Depósito Bancario

¿Quieres saber toda la información necesaria sobre qué es un depósito bancario? En este artículo encontrarás toda la información necesaria que necesitas

Preguntas más frecuentes

El dinero que tengo en el banco, ¿está asegurado?

En principio la mayoría de los bancos y entidades financieras están aseguradas por el Fondo de Garantía de Depósitos. En concreto, hast un total de más de $2 millones de pesos. Esto significa que si el banco quebrara recuperarías hasta esta cantidad el dinero que tuvieras en la cuenta.

Invertir en depósitos, ¿es seguro?

En principio, los depósitos bancarios son el producto de ahorro más seguro que hay en el mercado. Pero, debes tener en cuenta la siguiente premisa: cuanto más seguro es el producto en el que inviertes, menores son las ganancias.

¿Qué es una cuenta en un depósito bancario?

El depósito bancario es un tipo de inversión en el que el banco guarda tu dinero durante un tiempo acordado. A cambio, obtienes una serie de intereses gananciales.

Y si quiero abrir una cuenta en el extranjero, ¿es seguro?

Hay dos cosas que tienes que mirar: El estado financiero del banco (si está en buena salud). Y si el país tiene un Fondo de Garantías de Depósitos o algo parecido como en México. Está claro que si abres la cuenta en Estados Unidos o países de la Unión Europea, tus ahorros estarán más seguros que en otros países del mundo. Lo único es que las condiciones para abrir una cuenta o un depósito en los países más avanzados será más difícil.

Depósito bancario

Encuentra el mejor depósito bancario en Financer.com

Los depósitos bancarios son una forma de inversión. En este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre ellos, qué tipos hay y cuáles son sus ventajas. Desde Financer.com proporcionarte siempre la mejor información.

Qué es un depósito bancario

Los depósitos bancarios son productos financieros que se caracterizan por tratarse de un contrato en el cuál una de las partes como, por ejemplo, tú, pone a disposición de la entidad financiera dinero para que lo custodie y te lo reintegre con intereses pasado un período de tiempo pactado con antelación.

En otras palabras, un depósito bancario es la acción de poner dinero en un banco durante un tiempo determinado y acordado para que te dé beneficios a largo plazo. 

Con este tipo de inversiones tú decides cuánto dinero quieres invertir y el plazo de tiempo en el que quieres hacerlo. Como hemos explicado unas líneas más arriba, la institución financiera te devolverá el importe que has aportado más la cantidad que han generado los intereses que se aplican sobre este depósito.

La inversión puede ser de 3, 6 meses o cuando finaliza el plazo del contrato de depósito (el tiempo de este se acostumbra a pactar).

Depósito de dinero en una entidad financiera

Tipos de depósito bancario que hay

Si lo piensas puede ser que solo te venga uno a la cabeza, pero existen otros tipos de depósitos que se pueden ajustar bien a tus necesidades y perfil.

Depósitos a la vista

Con este tipo de depósitos puedes disponer de tus ahorros en todo momento sin asumir muchos riesgos. Lo único es que no obtienes rentabilidades altas. Con los depósitos a la vista puedes adquirir otro tipo de servicios como tarjetas, domiciliación de recibos u otras cosas.

Existen dos tipos de depósitos a la vista que son:

  • Cuenta corriente: este es un producto bancario en el que, como cliente, puedes acceder a tu dinero en cualquier momento. A veces no se obtienen intereses y, si se otorgan, acostumbran a ser bajos.
  • Cuenta de ahorros: es como una cuenta corriente con la diferencia que te ofrece menos facilidades para realizar ingresos y pagos. Presentan unos tipos de interés más elevados. Normalmente van asociadas a una libreta de ahorro donde se pueden ver los movimientos de la cuenta.

Depósitos a plazo

Estos son productos en que tú, como usuario, mantienes tu dinero en la entidad durante un tiempo determinado a cambio de condiciones ventajas e intereses a tu favor.

Cuando el plazo que fijasteis se acaba, se te informará de las condiciones en las que se puede efectuar una renovación. Así puedes decidir si finalizas con el depósito y recibes el dinero junto con los beneficios que ha generado o, de lo contrario, continúas con la inversión.

