Depósito Bancario

¿Quieres saber toda la información necesaria sobre qué es un depósito bancario? En este artículo encontrarás toda la información necesaria que necesitas

Qué es un depósito bancario

Los depósitos bancarios son productos financieros que se caracterizan por tratarse de un contrato en el cuál una de las partes, como por ejemplo puedes ser tú, pone a disposición de la entidad financiera dinero para que lo custodie y te lo reintegre con intereses pasado un período de tiempo pactado con antelación.

En otras palabras, un depósito bancario es cuando pones dinero en un banco durante un tiempo determinado y acordado para que te dé beneficios a largo plazo. 

Con este tipo de inversiones tú decides cuánto dinero quieres invertir y el plazo de tiempo en el que quieres hacerlo. Como hemos explicado unas líneas más arriba, la institución financiera te devolverá el importe que has aportado, más la cantidad que han generado los intereses que se aplican sobre este depósito.

La inversión puede ser de  3, 6 meses o cuando finaliza el plazo del contrato de depósito (el tiempo de este se acostumbra a pactar).

 

Tipos de depósito bancario que hay

Puede ser que solo te viene a la cabeza uno, pero existen otros tipos de depósitos que se pueden ajustar bien a tus necesidades y perfil.

 

Depósitos a la vista

Con este tipo de depósitos puedes disponer de tus ahorros en todo momento sin asumir muchos riesgos. Lo único es que no obtienes altas rentabilidades. Con los depósitos a la vista puedes adquirir otro tipo de servicios como tarjetas, domiciliación de recibos u otras cosas. 

Existen dos tipos de depósitos a la vista que son:

  • Cuenta corriente: este es un producto bancario en el que, como cliente, puedes acceder a tu dinero en cualquier momento. A veces no se obtienen intereses, y si se otorgan acostumbran a ser bajos.
  • Cuenta de ahorros. Es como una cuenta corriente con la diferencia que te ofrece menos facilidades para realizar ingresos y pagos. Presentan unos tipos de interés más elevados. Normalmente van asociadas a una libreta de ahorro donde se pueden ver los movimientos de la cuenta.

 

Depósitos a plazo

Estos son productos en que tú, como usuario, mantienes tu dinero en la entidad durante un tiempo determinado a cambio de condiciones ventajosas e intereses a tu favor.

Cuando el plazo que fijasteis se acaba, se te informará las condiciones en las que se puede efectuar una renovación. Así puedes decidir si finalizar con el depósito y recibir el dinero junto con los beneficios que ha generado, o de lo contrario, continuar con la inversión.

Los beneficios que generan este tipo de depósito bancario pueden ser en forma de una tasa fija o variable. Además, puedes decidir también si quieres recibir el dinero de forma periódica o al final del contrato. Esto siempre queda estipulado en las condiciones que has pactado con la entidad en el momento de firmar el contrato.

Si quieres sacar el dinero antes del plazo fijado, la mayoría de entidades lo permiten a cambio de una penalización o una comisión. Seguramente ésta está recogida en las condiciones del contrato que firmaste.

 

Depósitos a plazo con la remuneración fija o variable

Aparte de los depósitos con intereses fijos, también existen otros donde es posible elegir una remuneración variable. No existe riesgo de perder el dinero que se invierte, pero no sabes exactamente cuánto vas a recibir a cambio. Los intereses no se saben, ya que estos no están garantizados. Este tipo de depósito bancario se llama depósitos estructurados.

Los depósitos estructurados son unos productos de ahorro los cuáles la rentabilidad y el riesgo se vinculan de manera directa a la evolución de un activo financiero que puede ser, por ejemplo, acciones en la bolsa de valores. Cuando se acaba el plazo se recupera el capital invertido y la rentabilidad que se haya generado.

Aparte de estos, también algunos bancos o entidades financieras que permiten contratar depósitos que se llaman dobles o mixtos.

La particularidad de éstos es que el dinero que se invierte se hace en dos partes. Por ejemplo, una parte a un plazo e interés fijo, y otra que puede tener un índice variable o bien un fondo de inversión.

 

Como puedes ver, en el mercado hay una amplia variedad de depósitos, por lo que ya sabes que hay más de un tipo de depósito bancario.

 

Diferencias entre un depósito bancario a plazo y uno a vista

Después de toda la información que te hemos dado más arriba, puede que no lo veas muy claro todavía. No te preocupes, la tabla a continuación te ayudará a entender mejor las diferencias entre los depósitos a plazo y los depósitos a vista:

Depósito a plazoDepósito a la vista
El dinero está un tiempo determinado en la cuenta

El interés es fijo

Si retiras el dinero antes de tiempo puede acarrear alguna penalización

La rentabilidad acostumbra a ser más alta

El dinero está en el depósito indefinidamente

El banco puede modificar el interés

Puedes retirar el dinero cuando quieras sin penalizaciones

La rentabilidad acostumbra a ser más baja

 

Ventajas de un depósito bancario a plazo fijo

 

Desventajas de un depósito bancario a plazo fijo

  • Puede que el banco o la entidad financiera te cobre algunas comisiones en el momento de la contratación.
  • Si realizas una cancelación anticipada, lo más seguro es que haya alguna penalización.
  • El dinero se queda inmovilizado. No lo puedes usar antes de la fecha de vencimiento del contrato de depósito. Si lo haces, seguramente te cobrarán comisiones o penalizaciones.

