Línea de Crédito

¿Necesitas recibir financiación de forma periódica? Descubre todo lo que necesitas saber sobre la línea de crédito. ¡No te pierdas este artículo!

Consulta los préstamos que más te interesen

Preguntas y respuestas sobre Línea de Crédito

¿Qué es una línea de crédito?

Es una cuenta de crédito o préstamo permanente. También se conoce como revolvente. Es un método de financiación en el que una entidad o institución financiera pone a tu disposición un límite de dinero. Así puedes disponer de este importe de forma parcial o en su totalidad. Lo puedes utilizar cuando quieras. Mientras vas utilizando el dinero lo vas devolviendo. Y, una vez que hayas liquidado la deuda, puedes volver a tener el mismo importe de este crédito.

Diferencias entre línea de crédito y un préstamo

Los plazos de devolución del préstamo son fijos, mientras que los de la línea de crédito se pueden devolver cuando quieras sin ninguna comisión por anticipo. Si quieres pedir otro préstamo, tendrás que volver a pasar todos los procedimientos. En cambio, en la línea de crédito lo único que tienes que hacer es pagar la deuda que tienes para volver a disponer del dinero.

Tipos de línea de crédito que hay

Línea de crédito para particulares. Línea de crédito para empresas. Línea de crédito para trabajadores de cuenta propia o freelance.

Puede que llegue algún momento en que necesites dinero de forma periódica, ya sea para algún proyecto que tengas en mente o para gastos que puedas tener mensualmente. Por suerte para ti existe lo que se llama línea de crédito.

En este artículo vas a encontrar toda la información que necesitas sobre este producto financiero. Esperamos que, después de estas líneas, ya tengas más claro qué forma de financiación es la que se adecúa más a tu perfil y necesidades. Desde Financer México siempre queremos darte la mejor información posible.

Qué es la línea de crédito

Primero de todo, debes saber que línea de crédito no es lo mismo que préstamos en línea. Los préstamos en línea son créditos que se pueden pedir por Internet, y línea de crédito es una cuenta de crédito o préstamo permanente (que también se conoce como revolvente). 

Este es un método de financiación en el que una entidad prestamista pone a tu disposición un límite de dinero. De esta manera puedes disponer de ese dinero de forma parcial o en su totalidad.

Así, siempre que quieras, tendrás a tu disposición una serie de dinero que lo podrás utilizar cuando lo desees. Como hemos señalado antes, lo puedes gastar todo a la vez o en pequeñas cantidades. Tú decides cómo y cuándo lo vas a utilizar.

Cuando vayas utilizando el dinero lo tendrás que ir devolviendo. Una vez devuelto, volverás a tener a tu disposición el importe de este crédito.

Más cosas sobre la línea de crédito

Las líneas de crédito o préstamos permanentes son muy parecidas a las tarjetas de crédito. Es decir, dispones de un importe de dinero que lo puedes utilizar cuando quieres. Además, no tienes la obligación de usarlo. Por lo que si no lo haces no tendrás comisiones o multas extras que pagar.

Si lo deseas, lo puedes utilizar desde el primer momento, en unos días, semanas o meses. O sea, realmente cuando quieras. Y para dejarlo claro otra vez, si no lo utilizas no hace falta que lo pagues. Es por eso que se parece a las tarjetas de crédito.

Por las razones expuestas más arriba es un buen colchón económica que puede servir muy bien si se quieren financiar imprevistos o urgencias de última hora, compras o cualquier tipo de pago que surja.

Vamos a ver un ejemplo para que lo veas más claro:

  1. Una entidad prestamista te concede una línea de crédito de $20.000 pesos el día 1 del mes. Información
  2. El día 4 tienes que pagar una reparación de emergencia del auto que cuesta $5.000 pesos. Por lo que les restas estos al total, y te quedan todavía $15.000 pesos.
  3. El día 15 recibes un bono de tu sueldo de $2.500 pesos, por lo que decides pagar parte de tu préstamo. O sea, ahora te quedan $17.500 pesos.
  4. El día 18 es el cumpleaños de tu hija y decides hacerle un regalo valorado en $10.000 pesos. Estos los descuentas de los que te quedaban, así que ahora dispones de $7.500 pesos.
  5. Llega final de mes y pagas todo lo que queda de tu deuda. Así que vuelves a disponer del total de tu crédito, que son $20.000 pesos.
  6. Y así cada mes.

