¿Por qué se rechazan los préstamos?

¿Por que rechazan los préstamos? Son muchas las razones. Aquí encontrarás exactamente el por qué no te dan el crédito en ningún lado. ¡Aprende además los mejores consejos y recomendaciones para una solicitud de préstamo exitosa!

Préstamos inmediatos

Preguntas Frecuentes

rechazar (3)

¿Por qué se rechazan los préstamos?

Hay muchas razones por las que se pueden rechazar los préstamos. Algunas son más o menos entendibles, pero hay otras que no saltan a simple vista.

Las principales razones por las que te pueden rechazar un crédito son:

  • Por los ingresos.
  • Por el nivel de ingresos.
  • Por la antigüedad en tu casa o trabajo.
  • Por la inestabilidad laboral.
  • Por no tener ahorros a la vista.
  • Por el Buró de Crédito.
  • Por los ingresos y las deudas.
  • Por la situación judicial.
  • Por falta de relación con la entidad.
  • Por ser demasiado joven o demasiado mayor.
  • Por los datos incorrectos.
  • Por la tarjeta de crédito inválida.
  • Por el envío de documentos no visibles.
  • Por no aceptar los préstamos en el plazo establecido.

¿Por qué te pueden rechazar una hipoteca?

Hay diferentes razones por las que te pueden rechazar una hipoteca. Algunas de estas son:

  • Por problemas legales con el inmueble.
  • Por deudas del inmueble.
  • Por el inmueble inmatriculado.
  • Por el enganche.

Razones por las que no te pueden rechazar un préstamo

  • La raza.
  • El color.
  • La religión.
  • El sexo (género).
  • La edad (si tu edad está dentro de los parámetros que ellos establecen).

¿Por qué rechazan los préstamos?

No sabes por qué te rechazan los préstamos y, además, después de buscar en mil y un sitios por la red, no ves razones por las que te deniegan el financiamiento.

Pues aquí has dado en el sitio correcto. Todas las preguntas que tengas sobre problemas con las solicitudes de algún préstamo personal o cualquier otro tipo, serán aquí contestadas. Desde Financer México siempre te queremos dar la información más completa de primer nivel. ¡No dejes de leer estas líneas!

Razones por las que se deniegan los préstamos

Hay muchas razones por las que te pueden denegar los créditos personales o de cualquier otro tipo. Algunas son más entendibles (por ejemplo, tener un mal historial crediticio), pero hay otras que no resultan tan claras.

A continuación, te enumeramos las principales razones por las que te pueden rechazar las solicitudes a préstamos:

 

Por los ingresos

Puede que tengas unos ingresos mensuales estables, pero, si no se pueden comprobar, es complicado que el banco o entidad prestamista te dé un préstamo.

Hay pocas instituciones que tengan la opción de aceptar trabajadores autónomos que no declaren sus ingresos. La mayoría solicitará los comprobantes de los últimos 6 meses de nómina. Así que no vale la pena tener mucho dinero debajo de la almohada, ya que tienes que encontrar alguna forma legal para declararlo y que vean que tienes ese dinero.

 

Por el nivel de ingresos

Muchos bancos y entidades financieras piden un ingreso mínimo mensual con el fin de asegurar que puedas pagar la deuda mensualmente (o de la manera fraccionada que hayáis acordado). Normalmente lo que piden es que lo que recibes al mes sean dos y hasta tres veces lo que pagarás mensualmente, por ejemplo, por un préstamo personal.

Imagínate que tienes que pagar cada mes unos $3.000 pesos de deuda, los bancos y entidades financieras quieren comprobar que ganas un mínimo de $10.000 pesos mensuales. Por eso, como comentamos en el punto anterior, es importante que puedas demostrar una fuente de ingresos.

 

Por la antigüedad en tu casa o trabajo

En la mayoría de bancos o entidades financieras tienes que demostrar una antigüedad mayor a 6 meses en tu domicilio y empleo. Si no cumples estos requisitos, puede que te nieguen el préstamo. casa

Acostumbran a pedir esto para estar seguros, primero, que no desaparecerás justo después de haber pedido el crédito; y, segundo, que tienes dinero para poder afrontar la deuda con seguridad.

Además, en algunos casos puede que te pidan como aval tu casa. Es por eso que quieren estar seguros que realmente tienes una casa (en el caso que te la pidan como aval).

 

Por la inestabilidad laboral

Aunque tengas trabajo e ingresos, debes demostrar que tu situación laboral es estable. Si no es así, difícilmente se puede obtener un préstamo del banco. Presentar un contrato indefinido con una relación laboral de más de un año en la misma empresa y unos ingresos acordes al crédito serán valorados positivamente por el banco.