Los beneficios que generan este tipo de depósito bancario pueden ser en forma de una tasa fija o variable. Además, puedes decidir también si quieres recibir el dinero de forma periódica o al final del contrato. Esto siempre queda estipulado en las condiciones que has pactado con la entidad en el momento de firmar el contrato.

Si quieres sacar el dinero antes del plazo fijado, la mayoría de entidades lo permiten a cambio de una penalización o una comisión. Seguramente ésta está recogida en las condiciones del contrato que firmaste.

¿En qué momento te puede interesar contar un depósito a plazo?

  • Si tienes un dinero extra que no vas a necesitar durante un tiempo.
  • Si no quieres correr muchos riesgos con tus ahorros.
  • Si con el depósito bancario puedes obtener un tipo de interés que sea igual o mayor que al de otros productos.

Depósitos a plazo con la remuneración fija o variable

Aparte de los depósitos con intereses fijos, también existen otros donde es posible elegir una remuneración variable. No existe riesgo de perder el dinero que se invierte. Sin embargo, no sabes exactamente cuánto vas a recibir a cambio. Los intereses no se saben, ya que estos no están garantizados. Este tipo de depósito bancario se llama depósito estructurado.

Los depósitos estructurados son unos productos de ahorro los cuáles la rentabilidad y el riesgo se vinculan de manera directa a la evolución de un activo financiero que puede ser, por ejemplo, acciones en la bolsa de valores. Cuando se acaba el plazo se recupera el capital invertido y la rentabilidad que se haya generado.

Aparte de estos, también algunos bancos o entidades financieras que permiten contratar depósitos que se llaman dobles o mixtos.

La particularidad de éstos es que el dinero que se invierte se hace en dos partes. Por ejemplo, una parte a un plazo e interés fijo y otra que puede tener un índice variable o bien un fondo de inversión.

Como puedes ver, en el mercado hay una amplia variedad de depósitos, por lo que ya sabes que hay más de un tipo de depósito bancario.

Ventajas de un depósito bancario a plazo fijo

Desventajas de un depósito bancario a plazo fijo

  • Puede que el banco o la entidad financiera te cobre algunas comisiones en el momento de la contratación.
  • Si realizas una cancelación anticipada, lo más seguro es que haya alguna penalización.
  • El dinero se queda inmovilizado. No lo puedes usar antes de la fecha de vencimiento del contrato de depósito. Si lo haces, seguramente te cobrarán comisiones o penalizaciones.

Por qué invertir en un depósito bancario

Invertir en un depósito bancario es una manera segura de invertir dinero a plazo fijo sin tener que pensar en los posibles riesgos.

Otra gran ventaja es que no tienes que preocuparte de nada. A diferencia de otras inversiones como las acciones en la bolsa de valores, en éstas siempre debes estar pendiente de cómo fluctúa el mercado. En cambio, en un depósito bancario no.

Es una manera segura y muy fácil de sacarle rentabilidad a tu dinero ahorrado. Así estos no pierden valor a causa de la inflación.

¿Cuánto dinero se invierte en un depósito?

Decidir cuánto dinero se quiere invertir en el depósito depende directamente de ti, aunque sí que es verdad que hay algunas instituciones financieras que fijan cantidades mínimas y máximas.

Por otro lado, existen situaciones en las que se pueden realizar “imposiciones posteriores”. Es decir, que se pueden hacer nuevas aportaciones de dinero al depósito bancario para ampliar el capital que se invierte.

Es importante siempre tener en cuenta que el dinero que se invierte en los depósitos no está a disposición de los clientes. En el caso que se desee retirar una parte, los bancos e instituciones suelen permitirlo, pero con condiciones. Si es necesario, se pueden cancelar la totalidad del depósito a cambio de una penalización por parte de la entidad.

En general, ante la cancelación la institución financiera aplica una disminución del porcentaje de rentabilidad que se obtiene. Eso sí, la penalización depende de cada entidad, por lo que hasta te puedes encontrar algunas que no penalizan directamente.

