Cómo elaborar tu plan de inversión

¿Quieres empezar a invertir pero no sabes cómo? En este artículo te vamos a enseñar cómo elaborar un plan e inversión para que tengas éxito en tus objetivos financieros. También te damos 5 consejos que debes tener en cuenta antes de invertir.

Ya sabes cómo hacer el plan de inversión, ¡empieza a invertir!

  • Posibilidad de operar en la bolsa de valores
  • Varios productos financieros como acciones, divisas o materias primas
  • Materiales gratuitos para el aprendizaje de las inversiones
  • Distintos métodos de pago aceptados
Solicitar

Elegido 574 veces

  • Trading personal con acciones, índices, materias primas y divisas
  • Videos de autoaprendizaje y tutorías personalizadas
  • Asesoramiento profesional
  • Actualidad financiera actualizada las 24 horas
Solicitar

Elegido 133 veces

  • Premio a la mejor plataforma broker
  • Mejor plataforma broker online
  • Premio mejor broker de criptomonedas
  • La sección de noticias está en inglés
Solicitar

Elegido 361 veces

El plan de inversión es uno de los principales elementos que se utilizan para poder generar beneficios económicos. Sirve como la referencia que te va a marcar la pauta a seguir en el momento de capitalizar un proyecto.

Es por eso que su aplicación es primordial dentro de la estrategia que se tenga en cuenta para producir beneficios a través de los recursos propios.

Desde Financer México queremos ayudarte a hacer tu plan de inversión. En este artículo encontrarás:

  1. Primero definiremos que es el plan de inversión.
  2. A continuación, te explicaremos cómo hacer el plan.
  3. Una vez que sepas cómo hacerlo, te contaremos cuáles son los principales instrumentos de inversión que tienes a tu alcance y cómo tienes que evaluar el progreso.
  4. Para acabar dándote una serie de consejos a tener en cuenta cuando quieras realizar cualquier inversión.

¿Qué es un plan de inversión?

Un plan de inversiones es un modelo sistemático que tiene como objetivo guiar tus inversiones actuales o futuras por el buen camino. En otras palabras, el plan de inversión implica tres elementos básicos que son los objetivos o destinos, los parámetros o pasos a seguir y el tiempo.

Para elaborar un plan que sea efectivo es necesario que se empiece por cuáles son los objetivos. A continuación, se deben establecer cuáles son los parámetros para saber qué pasos seguir de la inversión. Por último, se tuene que proyectar cada una de las acciones dentro del marco de tiempo tanto presente como futuro.

Cómo se elabora el plan de inversión

Evalúa tu situación personal

Debes elegir una opción de inversión que sea apropiad para tu edad. Por lo general, si eres joven vas a tener más tiempo para recuperarte en el caso de que se produzca una caída del mercado. Una buena idea es que destines tus inversiones a carteras de inversiones que sean dinámicas.

Si te encuentras cerca de jubilarte, lo mejor es que inviertas en productos que no sean tan dinámicos.

 

Analiza tu situación financiera

Debes ser consciente de cuánto dinero tienes disponible para invertir. Es imprescindible que te fijes un presupuesto para determinar cuánto dinero quieres invertir. No te olvides de dejar un monte aparte para cualquier situación de emergencia imprevista.

 

¿Cuál es tu perfil de riesgo?

El perfil que tengas determina tu tolerancia al riesgo. Aunque seas joven no significa que estés dispuesto a asumir muchos riesgos.

Eso sí, debes tener presente que siempre hay riesgos. Además, cuantos menos riesgos hay en un producto las ganancias serán menores. Normalmente los inversionista que toman muchos riesgos acostumbran a ganar más dinero (aunque también pueden perder cantidades importantes).

 

Establece tus objetivos

¿Qué es lo que quieres hacer con el dinero que consigas? ¿Quieres estudiar una maestría? ¿O una casa? Estas son algunas de las preguntas que te harás antes de cualquier inversión.

Por lo general, es mejor diversificar tu cartera de valores sin que importe cuál es tu objetivo. La idea es dejar que la inversión crezca durante bastante tiempo para que tengas el dinero suficiente que cuesta tu objetivo.

 

Establece una fecha para tus objetivos

Si estás interesado en conseguir de forma rápida una gran ganancia por la inversión que estás haciendo y, además, estás preparado para asumir el riesgo de que podrías sufrir una gran pérdida, entonces puedes elegir las inversiones más dinámicas que tengan el potencial de generar ganancias significativas.

En cambio, si estás interesado en ir ganando dinero de forma lenta, las mejores inversiones que puedes elegir son aquellas que generen un beneficio a largo plazo.