Pero, una situación laboral inestable y unos ingresos esporádicos o demasiado bajos en relación a la cuota del préstamo es probable que no te acepten la solicitud. Como puedes ver no es solo importante presentar unos ingresos, sino que éstos deben ser estables.

 

Por no tener ahorros a la vista

Los bancos y las entidades financieras valoran la capacidad de ahorro de los prestatarios. Esto se debe a que les gusta que tengas una buena planificación financiera. Además, también les agrada que los gastos no superen a los ingresos. El tener ahorros permite disponer de un respaldo para que, en caso de que tu situación financiera cambie, puedas hacer frente a las letras del préstamo.

 

Por el Buró de Crédito

En el artículo sobre el Buró de Crédito, que también tenemos en nuestro sitio, tienes toda la información necesaria para entender qué es y cómo funciona esta institución. Además, verás que realmente no es malo estar en sus listas, ya que con sólo pedir un préstamo ya aparecerás. Lo importante aquí es el cómo afrontas los préstamos que pides. 

El historial crediticio que parece en esta institución es utilizado por los bancos y entidades financieras para conocer cómo eres como pagador con deudas anteriores y existentes. También analizarán tu nivel de endeudamiento. Si ven que no pagas a tiempo tus deudas y tienes muchos préstamos pedidos, lo más seguro es que no acepten tu solicitud, por ejemplo, a un préstamo personal.

 

Por los ingresos y las deudas

A partir de toda la documentación que reciben sobre ti, los bancos e instituciones financieras calculan qué porcentaje de tus ingresos es destinado a tus deudas. Así, pueden saber si eres capaz de hacer frente a una deuda más o no. Probablemente te denegarán el préstamo si tus deudas representan más del 45% de tus ingresos.

Es por eso que recomendamos que antes de pedir, por ejemplo, créditos personales, resuelvas tus deudas para que así tengas todo lo necesario para afrontar nuevos préstamos. Esto lo tienen siempre muy presente los bancos y las entidades financieras.

Además, hay algunas entidades o bancos que consideran que tener más de un préstamo no es necesario. Y, por eso, no quieren concederte otro.

 

Por la situación judicial

Puede que pienses que sea injusto, pero hay algunos bancos y entidades financieras que no otorgan préstamos a personas que tienen una situación judicial en vilo como procesos abiertos o condenas que están cumpliendo. 

La razón por la que rechazan estas solicitudes es para evitar problemas con las autoridades. Un préstamo concedido a una persona que esté en medio de una posición puede significar una ayuda para evadir la justicia.

 

Por falta de relación con la entidad

Si no tienes una relación previa con el banco o institución financiera, es más difícil que te quieran conceder algún préstamo. En general, los bancos están más que predispuestos a prestar a aquellos clientes con los que ya tienen relación anterior. Hay algunas instituciones en que esta relación anterior es un requisito indispensable.

Si necesitas dinero, lo mejor es que preguntes a tu entidad financiera o banco habitual. Si eres buen cliente te querrán retener, por lo que quizás te hagan alguna oferta interesante.

 

Por ser demasiado joven o demasiado mayor

Si eres demasiado joven o, al contrario, superas cierta edad, puede que no acepten darte financiamiento. En general, los bancos y entidades financieras no quieren prestar dinero a los más jóvenes porque hay un mayor riesgo debido a la posible falta de experiencia y la inestabilidad laboral. 

Por otro lado, la gente mayor también lo tiene más difícil porque la cercanía de la jubilación, un momento en que los ingresos se acostumbran a reducir, y un posible aumento de los problemas de salud, hacen que las entidades sean más reacias a conceder préstamos a estas personas.

Normalmente la edad para conceder, por ejemplo, préstamos personales, está entre los 18/21 y 70 años.

 

Por los datos incorrectos

Algunas solicitudes son rechazadas porque los datos entrados no son correctos. Por ejemplo, el nombre es incompleto, la dirección también, los datos falsos o no se han rellenado todos los campos obligatorios.

Es importante que siempre revises los datos que entras porque es muy fácil cometer un error.

También es imprescindible que la cuenta bancaria esté a tu nombre. No puedes poner la cuenta de tu pareja, algún familiar o la de tu mejor amigo. Ésta se utiliza para poder ingresar el dinero cuando pides el préstamo. Si el titular de la cuenta bancaria no coincide con los datos del solicitante, la petición será denegada.

