Page Icon

Crowdfunding

¿Necesitas dinero para iniciar o expandir tu proyecto?

¿Estás buscando una nueva forma de inversión?

Aprende aquí qué es el crowdfunding y cómo usarlo como fuente de financiación o para ganar dinero ayudando a otros a materializar sus proyectos.

Page Icon

Plataformas de crowdfunding

Empresa Calificación general Límite en préstamos Rendimiento promedio Interés promedio para p...
3.8 $200,000 19% 12%
3.8 $250,000 18.9% 8.9%
3.5 $100,000 11.55% 43.98%
Empresa Calificación general Límite en préstamos Rendimiento promedio Interés promedio para p... Empieza
3.8 $200,000 19% 12%
3.8 $250,000 18.9% 8.9%
3.5 $100,000 11.55% 43.98%

Qué es el crowdfunding

El crowdfunding es un mecanismo por el cual se busca recaudar recursos para un proyecto. Esto se hace creando una comunidad alrededor del producto o servicio.

La idea es conseguir el dinero para la creación, desarrollo y/o ejecución de un proyecto de forma colectiva, es decir, con dinero de particulares, en lugar de acudir a un banco como se hace tradicionalmente.

Cualquiera que haya acudido a un banco sabe que el papeleo es tedioso y que una solicitud no es sinónimo de recibir lo que se espera.

El capital es necesario para crecer, pero muchas ideas novedosas y “fuera de la caja” son vistas como riesgosas por el sistema bancario tradicional.

El crowdfunding es una solución a esto. Solo explica tu idea de negocio a la comunidad y mira su receptividad.

Si la consideran como una buena idea, recibirás el capital necesario sin la necesidad de tener avalistas o dar una serie de garantías por adelantado.

Una de las peculiaridades que se ha visto en los proyectos que han sido financiados por estas plataformas es que la suma del poder de la comunidad es superior a la suma del financiamiento que se ha recaudado.

Piensa que una comunidad potente te dará una proyección que solo recibir el dinero simplemente no da.

Quienes usan el término en español lo traducen como micromecenazgo o financiación colectiva.

Crowdfunding para los emprendedores

El micromecenazgo representa una oportunidad inigualable para los emprendedores de hacer su proyecto realidad.

Ideas que el sistema financiero tradicional rechazaría por ser demasiado riesgosas o necesitar demasiado capital, encuentran en otras personas (inversionistas particulares) el respaldo monetario que necesitan.

Por supuesto, también es una gran responsabilidad, pues tras haber recibido el financiamiento, queda de parte de quienes impulsan el proyecto materializar lo que prometen.

Crowdfunding para los inversores

El crowdfunding es una relación ganar-ganar para todos los involucrados.

Y es en el riesgo que percibe el sistema financiero tradicional donde se encuentra el beneficio de los inversionistas.

A medida que el proyecto tenga éxito, los inversores recibirán recompensas o beneficios a un precio realmente bajo.

Esto como retribución por haber invertido en una fase temprana del proyecto, donde bancos o inversores tradicionales lo habrían visto como demasiado riesgoso.

Eso además de la satisfacción de haber ayudado a materializar una idea prometedora.

Cómo funciona el crowdfunding

Aunque el funcionamiento de este modelo de financiamiento depende del tipo de micromecenazgo que se use, la mayoría comparte estos principios:
Cómo funciona el crowdfunding
1
Elección de la plataforma
El emprendedor selecciona una plataforma y envía su proyecto o idea de negocio. En ella especifica la cantidad de dinero, el tiempo de recaudación y ejecución, el tipo de crowdfunding y otros factores.
2
Evaluación
Una vez hecho esto, la comunidad de inversores o la plataforma misma valorará el proyecto. Aquí se decide si realmente es importante para a ser publicado para financiación.
3
Publicación y recaudación
Durante el período de tiempo que esté público, es importante que sea promocionado al máximo para poder conseguir la mayor financiación posible.
4
Manos a la obra
Al final del tiempo de recaudación se cierra el proyecto. Si la financiación es suficiente para la viabilidad del mismo, el emprendedor promete empezar con la ejecución.

Tipos de crowdfunding

Dependiendo del tipo de recompensa que los inversores reciben a cambio de su participación en el proyecto, existen cinco modelos de este tipo de financiación:
De donaciones
De donaciones
De recompensas
De recompensas
De acciones o crowdequity
De acciones o crowdequity
De préstamos o crowdlending
De préstamos o crowdlending
De royalties o regalías
De royalties o regalías

De donaciones: quienes realizan aportaciones no esperan recibir ningún tipo de beneficio a cambio.

El mejor ejemplo es GoFundMe, donde hay proyectos empresariales además de recaudaciones con causas médicas y sociales.

De recompensas: los inversores recibirán una recompensa por su contribución.