Información importante que debes conocer bien antes de abrir un depósito bancario

Si estás pensando en abrir un depósito bancario, es importante que tengas en cuenta estas consideraciones antes de hacerlo:

  • El plazo del depósito. Aunque depende de la entidad, este acostumbra a ser entre los 3 meses o los 10 años.
  • Cuándo vas a recibir el dinero de la rentabilidad. Puede ser que algunos bancos o entidades financieras liquidan el dinero del rendimiento trimestralmente y otras al final del contrato. Fíjate en estas acosas y elige la que se acorde más a tus intereses.
  • Garantía de la inversión. Cerciórate bien que el depósito bancario que contrates esté cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos.
  • Que el banco sea solvente. Siguiendo lo anterior, puedes mirar en alguna de las listas que tiene Condusef que el banco o entidad en qué contrates el depósito bancario no tiene problemas de solvencia. En otras palabras, que tenga dinero.
  • Ten en cuenta qué pasa si retiras el dinero antes de tiempo. Si crees que vas a necesitar el dinero, no lo pongas en un depósito bancario a un plazo muy largo. Puedes ponerlo a un plazo que sea más corto o directamente no invertir en un depósito bancario.
  • Los bancos o entidades financieras no acostumbran a hacer renovaciones automáticas del depósito bancario. Pero mira bien las condiciones antes de firmar para que no se te escape este punto, ya que te puede traer algún dolor de cabeza en el futuro.

Quiero contratar un depósito bancario, ¿por cuánto tiempo?

Antes de decidir por cuánto tiempo quieres contratar el depósito bancario, es importante que hagas un análisis de tus finanzas personales. Así descubrirás cuál es tu perfil económico.

Cuando lo ves, es muy tentador contratar un depósito a plazo fijo a, por ejemplo, 5 años. El interés es alto por el tiempo. El problema es que no sabes a ciencia cierta si vas a necesitar el dinero en algún momento.

Otro problema es que no sabes si los bancos o entidades financieras van a subir los intereses en este período de tiempo. Así que, si lo contratas a 5 años, estarás este tiempo sujeto a los mismos intereses.

Es por eso que, desde Financer.com, te recomendamos que contrates un depósito bancario a plazo fijo en un periodo no muy largo de tiempo. Así, si el viento en la economía sopla a favor, podrás cambiar a otros depósitos que te den más rentabilidad.

¿Qué es un depósito de dinero en una entidad financiera?

El depósito bancario es un producto financiero que se caracteriza por poner dinero en una entidad para que genere unos intereses con la finalidad de retirarlo tras un plazo de tiempo. Es decir, al final se recupera la cantidad depositada más el rendimiento obtenido.

¿Para hacer un depósito bancario qué necesito?

La respuesta a “qué se necesita para hacer un depósito” es muy simple: dinero. Si lo tienes, ya lo puedes hacer. También debes tener la voluntad de no tocar el dinero que inviertes durante el tiempo que dura este producto.

¿Cómo hacer un depósito bancario?

Para hacer un depósito te tienes que dirigir a tu entidad de confianza o ir a una institución financiera que ofrezca estos productos. Ellos son los que te ayudarán a tomar la mejor decisión sobre el depósito bancario.

¿Cuáles son los intereses en depósitos bancarios?

Esto depende de cada entidad, pero al ser un producto financiero de bajo riesgo, los intereses no son muy altos. Si quieres tener un rendimiento más elevado, te recomendamos que mires otras formas de inversión.

Cuál es la mejor forma para invertir

Una de las mejores opciones para obtener más beneficios en los ahorros es diversificar las inversiones.

El depósito bancario es un producto financiero muy seguro.

Sin embargo, el problema que tienen es el de si te encuentras con una emergencia económica. Piensa que los depósitos a plazo fijo, aunque puedas retirar el dinero (ya sea con penalización o no), no lo recibirás de forma inmediata, sino que tendrás que esperar unos días.

Si diversificas tus ahorros a un depósito bancario y a una cuenta corriente, siempre podrás echar mano de esta última en caso que tengas emergencias que puedan surgir.

También, puedes invertir parte de tus ahorros a acciones de la bolsa de valores o a préstamos P2P.

Pero, algo que recomendamos desde Financer.com, es siempre disponer de un colchón de dinero en el caso que surja una situación de urgencia. Además, si tienes cualquier duda con el depósito bancario u otro tema, nos puedes escribir a mx@financer.com. Estaremos encantados en ayudarte. ¡Muchas gracias por leernos!

Opciones de inversión

¡Aprende a ahorrar desde hoy!

Autor Raimon Moreno

Country Manager de Financer México. Especialista en Finanzas y Economía, responsable del mercado mexicano desde 2018.

Compartir en
Última actualización septiembre 17, 2020