Previsiones económicas para 2020

5 minutes

El 2019 no fue un año fácil para la economía mundial y la de América Latina. Los tres principales motores de la región, Brasil, México y Argentina, han pasado momentos difíciles. Además, el panorama para este 2020 continúa igual de desafiante.

La incertidumbre política regional también tendrá un fuerte impacto en el devenir económica, sumado al contexto internacional que está marcado por una desaceleración generalizada de la economía.

En este artículo te vamos a presentar cuáles son las principales previsiones para la economía a nivel mundial y regional, para acabar apuntando que es lo que se espera de México en este 2020 que justo acabamos de empezar.

Previsión 1: Bajo crecimiento

Aunque las previsiones para la economía no son muy alentadoras, no significa que la economía será peor este año que en 2019. Hay algunos informes de economistas que sugieren que, en verdad, 2020 puede ser un poco mejor que el año pasado.

Uno de los principales problemas con los que se encuentra América Latina es que la venta de materias primas ha disminuido si se compara con otros periodos. Eso hace que no solo la región crezca a un ritmo menor que otros mercados emergentes, sino que economías avanzadas mucho más ricas crecen más rápido.

Es por eso que el Banco Mundial pronostica un incremento del PIB (Producto Interior Bruto) para este año cercano al 1,8%, el mismo valor que proyecta el FMI (Fondo Monetario Internacional). En cambio, la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe anticipa un aumento de solo el 1,3%.

Las tres mayores economías de la región no logran despegar: Argentina está sumida en una crisis que parece no tener fin, Brasil solo consigue salir de una recesión, mientras que México se encuentra estancada.

Uno de los problemas es que muchos países de América Latina llegaron a un alto nivel de gasto público en la época de bonanza de las materias primas, algo que difícilmente puede suceder ahora. Es por eso que muchos países han tenido que acometer ajustes fiscales de distintos tipos, algo que merma las posibilidades de crecer.

Una de las consecuencias de estos ajustes es que han dado lugar a turbulencias no solo económicas, sino que también políticas. Debido a esto, la CEPAL augura que el 2020 América Latina se enfrentará a un escenario económico y social muy complejo en el que se puede dar una desaceleración generalizada.

En este contexto se suman las crecientes demandas sociales y las presiones para reducir la desigualdad y aumentar la inclusión social. No es de extrañar que grandes movilizaciones populares han sucedido en los últimos meses de 2020.

Aparte de los factores internos que influyen en la economía de los países de América Latina, los aspectos externos que tendrán más incidencia serán el crecimiento de las tensiones comerciales, la desaceleración global, aparte de la baja demanda y los precios de las materias primas (que es una de las principales exportaciones de muchos países de la región.

Por último, también destacar que la región ha conseguido un récord nada alentador, que es el de 25,2 millones de desocupados, una cifra que por sí sola preocupa mucho a los economistas y especializados del sector.

Previsión 2: Alta incertidumbre política y económica

La ola de protestas que sacudió América Latina en 2019 marcó un punto de inflexión. Aunque sea por causas distintas, personas de Chile, Colombia o Ecuador decidió salir a la calle para protestar contra sus gobiernos.

Según expertos, aunque las protestas tienen pocas cosas en común, si que existe un hilo en que las conecta. Todo ha pasado tras el boom de las materias primas que impulsó la economía de la región hasta el año 2013.

Sin embargo, a medida que las arcas fiscales empezaron a quedarse sin dinero, los gobiernos tuvieron que empezar a sacarse el cinturón, por lo que empezaron a aplicar medidas de austeridad impopulares en un contexto de estancamiento económico.

Una de las principales consecuencias fue la frustración social y las protestas que han experimentado muchos países de la región. Es por eso que los expertos anticipan que 2020 sea otro año volátil para América Latina. Además, muchas manifestaciones han conseguido que los gobiernos dieran ciertas concesiones.

Las previsiones para el 2020 no son muy alentadoras, ya que América Latina tendrá bajo crecimiento, baja inflación y bajos retornos. Puede que haya una modesta mejoría, pero nada que resulte espectacular.

Una de las causas del descontento en muchos países es que el crecimiento ha sido bastante bajo los últimos años. Las sociedades están cansadas porque desde 2013 no han visto progreso económico o social, señalan algunos expertos.

Además, se le tiene que sumar el hecho que la mayoría de gente no espera que el futuro sea mejor. Uno de los problemas es que las personas no confían en las estructuras políticas porque han visto niveles de corrupción muy altos que han quedado totalmente impunes.

Otros análisis sobre la región anticipan que la inestabilidad continuará debido a la concentración de recursos. El Informe de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advierte que América Latina corre el riesgo de sufrir mayores crisis sociales e inestabilidad política por la desigualdad que arrastra.

Además, a esta situación se le suma un mayor descontento de amplios segmentos de la población que reclaman un mejor acceso a servicios básicos y la mejora de la sanidad, educación, pensiones y transportes. En definitiva, la percepción de injusticia en la distribución de riqueza ha aumentado en la sociedad.

Previsión 3: las tres locomotoras de la región van a paso lento

Las tres mayores economías de América Latina, Brasil, México y Argentina, han tenido problemas a lo largo de los últimos meses. Sin embargo, parece que la tendencia cambia para dejar atrás el 2019 lleno de complicaciones.

Según expertos de la consultora británica Oxford Economics, lo peor ya ha pasado. Auguran que el 2020 será mejor que el año anterior, aunque no llegará a todo su potencial. La proyección de crecimiento de la región será el 1,5%.

Países como Brasil y México pasaron por importantes transiciones políticas, mientras que Argentina volvió a la recesión. En el resto de la región la política también se tomó el centro del escenario en países donde la gente salió a la calle a manifestarse. Según la opinión de esta consultora, habrá menos de estos eventos en 2020.

Al haber menos agitación política en general, se espera que el crecimiento al final repunte un poco más firme.

¿Cuáles son las previsiones para México en 2020?

Todavía estamos por conocer cuál fue el crecimiento de México en 2019 (que el FMI previó que fuera de solo el 0,4%), parece que en 2020 la economía crecerá un poco más, aunque lejos de los crecimientos de otros años, ya que el Fondo Monetario Internacional estima que lo hará en un 1,3%.

En lo que se refiere a la inflación general, 2019 cerró alrededor del 3%, mientras que para el 2020 se espera que suba hasta el 3,54%. La estimación para la inflación subyacente al cierre de 2019 e mantiene en el 3,60%, mientras que para el 2020 se espera que sea del 3,41%.

A pesar de que los pronósticos para este año no son muy optimistas, los analistas si coinciden en el hecho que 2020 no será tan duro como 2019. Aunque sea poco, si que despeja un poco el camino de la economía en el futuro.

Comentarios (0)

 

Debes iniciar sesión para publicar un comentario.

Iniciar sesión con Facebook
Inicia sesión con tu correo electrónico
×

Por favor, valora Previsiones económicas para 2020