Puede ser un MVP o un producto ya terminado. Muchas veces funciona como una preventa, lo cual también sirve al emprendedor para probar el mercado.

De acciones o crowdequity: las personas que invierten pasan a formar parte del negocio o la empresa a partir de acciones, funcionando como lo hacen los fondos y capitales privados.

De préstamos o crowdlending: es una financiación en masa que hace las veces de un préstamo tradicional.

Quien solicita y recibe dinero tiene un plazo para pagar el monto solicitado más los diversos intereses generados.

De royalties o regalías: en esta modalidad se invierte en un determinado proyecto o empresa y se espera obtener una parte de las ganancias que habrá en el proyecto.

En ocasiones quienes disfrutan de acciones también reciben regalías.

También se pueden clasificar según el proyecto para el que se destinen. Por ejemplo, existen el crowdfunding inmobiliario y el crowdfunding para Fintech.

Pero en general no son más que modelos para industrias especificas derivadas de los tipos aquí presentados.

Cómo hacer un crowdfunding exitoso

Si tienes un proyecto en mente y necesitas capital, considera esto antes de presentarte a las plataformas y los inversionistas:

  • Explica el por qué de tu proyecto, resalta los puntos fuertes que atraerán inversores.
  • Eres parte del proyecto, los inversores te confiarán su dinero. Preséntate a ti mismo y hazles saber por qué eres el mejor para ejecutar tu idea.
  • Establece un presupuesto de recaudación mínimo. Algunas plataformas no te darán el dinero recabado al no llegar al monto establecido.
  • Adopta un sistema de recompensas atractivo (cantidad significativa de acciones, buenas regalías,  productos de calidad)
  • Siempre aplica estrategias de marketing fuera de las plataformas de crowdfunding.
  • Mantén informados a los inversores y actualizada tu página de recaudación. Piensa que tus inversores serán tus primeros promotores; tu éxito es su éxito.
  • Si triunfas, cumple con tu promesa de recompensa lo antes posible.
  • Persiste. Corrige y sigue optimizando tu proyecto.
crowdfunding en México

Los orígenes del crowdfunding

Ya sabes qué es el crowdfunding y sabes cómo funciona, pero conocer su nacimiento te dará pistas sobre su futuro.

Se conoce que en el siglo XVIII emergió en Dublín (Irlanda) una compañía que concedía créditos a los pobres a través de donaciones que hacían las familias más acaudaladas.

Luego, a mediados del siglo XIX, se creó en Alemania la Cooperativa de Unión de Créditos, la cual reunía el capital de prestamistas con el fin de hacer créditos con bajos intereses a personas de escasos recursos.

Entre las primeras ideas que fueron financiadas con el concepto de crowdfunding moderno están los software de tipo Open Source, que son programas informáticos de código abierto, lo que significa que cualquiera los puede utilizar o editar.

Sin embargo, la primera acción de financiación colectiva debidamente registrada la llevó a cabo una banda de rock británica, llamada Marillon, quienes pidieron dinero en línea a sus fans para pagar su gira por Estados Unidos.

Recién en 2006 se utilizó por primera vez la palabra “crowdfunding“.

Podrás notar que, al principio, era solo un grupo de personas con dinero ayudando a quienes no lo tenían.

Sin embargo, el concepto de comunidad fue mutando hasta llegar a lo que es hoy, un proyecto de financiación donde suele ser el mismo público objetivo el que invierte.

Dejando de lado lo económico, si un inversor cree que un producto o empresa le beneficiará, será más probable que quiera invertir su dinero allí .

Es muy importante presentar un proyecto atractivo, donde los inversores puedan ver claramente el beneficio económico que nacerá de tu idea gracias a los problemas que resuelve la misma.

Ejemplos de crowdfunding

A continuación, una serie de proyectos reconocidos que se hicieron realidad gracias al micromecenazgo y que, en el proceso, hicieron a sus inversores recibir muchas recompensas:

Oculus Rift

Uno de los mejores ejemplos de crowdfunding como herramienta para el éxito es Oculus, la compañía de lentes de realidad aumentada que hoy es parte de Facebook.

Comenzó buscando apenas 250.000 USD con la promesa de entregar su primer modelo de lentes. En menos de 4 horas ya había conseguido 2.4 millones de dólares de recaudación.

Poco más de dos años después, Facebook pagó más de 2.000 millones de dólares por la compañía.

The Fidget Cube

Se trata de un dispositivo antiestrés que reúne todas las características de los objetos y acciones con los que normalmente solemos descargar nuestro estrés:

  • Apretar un bolígrafo,
  • Sacudir las llaves,
  • Apretar una bola,
  • Hacer girar un fidget spinner.

Sorprendentemente recaudó 43.104% más de lo que se había planteado inicialmente en la plataforma en la que se publicó.

