastos, los ahorros y el pago de la deuda. Es decir, el presupuesto personal es un documento en donde se cuantifican los ingresos y gastos de dinero que una persona espera tener en un determinado período de tiempo.

¿Qué es lo que debe tener un presupuesto personal?

Cualquier tipo de ingreso que tengas. Gastos de alojamiento. Gastos del auto. Otros tipos de gastos fijos. Gastos de la casa.

¿Mejor un presupuesto personal mensual o anual?

Desde Financer México te aconsejamos que este sea mensual, aunque primero debes hacer uno anual en el que se incluyan todos los ingresos y gastos totales. A partir de esta base, se puede hacer un presupuesto mensual para poder controlar la situación con más detalle.

¿Qué tipos de presupuesto hay?

La verdad es que existen de muchos tipos y pueden ser de cualquier cosa. Por ejemplo, puedes hacer un presupuesto para tu empresa o un presupuesto para poder comprarte un auto. Realmente existen tantos como tu quieras.

Si deseas llevar tus finanzas personales lejos de la senda de los números rojos o quieres mejorar tu economía, una buena forma para conseguirlo es creando un presupuesto.

Un presupuesto te puede ayudar a mejorar tus finanzas personales. Además, también podrás llegar a crear un plan de ahorro si tienes toda tu economía en orden. Y esto, como ya vamos señalando, se consigue con un presupuesto.

Es por eso que desde Financer.com te enseñamos a cómo elaborar un presupuesto porque queremos que tus finanzas personales gocen de buena salud. Siempre queremos darte los mejores consejos.

cómo hacer un presupuesto personal

Qué es un presupuesto personal

Primero vamos a ir punto por punto para que no se te escape nada y lo entiendas todo perfectamente. 

El presupuesto, en este caso personal, es un plan financiero que asigna los ingresos personales futuros a los gastos, los ahorros y el pago de la deuda. En otras palabras, el presupuesto personal es un documento donde se cuantifican los ingresos y gastos de dinero que una persona espera tener en un período de tiempo determinado.

Es fundamental que los gastos pasados y la deuda personal se tengan en cuenta cuando se crea este tipo de presupuesto.

Generalmente, el presupuesto (o presupuesto personal) te permite planificar un mejor uso de tu dinero y, además, te sirve de ayuda para adquirir una disciplina necesaria para poder cumplir lo que has planificado.

Para que lo veas más claro, un presupuesto personal te permite:

  • Analizar si necesitas más ingresos.
  • Identificar gastos que sean muy elevados y no sean necesarios del todo.
  • Ver dónde se pueden reducir los gastos.
  • Evaluar si necesitas limitar la adquisición de deudas.
  • Planificar si puedes crear un colchón de ahorro. Este aspecto es muy importante.

Características del presupuesto personal

Si haces una búsqueda por Internet, encontrarás muchos ejemplos de presupuestos. Para que te sea más fácil saber qué necesitas poner en el tuyo, a continuación, te explicamos qué detalles y características deben existir en tu presupuesto. De esta manera sabrás exactamente cuál es la información importante que se tiene que mostrar.

Qué ingresos hay en un presupuesto personal

  • El salario. Si tienes un salario fijo, debes indicar este. En cambio, si eres trabajador por cuenta propia y tus ingresos varían de mes a mes, debes poner el más bajo. Si tu pareja ingresa una cantidad cada mes, también se debe anotar en el presupuesto. También es importante que anotes los ingresos extras.
  • Debes apuntar si tienes una pensión o una compensación por enfermedad.
  • En el caso de enfermedad, solo tienes que poner el período de compensación actual, no el que tú piensas que tendrás.
  • Si estás de baja por maternidad o paternidad, es importante que también lo tengas en cuenta en el presupuesto.
  • Si recibes algún tipo de becas por estudios.
  • Si tienes otra casa que la estás rentando, también tiene que aparecer en el apartado de ingresos del presupuesto.
  • Otro tipo de ingresos que tengas, ya sea vender artículos de forma periódica o posibles prestaciones que recibas del gobierno.
Es muy importante que indiques los ingresos netos. Es decir, después de impuestos. Así sabrás realmente con cuánto dinero real cuentas.