 

Cuál es el nivel de liquidez que quieres

Un activo que es líquido es uno que se puede convertir en dinero de forma fácil y rápida. Así, si tienes una emergencia, podrás tener acceso rápido al dinero.

Por ejemplo, las acciones o los fondos son activos muy líquidos porque se pueden convertir en dinero en efectivo en cuestión de días.

Por lo contrario, los bienes inmuebles no son muy líquidos. Se requieren de semanas o de meses para que se conviertan en dinero en efectivo.

 

Decide cómo quieres diversificar

Se recomienda no poner todo el dinero en la misma cesta. Es mejor diversificar. De esta manera, si una inversión está sufriendo pérdidas, puede recuperarse el dinero con otra que está ofreciendo ganancias.

 

El plan tiene que estar acorde a tu perfil de riesgo

Ten en cuenta que, si pones el 90% de tus inversiones en acciones todos los meses, puede que llegues a perder mucho dinero si este mercado sufre una caída considerable. Es por eso que debes asegurarte de que es un riesgo que puedes asumir. En caso contrario, no lo hagas.

 

Si no lo tienes claro, consulta con un consejero financiero

Si no estás del todo seguro de cómo puedes hacer tu plan acorde con tus objetivos y tu nivel de tolerancia al riesgo, lo mejor es que te pongas en contacto con un consejero financiero para que te asesore.

¿Cuáles son los instrumentos de inversión?

Ahora que ya sabes cómo hacer el plan de inversión, llega el momento de conocer qué instrumentos (o tipos) de inversiones hay. Los instrumentos de inversión son las formas que se canalizan o materializan las expectativas en el mercado de capitales. Por lo general, estos son los siguientes:

Cada uno de estos instrumentos y la manera en que se implementan en la gestión financiera de la inversión varían en función de las expectativas que tengas, ya que cada uno de ellos tiene una mecánica de funcionamiento y en ella ciertos límites o capacidades particulares.

Es por eso que se recomienda que los instrumentos de inversión vayan de la mano de la estrategia y el plan de inversión.

Cómo evaluar el progreso de tus inversiones en tu plan de inversión

Todo plan de inversión necesita ser controlado y evaluado. Es por eso esencial que evalúes como va el progreso de tus inversiones para ver si el plan necesita algún retoque para mejorar:

  • Controla tus inversiones de forma periódica. Analiza si se desarrollan según tus objetivos. Si no lo hacen, reevalúa tus inversiones y determina dónde tienes que hacer los cambios.
  • Investiga si tienes que cambiar tu perfil de riesgo. A medida que te haces mayor, estás menos dispuesto a asumir riesgos.
  • Evalúa si estás contribuyendo lo suficiente para alcanzar tus objetivos financieros. Puede darse el caso que no destines el dinero suficiente de cada sueldo a tus inversiones para conseguir los objetivos que te marcaste. De lo contrario, puede que estás muy avanzado y en verdad estás destinando más dinero del que necesitarías. Lo imprescindible es que adaptes tus contribuciones como corresponde.

5 consejos básicos para cualquier inversión

  1. Infórmate bien antes de empezar cualquier inversión. La información te da el poder de conocer los sectores que mejor se adaptan a tu perfil de inversor.
  2. Establece objetivos claros. El riesgo que estás dispuesto a asumir, la finalidad de la inversión y el tiempo que estás dispuesto a esperar para obtener beneficios te van a ayudar a elegir el camino que quieres.
  3. Decide cuánto dinero estás dispuesto a invertir. Analiza en qué estado están tus finanzas personales. En función de cómo estén, podrás decidir qué tipos de inversiones te convienen. No tienes que olvidarte que durante un tiempo no podrás disfrutar de ese dinero. Es por eso que tener paciencia es algo fundamental y tener en cuenta que los beneficios pueden tardar en llegar.
  4. Diversifica tus inversiones. Es algo que ya hemos comentado a lo largo del artículo, pero lo volvemos a repetir porque es algo muy importante. Si pones todo tu dinero en un solo producto corres el riesgo de perderlo todo por una mala operación. Mejor diversificar para subsanar posibles pérdidas.
  5. Elige los productos que se adapten a tu perfil de inversor. Hay muchas opciones en donde invertir. Analízalas bien y quédate con la que te convenga más teniendo en cuenta el riesgo, tu objetivo, y el tiempo en que lo quieres conseguir.

Sobre el autor

Prestamistas del año

Mejores prestamistas del año, fiables y seguras. Valoración basada en los comentarios de los usuarios.

(basado en 33 comentarios)

(basado en 12 comentarios)

(basado en 63 comentarios)

Comparar prestamistas

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

×

Por favor, valora Cómo elaborar tu plan de inversión