 

Por qué invertir en un depósito bancario

Invertir en un depósito bancario es una manera segura de invertir dinero a plazo fijo sin tener que preocuparte de ningún riesgo.

Otra gran ventaja es que no tienes que preocuparte de nada. A diferencia de otras inversiones como las acciones en la bolsa de valores. En éstas siempre debes estar pendiente de cómo fluctúa el mercado. En cambio, en un depósito bancario no.

Es una manera segura y muy fácil de sacarle rentabilidad a tu dinero ahorrado. Así estos no pierden valor a causa de la inflación.

 

Información importante que debes conocer bien antes de abrir un depósito bancario

Si estás pensando en abrir un depósito bancario, es importante que tengas en cuenta estas consideraciones antes de hacerlo:

  • El plazo del depósito. Aunque depende de la entidad, este acostumbra a ser entre los 3 meses o los 10 años.
  • Cuándo vas a recibir el dinero de la rentabilidad. Puede ser que algunos bancos o entidades financieras liquidan el dinero del rendimiento trimestralmente, y otras al final del contrato. Fíjate en estas acosas y elige la que se acorde más a tus intereses. requisitos
  • Garantía de la inversión. Cerciórate bien que el depósito bancario que contrates esté cubierto por el Fondo de Garantía de Depósitos.
  • Que el banco sea solvente. Siguiendo lo anterior, puedes mirar en alguna de las listas que tiene Condusef que el banco o entidad donde contrates el depósito bancario no tiene problemas de solvencia. En otras palabras, que tenga dinero.
  • Ten en cuenta qué pasa si retiras el dinero antes de tiempo. Si crees que vas a necesitar el dinero, no lo pongas en un depósito bancario a un plazo muy largo. Puedes ponerlo a un plazo que sea más corto o directamente no invertir en un depósito bancario.
  • Los bancos o entidades financieras no acostumbran a hacer renovaciones automáticas del depósito bancario. Pero mira bien las condiciones antes de firmar para que no se te escape este punto, porque te puede traer algún dolor de cabeza en el futuro.

 

Quiero contratar un depósito bancario, ¿por cuánto tiempo?

Antes de decidir por cuánto tiempo quieres contratar el depósito bancario, es importante que hagas un análisis de tus finanzas personales. Así descubrirás cuál es tu perfil económico.

Cuando lo ves, es muy tentador contratar un depósito a plazo fijo, a, por ejemplo, 5 años. El interés es alto por el tiempo. El problema es que no sabes a ciencia cierta si vas a necesitar el dinero en algún momento. 

Otro problema es que no sabes si los bancos o entidades financieras van a subir los intereses en este período de tiempo. Así que, si lo contratas a 5 años, estarás este tiempo sujeto a los mismos intereses.

Es por eso que, desde Financer.com, te recomendamos que contrates un depósito bancario a plazo fijo en un periodo no muy largo de tiempo. Así si el viento en la economía sopla a favor, podrás cambiar a otros depósitos que te den más rentabilidad.

 

Cuál es la mejor forma para invertir

Una de las mejores opciones para que obtengas más beneficios en los ahorros es que diversifiques las inversiones.

El depósito bancario es un producto financiero muy seguro.

Pero, el problema que tienen es si te encuentras con una emergencia económica. Piensa que los depósitos a plazo fijo, aunque puedas retirar el dinero (ya sea con penalización o no), no lo recibirás de forma inmediata, sino que tendrás que esperar unos días.

Si diversificas tus ahorros a un depósito bancario y a una cuenta corriente, siempre podrás echar mano de esta última en caso que tengas emergencias que puedan surgir.

También, puedes invertir parte de tus ahorros a acciones de la bolsa de valores o a préstamos P2P.

Pero, una cosa si que recomendamos siempre desde Financer.com. es muy importante que siempre tengas un colchón de dinero en caso de cualquier situación de urgencia.

¡Aprende a ahorrar desde hoy!

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

Configuración de Privacidad de Financer

Al usar financer.com, reconoces nuestros términos y condiciones, así como nuestra política de privacidad de datos. Utilizamos cookies para analizar y rastrear el uso de nuestro sitio web con el fin de mejorar nuestros servicios. Ciertas cookies requieren su consentimiento para que podamos recopilar estos datos. Puede informarse sobre los servicios de terceros que utilizamos, así como retirar su consentimiento en cualquier momento en nuestra configuración de cookies.

Facebook Marketing

SEO Solutions Ltd. (nosotros) como proveedor del sitio web financer.com está utilizando el Facebook-Pixel para promocionar nuestros contenidos y servicios a nuestros visitantes en Facebook, así como para rastrear los resultados de estas actividades de marketing. Esta información es anónima para nosotros y solo sirve para fines estadísticos. Facebook puede conectar los datos recopilados de Facebook Pixel con tu perfil de Facebook (Nombre, E-mail, etc.) y usar esto para sus propios fines publicitarios. Puedes ver y controlar los datos que Facebook recopila sobre la configuración de privacidad de Facebook.