Qué gastos hay en un presupuesto personal

Hay bastantes tipos de gastos que debes tener en cuenta. Es imprescindible que los anotes en tu presupuesto personal. Como que son bastantes, hemos decidido enseñártelos en diferentes categorías para que así los tengas más claros.

Gastos de alojamiento

  • Si estás pagando un alquiler, debes anotar los gastos de este aquí.
  • Si estás pagando una hipoteca, también debes apuntar estos gastos.
  • El coste de la electricidad. Al ser unos gastos que pueden cambiar cada mes, lo mejor es que mires cuanto pagaste el año anterior y hagas una media.
  • El pago del agua. Igual que en el caso anterior, lo mejor es que mires la media de lo que gastaste anteriormente.
  • Gastos del seguro de la casa.
  • Gastos de la comunidad si los hay.
  • Si tienes servicio en casa como, por ejemplo, de limpieza, también lo tienes que apuntar en el apartado de gasto.

Gastos del auto

  • El coste de la deuda del préstamo. O sea, los pagos que todavía tienes que afrontar.
  • Los impuestos que puede haber sobre los autos.
  • El seguro del auto.
  • El combustible. Tienes que calcular más o menos lo que gastas cada mes en gasolina. Puedes hacerlo haciendo una media mensual de los últimos seis meses, por ejemplo.
  • Los costes de las reparaciones y mantenimiento (como el cambio de aceite o la pastilla de los frenos). Para saber lo que cuesta puedes llamar al mecánico para saberlo.
  • El gasto por aparcamiento. Ya sea en el parking de al lado de tu casa o en otros aparcamientos. Es bueno que hagas un cálculo medio de cuanto gastarás al mes.
  • El posible cambio de neumáticos. Aunque creas que puede no pasar, lo debes tener en cuenta.
  • La inspección del auto. Este acostumbra a ser obligatorio para vehículos más antiguos.

Otros tipos de gastos que suelen ser fijos

  • Cualquier tipo de seguros que tengas como, por ejemplo, el seguro médico, de la casa o algún seguro para tus hijos.
  • Si tienes a alguien que te cuide los niños cuando estáis trabajando como, por ejemplo, una niñera.
  • La tarifa del móvil.
  • La suscripción al gimnasio.
  • Gastos bancarios.
  • Si tienes algún plan de pensiones.

Gastos de la casa

  • Todos los alimentos. Hacemos hincapié en la palabra “todos”, ya que también contamos dulces, helados o tacos.
  • Los gastos del almuerzo o el café si comes fuera de casa.
  • Todos los productos relacionados con la higiene y la belleza. Ejemplos de estos productos pueden ser el jabón, champú, desodorante, pantalones, pasta de dientes o el maquillaje.
  • Los detergentes para la ropa, suavizantes de telas, detergentes, toallas para el baño, platos para la cocina y utensilios.
  • La ropa y los zapatos.
  • Los nuevos muebles o electrodomésticos que debas comprar si se estropean los que ya tienes.
  • Posibles gastos de visitas al doctor, dentista y las medicinas que pueden recetar los médicos. Para hacerte una idea puedes mirar lo que gastaste en este aspecto el año pasado.
  • Cualquier tipo de ocio o diversión. Puede ser desde actividades deportivas, libros, cenas, viajes al extranjero o bebidas en bares.
  • Otros gastos pueden ser, por ejemplo, si le das una paga a tus hijos, si tienes mascotas y todo su cuidado. También puedes incluir en esta categoría los regalos de cumpleaños y Navidad.

Elabora un borrador del presupuesto personal

Antes de hacer el real, lo mejor es que elabores un borrador. Lo puedes elaborar una vez que hayas estimado los ingresos y gastos que vas a tener al mes.