 

Por la tarjeta de crédito inválida

Debes introducir los datos correctos de la tarjeta y debe ser tuya. Si no es así, te denegarán los préstamos, como en la situación anterior.

 

Por el envío de documentos no visibles

Cada vez más lo norma es enviar los documentos por email. Además, los bancos y entidades financieras han ido facilitando un proceso de verificación online sin papeles. Pero, a veces tendrás que subirlos a la red o enviarlos por correo electrónico.

Este es un proceso que puede resultar pesado, por lo que hacerlo bien a la primera nos ahorrará tiempo. Es bueno que envíes las copias en color y que la información se vea de forma clara.

 

Por no aceptar los préstamos en el plazo establecido

Si tu solicitud ha sido aceptada, recuerda que ésta no estará cerrada hasta que aceptes el contrato. 

Si lo aceptas fuera de tiempo, lo más seguro es que te denieguen la solicitud porque el contrato ya no tendrá validez. Y, desgraciadamente, deberás empezar todo el proceso de nuevo. Lo mejor es que cuando lo recibas te lo leas atentamente, y, si aceptas los términos y las condiciones, lo firmes.

 

Aparte de todas las razones anteriores, hay algunas que solo están relacionadas con las hipotecas y el por qué las deniegan. A continuación, te mostramos algunas de ellas:

 

Por problemas legales con el inmueble

Si lo que pides es una hipoteca, puede ser que te encuentres con este problema. Algunas veces la casa o el terreno que quieres comprar está intestado o no puede ser vendido por algún problema familiar entre los antiguos miembros.

Este hecho puede perjudicar la obtención de financiamiento ya que el inmueble quedará como garantía. Mientras pagas el préstamo, éste debe estar libre de problemas testamentarios. Hasta que no se soluciones este inconveniente, es muy probable que los bancos o entidades financieras no te den el préstamo.

 

Por deudas del inmueble

También tiene relación con las hipotecas. La casa que quieres comprar debe estar pendiente de los pagos como la luz, el gas, el agua o el predial. Si no es así, el banco no va aceptar en garantía la casa que tiene deudas. Además, es importante que la casa no se encuentre hipotecada o con algún otro gravamen. recibir préstamo

Es muy importante, antes de firmar cualquier papel, cerciorarte que el inmueble que quieres comprar esté al corriente de todo esto. Si no paras atención a estos detalles, puede que te encuentres con alguna sorpresa nada agradable.

 

Por el inmueble inmatriculado

Esto significa que la propiedad no está escriturada o que no está correctamente dada de alta ante el Registro Público de la Propiedad.

Los bancos o entidades financieras no aceptan este tipo de inmuebles ya que no pueden ejercer ningún derecho sobre el mismo, como, por ejemplo, adjudicarse la casa en caso de incumplimiento de pago. Así que, aparte de los gastos que deben estar al día, revisa todos los papeles para que esté todo en regla.

 

Por el enganche

No encontrarás ningún banco ni entidad financiera que te de un financiamiento del 100% del valor del inmueble. La mayoría limita los préstamos al 80%. Esto significa que el porcentaje restante (el enganche), se deberá cubrir con tus propios recursos. Además, tendrás que demostrar al banco que cuentas con este dinero.

Razones por las que no pueden rechazarte los préstamos

Hasta ahora hemos visto las principales razones por las que te pueden rechazar los préstamos. Como has podido observar, hay algunas que son muy evidentes, pero otras que no lo son tanto. 

También puede ser que te rechacen, por ejemplo, un préstamo personal por alguna razón que realmente no deberían hacerlo. A continuación, te listamos algunas razones por la que no podrían rechazarte un préstamo:

  • La raza.
  • El color.
  • La religión.
  • El sexo (género).
  • La edad (si tu edad está dentro de los parámetros que ellos establecen).

Qué requisitos debes tener para que te acepten las solicitudes de préstamos

A continuación, te mostramos los pasos que debes conocer para lograr tus objetivos a través del financiamiento.

Primero, es muy importante que conozcas tu determinación de la capacidad de pago en el momento de pedir un préstamo. Éste es un factor clave para determinar las deudas que puedas generar a corto plazo. Para conocer bien este factor, debes seguir los siguientes pasos:

  1. Ingresos brutos: Tienes que considerar todos tus ingresos antes de impuestos, es decir el sueldo, las comisiones y otros comprobables. requisitos
  2. Ingresos netos: A tus ingresos brutos, debes restar los impuestos que se apliquen a tu actividad personal.
  3. Gastos: Tienes que saber bien cuáles son tus gastos y restarlos a los ingresos netos. Considera los gastos fijos y promedia las variables de cada mes. Los gastos fijos son la renta, alimentación, transporte o educación; y los variables son las vacaciones, regalos o entretenimiento.
  4. Capacidad de pago: Es el porcentaje que representa tu excedente después de restar impuestos y gastos al ingreso neto. Para determinarlo debes dividir el excedente entre tus ingresos netos.