Es un excelente ejemplo de cómo los usuarios finales o el público pueden ser los mismos inversionistas.

EOS

Aunque se trata de una criptomoneda, técnicamente se desarrolló como un crowdfunding en la red de Ethereum.

En su momento fue el ICO de mayor recaudación en la historia, por lo que siguiendo las logicas del mundo crypto, hizo ganar mucho dinero a personas expertas en invertir en criptomonedas que recibieron tokens a cambio de invertir en su proyecto.

Cómo invertir en crowdfunding

Lo primero es que solo hay tres tipos de crowdfunding que realmente cuentan como inversión:

  • Los de regalías (royalties),
  • Los de acciones (crowdequity),
  • Los de préstamos P2P (crowdlending).

Por otro lado, las donaciones no te reportarán ganancias y las recompensas como productos o servicios no es recomendado que se vean como inversión.

Para invertir en crowdfunding y ganar dinero ayudando a los demás a materializar sus proyectos, ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Siempre investiga el perfil de los solicitantes. Si se trata de emprendimientos, investiga la experiencia de las personas a cargo del proyecto.
  • Invierte en mercado que conozcas. Si no conoces, investiga a fondo la cabida en el mercado.
  • Elige productos o empresas que usarías y que se alinean con tus valores y visión del mundo.
  • Prefiere las plataformas especializadas para el tipo de inversión que elijas.
  • Como en toda inversión, se recomienda diversificar. Todos los huevos en una misma canasta son riesgoso.
  • Ten paciencia, los resultados podrían tardar (¡y lo harán!).

Antes de elegir una plataforma de crowdfunding conoce sus políticas de retorno de dinero y las entidades ante las cuales está registrada nacional o internacionalmente.

La mayoría de estas plataformas tiene una política de no devoluciones. Además, siempre advierten que este tipo de inversiones son de alto riesgo.

En general, los proyectos que requieren de micromecenazgo tienen amenazas y debilidades claras:

  • Gran probabilidad de fracaso
  • Fraude
  • Tiempo de espera para ver retorno
  • Regulación aún insuficiente
  • Falta de rendición de cuentas

Parece desalentador, pero aún así hay muchos casos de éxito debido a proyectos bien planteados.

Aunque el éxito no esté asegurado, ten en cuenta que las posibles recompensas superarán por mucho el valor de la inversión en caso de tener éxito.

El crowdfunding en México

La cercanía de Estados Unidos, la gran infraestructura en tecnología y el significativo número de jóvenes en México hacen que el crowdfunding sea popular en el país.

En 2018, México se convirtió en el primer país de América Latina en regular este tipo de instituciones con la llamada Ley Fintech.

En ella se contemplan las responsabilidades, derechos y obligaciones que tienen las plataformas de financiamiento colectivo.

Superar los procesos administrativos hace que el ecosistema sea más ágil, lo que permite establecer tasas de interés competitivas, así como beneficios y tiempos de retorno atractivos.

Dentro de México operan tanto compañías internacionales como alternativas 100% hechas en México con conocimiento del mercado, el emprendedor, el inversor y el consumidor mexicano.

¿Qué impuestos afectan al crowdfunding en México?

Las plataformas de crowfunding son las que se encargan de entregar un documento a los emprendedores para justificar los ingresos que obtengan delante del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Según el tipo de ingresos que consigas, tendrás que declararlos de una u otra manera:

Impuestos sobre crowdfunding de recompensa:

El tratamiento fiscal es el equivalente a una venta en línea. Se debe tener en cuenta el IVA que se aplica, ya que se contempla como una operación de compra venta.

Impuestos sobre crowdfunding de inversión de préstamo:

En el momento que hay una inversión colectiva, se produce un incremento de capital de la empresa, por lo que se tiene que tributar en función de los resultados obtenidos.

Es por eso que el impuesto que se le aplica es el Impuesto sobre la Renta.

Se debe declarar en cada ejercicio contable para presentar las cuentas de la compañía financiada.

Principales plataformas de crowdfunding en México

Elegido 2,041 veces
  • Préstamos de hasta $300,000 pesos
  • Comisiones en 12% y 34%
  • Rendimientos promedio de 19% para inversionistas
  • Primera Fintech regulada por la CNBV
Elegido 14,189 veces
  • Préstamos entre $5.000 y $100.000 pesos
  • Respuesta de pre aprobación en 5 minutos
  • Tasas desde 16,50% hasta el 70,40% anual si tienes buen historial crediticio
  • Puedes devolver el préstamo de 4 a 36 meses
Elegido 3,889 veces
  • Hasta $360,000 pesos
  • Plazo hasta 48 meses
  • Más de 10.000 préstamos otorgados
  • Más de 1 millón de miembros en su comunidad
Elegido 2,557 veces
  • Invierte en préstamos
  • Rentabilidad anual superior al 12%
  • Inversión mínima de 10€ (unos $240 pesos)
  • Garantía de recompra