Lo único que tienes que hacer es un cuadro en donde vas a incluir las partidas que generan tanto los ingresos como los gastos, así como los montos que esperas tener en cada una de las dos partidas durante los siguientes meses del año.

Como hemos comentado anteriormente, para estimar los importes es necesario que evalúes y tomes en cuenta los ingresos y gastos habituales que tienes, así como las proyecciones u objetivos financieros.

Cómo establecer los objetivos del presupuesto personal

Dominar tu presupuesto debe ser uno de tus principales objetivos en lo que se refiere a las finanzas personales. Está muy bien que lo planifiques y así te des cuenta de los ingresos y gastos reales que tienes.

Pero, aparte, es muy importante que te sirva para algo. Como ya comentamos al principio, este te debe servir para mejorar sí o sí tu situación económica.

Por eso, es fundamental que establezcas una serie de objetivos financieros. Estos pueden ser cualquiera, desde querer ahorrar para la universidad de tus hijos hasta querer pagarte una vuelta al mundo.

Para poder cumplir tus objetivos (y a lo mejor tus sueños), es imprescindible que tengas en cuenta una serie de consideraciones que vamos a enumerar seguidamente:

  • Cada cierto tiempo debes mirar tu presupuesto y analizarlo de nuevo para ver si estás cumpliendo tus objetivos. Es importante que lo hagas a menudo para saber que vas por el buen camino. Pero no hace falta que lo hagas cada día.
  • Para poder conseguir lo que quieres, lo mejor es que te establezcas metas con regularidad. Así verás cómo mejoras con el tiempo.
  • Debes pensar a corto y largo plazo. Hay objetivos que los podrás conseguir en poco tiempo, pero otros como planes de jubilación, son de largo recorrido. Es imprescindible que tengas esto en cuenta.
  • No hagas un presupuesto demasiado ajustado, ya que lo más seguro es que será demasiado difícil de seguir y al final lo acabarás dejando. Es mejor que seas realista. La paciencia es muy sabia.

Revisa periódicamente tu presupuesto personal

Es necesario que lo revises de forma constante. Aunque no lo sigas al pie de la letra, siempre lo debes tener a mano como referencia o guía.

Una buena idea es que el presupuesto sea flexible. Es decir, siempre debes hacer ajustes o cambios que sean necesarios para hacerlo más realista. Es por eso que tienes que procurar que tu saldo o monto destinado al ahorro cada vez sea mayor.

También tienes que acudir a él en el momento que debas tomar decisiones importantes relacionadas con tu dinero o finanzas personales. Por ejemplo, si quieres saber si puedes adquirir alguna deuda (porque pides un préstamo), lo tendrás que mirar.

Qué es mejor, ¿un presupuesto personal mensual o anual?

Desde Financer.com te recomendamos los dos. Sabemos que es más trabajo, pero ya verás como los beneficios también son mayores.

Primero debes hacer un presupuesto anual que incluya todos los ingresos y gastos totales. A partir de este, puedes establecer un presupuesto mensual basado en el anual.

De esta manera, podrás crear un presupuesto mensual mucho más razonable que te puede ayudar a conseguir unas mejores finanzas personales.

Aplicaciones para crear tu presupuesto personal

Ahora que ya sabes cómo elaborar un presupuesto, a lo mejor piensas que no tienes mucho tiempo para hacerlo. No te preocupes, ya que si haces una búsqueda rápida en Internet hay muchas aplicaciones que te pueden ayudar.

A continuación, enumeramos las más destacadas para que así ya las conozcas:

  • Qapital. La puedes vincular a tu cuenta bancaria y seleccionar cuál. Además, puedes configurar alertas y detener pagos cuando el efectivo disminuye demasiado.
  • Pocketguard. Esta aplicación puede generar un presupuesto general automáticamente en función de tus hábitos de gasto, aparte de otras funciones.
  • Spendee. Gracias a esta aplicación, podrás realizar un seguimiento de tus gastos y tu presupuesto para que así puedas ahorrar más dinero. Es posible conectar la aplicación con tu cuenta bancaria para tener un seguimiento de todos tus gastos.

