Cómo conseguir la libertad financiera

¿Quieres lograr la libertad financiera? En este artículo te vamos a contar las principales claves para conseguirlo. El camino será duro, pero la felicidad al final es inigualable.

¿Qué es la libertad financiera?

Este término se refiere a la riqueza en tiempo y no en el dinero. Hay gente que tiene mucho dinero, pero no son realmente libres porque se encuentran atrapados en sus empleos, negocios, deudas o su nivel de vida.

El problema es que en muchos casos son infelices. Llegado un momento se dan cuenta que no viven una vida libre y plena, sino que a pesar de que pueden estar ganando una fortuna. Son incapaces de vivir la vida que realmente quieren porque no tienen más tiempo que para trabajar. Y, al final, se convierten en esclavos de su propio nivel de vida.

Es por eso que en este artículo te explicaremos como puedes llegar a una independencia económica para disfrutar plenamente de la vida. Desde Financer.com queremos que seas feliz.

Los ingresos pasivos

Si trabajas como empleado o por cuenta propia siempre estarás intercambiando una parte de tu tiempo por dinero. Alcanzar la libertad financiera significa poder disfrutar de todo tu tiempo para poder hacer lo que realmente te guste sin tener que sufrir por el dinero. 

Cuando alcanzas la libertad financiera tus ingresos ya no vienen de dedicar el tiempo para trabajar por otros, sino que vienen de activos que te proporcionan ingresos pasivos que son elevados como para poder tener el dinero suficiente para mantener tu nivel de vida.

Debes tener en cuenta que si tienes un elevado nivel de vida, tus ingresos pasivos tendrán que ser mayores.

Ejemplos de ingresos pasivos

Los ingresos pasivos se puedes dividir de dos maneras:

  1. Los ingresos pasivos de origen financiero. Estos son dividendos, intereses, etc. El dinero trabaja por ti y va generando beneficios.
  2. Ingresos pasivos que requieren de un sistema, negocio o producto que de una forma automatizada te va proporcionando unos ingresos recurrentes y estables.

Hay muchos tipos de ingresos pasivos. Hemos confeccionado una lista para que veas cuáles son:

  • Intereses de cuentas de ahorros.
  • Dividendos de acciones.
  • Derechos de autor de música o libros.
  • Derechos de licencia de patentes de inventos.
  • Venta en máquinas expendedoras.
  • Mediante la renta de viviendas u otros inmuebles.
  • Venta de ebooks.
  • Venta de podcasts.
  • Creación y venta de cursos online.
  • Venta de plantillas, gráficos y temas.
  • Venta de fotos en bancos de imágenes de Internet de pago.
  • Venta de software que creas.
  • Creación y venta de aplicaciones para celulares o tabletas.
  • Publicidad en páginas o vídeos de YouTube.
  • Marketing de afiliación.
  • Tiendas online que estén automatizadas y con los principales procesos subcontratados.

Cómo se puede conseguir la libertad financiera

Analiza cómo quieres que sea tu vida y que necesitas para alcanzar la libertad financiera

Si sabes lo que quieres hacer con tu vida, una vez que tengas la independencia económica te será mucho más fácil luchar para conseguirla.

Ahorra lo que puedas

El dinero que ahorres te va a servir para el proceso de alcanzar la libertad financiera. Ahorrar tiene que llegar a convertirse en un hábito para ti.

Una de las formas para empezar a conseguirlo, según los expertos en finanzas personales, es que empieces pagándote a ti mismo. Eso significa que, cuando recibas los ingresos mensuales, lo primero que debes hacer es ahorrar un pequeño porcentaje de lo que hayas cobrado. 

Esto tienes que hacerlo todos los meses. Lo ideal es que pongas ese dinero a una cuenta distinta. Debes tener claro que es un dinero que no vas a poder gastar. Solo recurre a este si ves que tus fuentes de ingresos se reducen de forma drástica.