Además de esto, en México también se puede invertir o pedir financiación desde otras plataformas como:

  • GoFundMe: es una plataforma de financiación colectiva especializada en proyectos personales, de salud y ayuda comunitaria. Por ejemplo, financiación para gastos médicos o educación encuentran en esta plataforma de crowdfunding es el sitio correcto.
  • Goteo: su especialidad son los proyectos que tienen impacto social.
  • Kickstarter: es una de las plataformas de crowdfunding más populares del mundo. Los proyectos que se publican en esta pueden llegar recabar millones de dólares si el público les encuentra valor. Permiten crowdfunding inmobiliario, de emprendimiento y de todo tipo
  • Verkami: la especialidad de esta plataforma son los artistas y las iniciativas sociales. Sus proyectos tienen cerca de un 70% de éxito. Eso sí, se debe alcanzar la cantidad mínima de dinero para poder recibir lo que se ha recaudado.
  • Ulule: es una plataforma que funciona a nivel mundial y cuenta con más de 25.000 proyectos. La comunidad de ésta es de más de 12 millones de personas repartidas por el mundo. Está especializada en proyectos creativos y de ámbito social.
  • Indiegogo: es una plataforma que se especializa en promocionar proyectos para emprendedores e iniciativas personales. No hay un mínimo de recaudación, así que no hace falta llegar a un importe determinado para conseguir la financiación. Aunque destaca por las Fintech, recibe proyectos de toda naturaleza.

¡Atrévete a financiar tus proyectos e invertir en crowdfunding!

A continuación está la sección de preguntas frecuentes Si tienes cualquier otra duda sobre el crowdfunding en México, escríbenos a [email protected].

En Financer.com estaremos encantados en responderte y ayudarte con lo que necesites. Si te sirvió lo que leíste, te invitamos a compartir el artículo en las redes sociales. ¡Muchas gracias por leernos!

Preguntas más frecuentes

¿Qué es el crowdfunding?

El crowdfunding, también llamado micromecenazgo o financiación colectiva, es un mecanismo de financiación en red en la cual un grupo de particulares financia un proyecto.

Lo que más destaca es que es un tipo de financiación alternativa del sistema tradicional de créditos bancarios, pues la contribución de los inversores a cada proyecto se da a través de importes simbólicos.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Existen plataformas de crowdfunding especializadas en conectar inversionistas o participantes, con emprendedores que están sacando adelante su proyecto.

Quienes buscan capital establecen diversos parámetros, los más importantes son:

  • Meta en metálico
  • Tiempo destinado para la recaudación
  • Recompensa para los inversores

El o los encargados del proyecto preparan un elevator pitch (una breve pero atractiva descripción de su proyecto) y promocionan su proyecto dentro y fuera de la plataforma tratando de levantar la mayor cantidad de capital posible.

Si se logra la meta, el proyecto recibe el dinero y entra en nueva fase de desarrollo.

Los inversionistas comenzarán a recibir su recompensa más adelante, según sea el modelo de crowdfunding que se aplique.

 

¿Cuál es la diferencia que hay entre el Crowdfunding y el Crowdlending?

Tienen nombres parecidos y funcionan con el mismo principio, pero se ejecutan de formas diferentes.

El crowdfunding implica un riesgo para los inversores, quienes no reciben nada a cambio, sino la promesa de valor de un proyecto.

Mientras que el crowdlending es un producto financiero novedoso de inversión colectiva en el que se le presta dinero a un particular, haciendo las veces de los que sería un banco o una entidad de préstamo. Muchos lo consideran un tipo de crowdfunding.

La persona que presta dinero espera que sea devuelto con unos intereses y normalmente goza de la protección de figuras como la Ley Fintech.

Tiene menores riesgos, pero también menores beneficios en comparación con recibir regalías de una compañía, disfrutar de acciones o recibir productos a precio muy por debajo del costo.

¿Es seguro invertir en crowdfunding en México?

Se trata de una actividad regulada, así que se puede decir que es seguro participar en el micromecenazgo en México.

Sin embargo, al tratarse del sector financiero, siempre hay riesgos como el fraude o incumplimiento de objetivos. Para minimizar esos riesgos diversifica tus inversiones y solo invierte en plataformas que se ajusten a la Ley Fintech o sus equivalentes en otros países.

¿Puedo deducir lo que aporto a una plataforma de crowdfunding en México?

Al no haber una regulación fiscal exclusiva en estas plataformas, no puedes deducir lo que aportas.

¿Fue útil este artículo?

1 de 1 usuarios creen que esto fue útil

¿Cómo podemos mejorar este artículo?Tu opinión es privada.