Aparte de la capacidad de pago, debes tener en cuenta la documentación básica que necesitas para solicitar los préstamos. A rasgos generales, ésta es:

  • La solicitud del préstamo, que estará proporcionada por el banco o la entidad financiera.
  • El comprobante de ingresos.
  • La identificación oficial.
  • El comprobante de domicilio.
  • Y otros que puede determinar la institución financiera.

Consejos para pedir préstamos

Ahora que ya sabes todas las razones por las que te pueden rechazar las solicitudes de financiamiento, te vamos a dar una serie de consejos para que los tengas en cuenta en el momento que quieras pedir futuros préstamos.

 

No pidas más dinero del que necesitas

Cuando pides un préstamo tendrás que devolver el dinero que te han prestado, más los intereses, las comisiones y otras posibles variables. La suma total del dinero a adeudar será mayor a la que te prestaron. Por ello, al pedir un préstamo ajusta al máximo la cantidad que quieres solicitar y así evitarás pagar más intereses por éste.

 

Devuélvelo lo antes posible

El tiempo de devolver un crédito es uno de los factores que más pueden encarecer el precio de los préstamos. Si el tiempo es menor, los intereses serán más bajos. En cambio, si el tiempo es mayor, pagarás más.

 

No te retrases en los pagos de los préstamos

Es importante que abones las cuotas en el plazo que hayas fijado con la entidad y que no te retrases ni un solo día. Si pagas más tarde, puede que el banco o la entidad te aplique unos intereses extra por la demora. Éstos suelen ser mucho más elevados que los intereses ordinarios. 

Si la situación se repite, o dejas de pagar alguna cuota, la deuda no desaparecerá, si no todo lo contrario, ya que se incrementará y podrían llegar a embargar tus bienes o cuotas bancarias. Antes de pedir un préstamo asegúrate que puedes pagarlo en los plazos previstos. Correr riesgos no tiene sentido.

 

Compara los Préstamos Personales

La mejor opción para conseguir el préstamo más adecuado para ti es comparar los diferentes productos que hay. Por ejemplo, Solcredito y Crezu son buenas opciones. Debes seleccionar la cantidad de dinero que necesitas, rellenar los datos del cuestionario y en unos segundos podrás saber los préstamos que tienes a tu disposición. Así, podrás elegir el préstamo que más te conviene y evitar más dinero de lo necesario por éste.

 

Entrega la información completa

Para que la decisión de la entidad financiera o del banco sobre tu préstamo sea lo más rápida posible, es mejor que entregues la información completa la primera vez. Cualquier aclaración que la institución te pida o algún error detectado en la solicitud del crédito, como por ejemplo un préstamo personal, puede significar una demora de una semana a dos meses.

 

Justifica el gasto

La mayoría de entidades te preguntarán para que quieres el dinero que pides. Esta información les proporciona cierta seguridad. No es lo mismo que quieras un préstamo para saldar deudas anteriores que uno para renovar tu cocina. En algunas ocasiones el banco o la entidad financiera te pedirá acreditar los documentos correspondientes para los que quieres el préstamo. Si no puedes proporcionarlos, puede que te lo denieguen.

Sobre el autor

Prestamistas del año

Mejores prestamistas del año, fiables y seguras. Valoración basada en los comentarios de los usuarios.

(basado en 30 comentarios)

(basado en 60 comentarios)

(basado en 23 comentarios)

Comparar prestamistas

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

×

Por favor, valora ¿Por qué se rechazan los préstamos?

  • Tarifa
  • Comentario
  • Enviar

Tarifa

¿Cómo calificarías los servicios y productos de ¿Por qué se rechazan los préstamos??

Volver

Comentario

¿Cómo fue el servicio? ¿Encontraste algún problema? ¿Sientes que la empresa estuvo a la altura de tus expectativas? No dejes nada, queremos escuchar todo lo bueno y todo lo malo.

Enviar

Estás a un paso de enviar tu comentario

Regístrate con tu Email
Crear una nueva cuenta a continuación
 Tu opinión comentario está pendiente. Por favor revisa tu correo electrónico y haz clic en el enlace de confirmación.