Préstamos bancarios

Los bancos son la primera opción de muchos para conseguir financiación.

Compara aquí las mejores ofertas en préstamos bancarios y conoce los tipos de créditos más populares para que pidas el que se adapte a lo que quieres hacer con el dinero.

Empieza a comparar

¿Cuánto te gustaría tomar prestado?

Opciones de préstamos bancarios más destacados

Compara las mejores opciones de crédito y financiamiento:
Empresa Calificación general Límite de préstamo A pagar en Intereses
4.9 $40,000 12, 18 o 24 meses 76% sin IVA
4.3 entre $2,000 y $70,000 hasta 154 semanas 52.5% + IVA
3.5 de $3,000 hasta $750,000 de 6 a 72 meses entre 25.75% y 39.95%
4.0 hasta $750.000 entre 24 y 60 meses desde 14%
4.5 hasta %500.000 hasta 60 meses CAT promedio 26.1% sin IVA
Empresa Calificación general Límite de préstamo A pagar en Intereses Empieza
4.9 $40,000 12, 18 o 24 meses 76% sin IVA
4.3 entre $2,000 y $70,000 hasta 154 semanas 52.5% + IVA
3.5 de $3,000 hasta $750,000 de 6 a 72 meses entre 25.75% y 39.95%
4.0 hasta $750.000 entre 24 y 60 meses desde 14%
4.5 hasta %500.000 hasta 60 meses CAT promedio 26.1% sin IVA

¿Cómo pedir un préstamo bancario?

¿Cómo pedir un préstamo bancario?
1
Compara y elige
Presta especial atención a los intereses del préstamo y al plazo de pago de la selección de préstamos.
2
Visita la web del banco
Tras elegir una opción, serás redirigido a la web del banco y podrás ver sobre más sobre su oferta.
3
Haz tu solicitud
Llena el formulario y entrega los requisitos correspondientes. Solo comparte información verdadera.
4
¡Recibe tu dinero!
Si tu préstamo es aprobado, recibirás el dinero en tu cuenta en un máximo de 72 horas.

¿Qué son los préstamos bancarios?

Se trata de un producto financiero en el que una entidad debidamente registrada ante la CNBV (Comisión Nacional de Banca y Valores) da dinero a una persona física o moral, esto con un contrato de por medio.

En ese contrato se establece el monto del préstamo, el plazo de pago y los intereses a pagar, así como las comisiones y otros puntos de interés para las partes.

¿Cómo funcionan los préstamos bancarios?

Los préstamos son un ganar-ganar para todos: quien lo recibe tiene el dinero que necesitaba, mientras que el banco logra ganancias que provienen de los intereses a pagar por el prestatario.

Y no solo las personas pueden acceder a un crédito, sino también entidades constituidas legalmente como una persona moral.

En México, gracias al Buró de Crédito, puedes solicitar un crédito bancario incluso si no se es cliente de dicho banco. El banco recibirá tu solicitud y de inmediato verá tu historial de crédito, así como los demás requisitos.

De hecho, es común que una entidad financiera se ponga en contacto con personas con buen historial de crédito que no son sus clientes para ofrecer un crédito bancario u otros productos, como una tarjeta de crédito.

Requisitos más comunes

  • Tener 18 años o más
  • Identificación oficial vigente (IFE/INE, pasaporte)
  • Comprobante de domicilio
  • Comprobante de ingresos
  • Buen historial crediticio
  • (Varía) Avales o garantías prendarias en caso de tener mal historial
  • (Varía) No tener actividad empresarial
  • (Varía) Edad máxima de 75 años
  • (Varía) Recibir pago de nómina en el banco
  • (Varía) Antigüedad mínima en tu empleo o residencia
  • (Varía) Estado de cuenta

Considera que los requisitos para conseguir préstamos personales bancarios pueden cambiar de banco en banco, pues puede variar la importancia que se dé a ciertas características o documentos.

Tasas de préstamos bancarios

En México, los  intereses de préstamos bancarios suelen ser en forma de tasa anual fija, la cual puede variar entre el 20% y el 45%.

No obstante, diferentes factores que nombramos a continuación también influyen en las tasas de interés:

  • Score crediticio del solicitante
  • Nivel de ingresos del solicitante
  • Monto del préstamo
  • Plazo del préstamo
  • Tipo de financiamiento solicitado

Ejemplos de préstamos bancarios

Supongamos que haces una solicitud de un crédito personal en un nuevo Banco, llamado “Banco para Todos”.

Solicitas $100.000 a pagar en 1 año y se te informa que los intereses son del 25%. Eso significa que el monto total a pagar será de $125.000, que es el resultado de sumar el préstamo más el 25% de intereses.

Como se debe pagar en 12 meses (1 año), se dividen los $125.000 entre 12 meses, lo que deja cuotas de $10.416,7 cada mes.

Si tienes que pagar algún cargo o misión, normalmente se descuenta del monto a recibir como préstamo. En esos casos se recomienda calcular el CAT para tener una mejor estimación sobre el costo del préstamo.