Trata de aumentar tus ingresos

Intenta ser mejor en tu trabajo para intentar aumentar tus ingresos. Si ves que hay algún ascenso disponible, trata de conseguirlo. La idea de fondo es tener más ingresos para que puedas alcanzar la libertad financiera. Eso sí, debes evitar quedarte atrapado en un trabajo que absorba todo el tiempo y energía.

Si crees que no estás ganando el dinero suficiente en el trabajo que tienes, y no te conceden el aumento de sueldo, ha llegado el momento de que consideres cambiar de trabajo para que te paguen más.

Aunque tus ingresos aumenten, mantén tu nivel de vida

En cuanto tus ingresos empiecen a subir, no cometas el error de querer aumentar tu nivel de vida. Lo ideal es que lo mantengas sin importar cuanto dinero recibes.

Piensa que si aumentas el nivel de vida puede que acabes gastando más dinero del que tienes y acabes endeudándote para poder mantenerlo. Con lo que la libertad financiera todavía estará lejos.

Controla tus gastos

Aparte de ahorrar, debes ser consciente de controlar los gastos que tienes para vivir, ya que si no lo haces te será más difícil alcanzar la tan deseada libertad financiera. 

Controlar los gastos conlleva ser consciente de los costes ocultos asociados a la compra de determinaos bienes y propiedades.

Por ejemplo, cuando decides comprarte un auto no solo debes tener en cuenta el importe de este, sino que tienes que incluir otros gastos como son el seguro, la gasolina, el aparcamiento o posibles multas y reparaciones.

No te endeudes

Las deudas son uno de los peores enemigos del ahorro y de la libertad financiera. Es por eso que debes evitar de endeudarte a toda costa. En el caso de que tengas deudas, intenta eliminarlas lo antes posible.

Trata de simplificar tu vida y haz lo que realmente te interesa

No solo te va a ayudar a reducir tus gastos, sino que evitará que malgastes tu tiempo. De esta manera tendrás vía libre para alcanzar tus objetivos.

Invierte en ti mismo

No pares de formarte, leer o estudiar. Invertir en conocimientos te va a ayudar a tener mejores opciones a conseguir los tan anhelados ingresos pasivos.

Mientras dependas de un trabajo para vivir, el estar mejor preparado te facilitará que puedas obtener mayores ingresos por el trabajo que hagas.

Evita creer en límites y analiza la relación que tienes con el dinero 

Si piensas que no eres capaz de poder generar dinero de otra forma que no sea trabajar por otra gente y ves el dinero como algo sucio, entonces te va a resultar más difícil llegar a alcanzar la libertad financiera que tanto anhelas.

Lo que tienes que hacer es eliminar de tu mente cualquier idea limitante o negativa que tengas con el dinero y el éxito.

Invierte bien el dinero

Desgraciadamente, ahorrar no es suficiente para que crezca tu dinero. Necesitas que este tenga unos buenos rendimientos. Es por eso que si no lo inviertes el efecto negativo de la inflación va a hacer que cada año valga menos.

Trabaja para poder tener activos que te generen unos ingresos pasivos

La libertad financiera requiere de tener activos que te generen los necesarios ingresos pasivos que necesitas para poder conseguir la libertad financiera.

Para que puedes ser dueño de tu tiempo, primero tendrás que trabajar duro para conseguir los activos que te den la independencia económica. No debes tener miedo a que fracase alguno de tus proyectos para poder alcanzar el éxito.

Se paciente y constante

Desde Financer.com te aseguramos que no será fácil. Tendrás que trabajar duro y, además, cometerás errores. Pero, piensa que el premio que hay al final del camino vale la pena. Tú puedes conseguirlo y ser definitivamente feliz. Si quieres que otras personas también puedan conseguir la libertad financiera, puedes compartir este artículo en los perfiles de tus redes sociales. ¡Muchas gracias!

Sobre el autor

Prestamistas del año

Mejores prestamistas del año, fiables y seguras. Valoración basada en los comentarios de los usuarios.

(basado en 34 comentarios)

(basado en 12 comentarios)

(basado en 20 comentarios)

Comparar prestamistas

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

×

Por favor, valora Cómo conseguir la libertad financiera