Puntos clave a tener en cuenta en cómo hacer un presupuesto

  • Una vez hecho el presupuesto personal, es fundamental que no se gasta más dinero del que se ingresa.
  • Si tienes muchos gastos pequeños, en vez de hacer una lista larga, puedes hacer un apartado de “otros”. En él puedes ir sumando estos.
  • Cuando tengas el presupuesto hecho, es muy importante controlar los gastos que realizas en ocio. Si te pones un límite, al final de mes dispondrás de un dinero que podrás utilizar para comprar cosas que realmente necesitas.
  • Al final eres tú el que decides cómo quieres hacer el presupuesto personal, por lo que no hace falta que sigas estrictamente lo que decimos en el artículo. Lo importante es que te quedes con la idea de fondo.

Preguntas Frecuentes sobre Presupuesto Personal

¿Qué es un presupuesto mensual personal?

Es un plan financiero donde se determina cuáles son los gastos e ingresos que se tienen cada mes. Una buena forma para saber cuánto dinero tienes de forma mensual.

¿Qué son los ingresos?

Los ingresos es la cantidad de dinero que se recibe. Puede ser de diferentes formas. Por ejemplo, el salario del trabajo, la renta de una casa, beca de estudios o pensión. En realidad, puede ser cualquier dinero que recibes.

¿Qué son los gastos?

Los gastos son todo el dinero que sale. Es decir, todo lo que pagas. Y cuando decimos todo es todo. Significa que puede ser la renta que pagas por el departamento o el café de máquina que te tomas a media mañana.

¿Qué es un borrador del presupuesto personal?

Es el “predocumento” que tendrás como presupuesto personal. Sirve para ver cómo es la situación, además de revisar que no haya errores o se haya olvidado alguna información.

Consejos para planificar tu presupuesto personal

  • Guarda todos los recibos para así poder verificar el historial de estos en tu cuenta bancaria e intentar poder reducir la cantidad de gastos en tu primer presupuesto.
  • Si crees que estás gastando demasiado, mira todos los gastos que tengas. Seguro que hay alguno de estos que puedes eliminar o reducir por lo menos.
  • Si consigues ahorrar dinero, puede que lo mejor sea que empieces a conseguir rendimiento con este.
  • Siempre intenta ahorrar un colchón para cualquier gasto imprevisto. Cuando te encuentres en una situación de urgencia, te vas a alegrar de contar con este colchón.
  • Apunta siempre cualquier gasto inesperado que puedas tener. Así no tendrás que pedir prestado dinero, con lo que no deberás afrontar deudas y te ahorrarás dolores de cabeza.

Esperamos que este artículo te haya aclarado las ideas sobre qué es un presupuesto y por qué es necesario tener uno. Desde Financer.com siempre te queremos dar la información necesaria. ¡Gracias por leernos! Pero…

¡No te vayas todavía!

Si te ha parecido interesante este artículo, tenemos otros que te pueden gustar:

  • Si tienes una serie de ahorros y quieres descubrir cuáles son los rendimientos de las inversiones, lee el artículo que encontrarás en el enlace.
  • Si ya has decidido invertir, consulta cuál es tu perfil de inversor para tener más claro en dónde realizar tu inversión.
  • Si gracias al presupuesto sabes que puedes devolver una deuda sin problemas, mírate la oferta de préstamos que tenemos. Puede que necesites el dinero para una situación inesperada.

Sobre el autor

Prestamistas del año

Mejores prestamistas del año, fiables y seguras. Valoración basada en los comentarios de los usuarios.

(basado en 33 comentarios)

(basado en 12 comentarios)

(basado en 63 comentarios)

Comparar prestamistas

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

×

Por favor, valora Cómo elaborar un presupuesto personal