Tipos de préstamos bancarios

Los préstamos de dividen de diversas formas, según su naturaleza y plazo de pago son las más comunes.
Préstamos a largo plazo
Préstamos a largo plazo
Préstamos a corto plazo
Préstamos a corto plazo
Hipoteca
Hipoteca
Préstamos para empresas
Préstamos para empresas
Préstamos para emprendedores
Préstamos para emprendedores
Préstamos para coches y motos
Préstamos para coches y motos

Préstamos bancarios a largo plazo

Son préstamos personales en línea pensados para pagarse en plazos largos, normalmente más de 12 o 24 meses. Algunos bancos le llaman “crédito al consumo” y se pueden destinar a gastos generales.

El tiempo para pagar el préstamo es más largo pues normalmente se trata de cantidades de dinero más altas, lo que significa mayores intereses a pagar.

Con estos préstamos podrás conseguir desde $1.000.000 en adelante según el banco.

Préstamos bancarios a corto plazo

Estos son préstamos bancarios en línea pensados para ser pagados en el corto plazo, también conocidos como préstamos express debido a la rapidez con la que se aprueban pues se suele tratar de montos bajos.

También se trata de préstamos personales para consumo general, aunque con una tasa de interés más favorable debido a que son montos más bajos a pagar en menos tiempo.

Su límite está entre $300.000 y $750.000, aunque eso depende del banco.

Préstamo bancario para casa (Hipoteca)

Las hipotecas o créditos hipotecarios son préstamos bancarios para casa, aunque en la mayoría de los caos son para comprar una casa o departamento, también pueden utilizarse para comprar un terreno o simplemente hacer remodelaciones.

Suelen disfrutar de una tasa de interés realmente baja para facilitar el acceso de todos a una vivienda.

Según el banco, los requisitos y las condiciones pueden variar. Algunos bancos exigen ser parte de Infonavit o Fovisste, otros tener cuenta en dicho banco, hacer avalúos o similares.

Préstamos bancarios para empresas

Si ya tienes un negocio andando, puedes solicitar préstamos bancarios en línea para expandirlo.

Puedes comprar materias primas o materiales, adquirir equipos, capacitar el personal, hacer remodelaciones en tu negocio, adquirir otra sede y más.

Los requisitos son variables para este tipo de préstamos, especialmente según la industria, la cantidad de empleados y el balance anual de cada solicitante.

Préstamos bancarios para emprendedores

Los emprendedores son un empuje para la economía mexicana, por eso los préstamos bancarios para emprendedores son uno de los productos más populares.

La diferencia con los préstamos para empresas, es que muchos bancos consideran a los emprendimientos como nuevas empresas, especialmente MiPymes (Micro, pequeñas y medianas empresas).

Si tu emprendimiento está dentro de ciertas áreas que la nación considera especiales o prioritarias, como tecnología, información o energías renovables, hallarás préstamos para emprendedores con tasas de interés realmente favorables.

Préstamos para coches y motos

Existen créditos especiales para adquirir vehículos, ya sean coches o motos. De hecho, muchas agencias de automóviles ofrecen créditos respaldados por bancos con los que tienen convenios.

Al igual que las hipotecas, los préstamos bancarios para coches y motos pueden conseguir un interés más favorable.

Crédito nómina

Los asalariados pueden acceder a un tipo de préstamo bancario que les otorga cierta cantidad de meses de salario. El tope suele estar entre 12 y 24 meses.

En la mayoría de los casos, es necesario recibir el pago de nómina en el banco para acceder a este tipo de créditos.

Preguntas frecuentes:

¿Cómo se calculan los préstamos bancarios?

La fórmula es I = C x I x Ten donde:

C es Capital inicial o préstamo

I es la Tasa de interés

T es Tiempo

¿Cómo se declaran los préstamos bancarios?

Solo es necesario declarar ante el SAT los préstamos si en conjunto suman más de $600.000. Tienes 15 días después del depósito para hacerlo

Pero hay un truco, porque deben incluirse en dicha estimación los créditos bancarios y los préstamos en efectivo de cualquier naturaleza, así como las donaciones y los premios. Los préstamos en efectivo se incluyen porque, si depositas el dinero a tu bancaria, el SAT podría solicitar conocer el origen de los fondos.

El dinero que recibas de préstamos bancarios entra en la categoría de no gravable, es decir, no paga impuestos y se declara solo a manera de información.

Lo importante es conservar documentos (tickets, pagarés y similares) que demuestren que dicho dinero proviene de un préstamo.

El trámite citado es la forma oficial 86-A.

Esto según el Código Fiscal de la Federación para 2022 (artículo 31) y la Ley del Impuesto sobre la Renta para 2022 (artículo 76, fracción XVI).

¿Se puede pagar un préstamo antes de tiempo?

Sí es posible, pero hay algunas cosas a considerar.

Aunque el “pago anticipado” te ayuda a pagar menos dinero, pues estarás reduciendo intereses al amortizar tu deuda, algunos bancos incluyen ciertos gastos y comisiones al pagar de forma anticipada.

Consulta con tu asesor y lee el contrato de préstamo para conocer las condiciones de pago anticipado de tu crédito bancario.

¿Este artículo te ayudó?

Sé el primero en opinar

¿Cómo podemos mejorar este artículo?