Como puedes ver, el procedimiento es sencillo. Lo único que debes tener en cuenta es que los intereses acostumbran a ser diarios, por lo que cuanto antes pagues, mejor que mejor.

Cuáles son las diferencias entre línea de crédito y préstamo (por ejemplo, préstamos en línea)

Los términos préstamo y línea de crédito se pueden confundir muy fácilmente. Pero, existen diferencias entre los dos términos. A continuación, vamos a enumerar éstas:

  • El préstamo, por ejemplo, el préstamo inmediato, es un método de financiación por el que se consigue financiación de forma rápida. En la línea de crédito también puedes retirar dinero de forma inmediata, aunque puedes retirar el importe que quieras, no hace falta su totalidad. 
  • En los préstamos el plazo de devolución acostumbra a ser fijo y determinado. En cambio, en la línea de crédito lo puedes devolver cuando quieras (generalmente dentro de un plazo límite) sin ninguna comisión por anticipo.
  • En el préstamo, si quieres pedir más dinero, necesitarás volver a pedir otro firmando un nuevo contrato (y es posible que con otras condiciones). En cambio, con la línea de crédito, siempre que devuelvas el dinero podrás disfrutar otra vez de este sin tener que pedir otro.

Las diferencias son bastantes. Dependiendo del tipo de financiación que necesites puedes pedir uno u otro. Desde Financer.com siempre queremos darte toda la información que necesites para que así puedas elegir adecuadamente.

Ventajas y desventajas de las líneas de crédito

  • Su flexibilidad. Mientras dura la línea de crédito, puedes retirar el dinero siempre que quieras y el importe que desees. Eso sí, siempre debes estar al corriente de la deuda y pagar cuando toca. 
  • La inmediatez. El acceso al dinero es inmediato. Siempre se encuentra depositado en tu cuenta de crédito. Así evitas los tiempos de espera de ir pidiendo préstamos.
  • La comodidad. Su funcionamiento es muy parecido a una cuenta corriente. Significa que puedes sacar dinero fácilmente, y también ponerlo, o sea devolverlo, sin más complicaciones.
  • Gastos de no disponibilidad. Aunque si quieres no hace falta utilizar todo el dinero, debes tener en cuenta que hay una serie de entidades prestamistas que te pueden cobrar gastos por la disposición del dinero, aunque no se utilice.
  • Comisión de apertura. Al tratarse de un préstamo, puede que el comienzo de la actividad requiera del pago de unas comisiones.
  • El interés sobre lo que has gastado o excedido. De lo gastado acostumbra a ser una media de lo utilizado. Y de lo excedido (cuando has utilizado más dinero del que realmente hay en la línea de crédito) los intereses seguro que serán más altos.

Qué perfil hay que tener para poder pedir una línea de crédito

Afortunadamente no hay un perfil especial de quién puede pedir este tipo de producto financiero. La línea de crédito se utiliza para financiar los gastos y es utilizado tanto para particulares, empresas o autónomos o freelance.

Normalmente las condiciones son iguales para todos: se tiene que devolver el dinero con los intereses pactados y en la fecha acordada. 

Una recomendación que hacemos es que si necesitas dinero para una cosa puntual, no utilices la línea de crédito. Es mejor que pidas otro tipo de préstamos que también puedes encontrar en el mercado.

Piensa que la línea de crédito ha sido diseñada para los que buscan una devolución del préstamo flexible y que quieren tener la seguridad y tranquilidad de disponer, cuando necesiten, de liquidez.

Línea de crédito para particulares

Entre particulares la línea de crédito es un método de financiación muy solicitado porque permite disponer de un dinero para necesidades que pueden surgir en cualquier momento. Si quieres, también puede servir para pagarte algún capricho. Aunque esto último no te lo recomendamos.

Generalmente las entidades prestamistas no te preguntarán para qué quieres el dinero. Es por eso que lo puedes utilizar para cualquier cosa como regalos, pagar reparaciones de última ahora, la compra, productos para la casa, etc.

La línea de crédito, como ya hemos mencionado más arriba, es una buena opción si quieres saber que podrás disponer de dinero de forma breve ante cualquier necesidad.

Línea de crédito para empresas

La línea de crédito también se encuentra disponible si tienes una empresa o cualquier otra cosa parecida con la que te ganes la vida. 

Hay muchos empresarios que utilizan este tipo de financiación para poder afrontar cualquier tipo de imprevistos.

Por ejemplo, imagínate que un mes tu empresa reporta pocos beneficios. Pero, igualmente debes pagar los sueldos a tus empleados y las facturas a tus proveedores. Las líneas de crédito son una buena idea para acometer estas operaciones y así evitar problemas de impago.

Además, si tienes una empresa no olvide de visitar nuestra página de préstamos para empresas. Allí podrás encontrar toda la información de este tipo de créditos.

Línea de crédito para autónomos o freelance

Si eres autónomo o freelance puedes acceder a la línea de crédito para conseguir liquidez de forma inmediata.

El proceso, como hemos señalado anteriormente, acostumbra a ser fácil y la financiación es muy flexible. Piensa que con la línea de crédito puedes pagar impuestos, tasas o facturas.

Consejos si vas a pedir una línea de crédito

Pedir un préstamo, sea cuál sea, siempre comporta una serie de riesgos que debes tener en cuenta. Es por eso que, a continuación, te ofrecemos una serie de consejos que debes tener en cuenta antes de pedir una línea de crédito:

  • Mantente siempre al día de cuanto dinero tienes disponible en la línea de crédito. Es muy importante que las cuentas te cuadren y no gastes más de la cuenta. También repasa los gastos asociados que hay a este préstamo.
  • No pidas más de una línea de crédito. Aunque creas que hay la ventaja de disponer más dinero, piensa que las obligaciones se te dispararán. Por lo que al final acabarás pagando más dinero. requisitos
  • No aplaces demasiado los pagos. Piensa que cuanto más tarde los pagues, más altos serán los intereses que deberás afrontar. Ponte alarmas al celular o hazte un calendario para saber cuándo tienes que pagar y así evitarás sorpresas desagradables.
  • La línea de crédito no debe ser dos veces tu sueldo. Cuanto más alta sea, más posibilidades de endeudarte tendrás. Y si no pagas a tiempo, las consecuencias no serán buenas.
  • Las deudas mensuales no deben exceder más del 30% de tus ingresos. Ten esto en cuenta, porque a parte de lo que debes devolver de bien seguro que tienes unos gastos fijos mensuales.
  • Aunque te dé mucho dinero la línea de crédito, no la gastes toda si no la necesitas. Ponte un máximo mensual para así llevar mejor tus finanzas personales.
  • Si te otorgaron una línea de crédito muy alta o sabes que no vas a utilizar todo el dinero, negocia con la entidad prestamista para que te lo rebaje. No tiene sentido ir pagando de más.

Comparte este artículo en las redes sociales si te ha resultado interesante. También nos puedes escribir en el caso que tengas alguna pregunta o duda. Desde Financer México estaremos encantados de contestarte.

Sobre el autor

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

×

Por favor, valora Línea de Crédito

  • Tarifa
  • Comentario
  • Enviar

Tarifa

¿Cómo calificarías los servicios y productos de Línea de Crédito?

Volver

Comentario

¿Cómo fue el servicio? ¿Encontraste algún problema? ¿Sientes que la empresa estuvo a la altura de tus expectativas? No dejes nada, queremos escuchar todo lo bueno y todo lo malo.

Enviar

Estás a un paso de enviar tu comentario

Regístrate con tu Email
Crear una nueva cuenta a continuación
 Tu opinión comentario está pendiente. Por favor revisa tu correo electrónico y haz clic en el enlace de confirmación.