robo de identidad

Robo de identidad, ¿cómo actuar?

  • abril 13, 2020
  • 5 min leer
  • 125 veces leído

En México, el delito del robo de identidad va aumentando cada día. Esto lo desprenden datos del Banco de México. A nivel mundial, el país ocupa el octavo lugar de la lista.

En el 67% de los casos el robo de identidad se da por la pérdida de documentos; en el 63% por el robo de carteras; y el 53% por información tomada directamente de una tarjeta bancaria.

Este delito se usa se hace para hacer una serie de estafas. Por ejemplo, para abrir cuentas de crédito, contratar líneas telefónicas, realizas compras o cobrar seguros de salud, pensiones y vida.

En este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber sobre el robo de identidad, además de lo que tienes que hacer si te pasa. Para acabar, te vamos a dar una serie de consejos para evitar que te suceda.

¿Qué es el robo de identidad?

El robo de identidad es la suplantación de la personalidad de un individuo para cometer un delito. Normalmente se hace para obtener beneficios económicos en nombre de otra persona.

Entre las estafas más comunes, hay las aperturas de cuentas bancarias, la solicitud de créditos por Internet, la venta o compra de productos o propiedades y la obtención de empleos.

¿Cómo te pueden robar tu identidad?

  • No tomando precauciones en compras, pagos de impuestos, servicios o transacciones bancarias por Internet.
  • Te roban tu celular.
  • Si das demasiada información a través de las redes sociales.
  • Los estados de cuenta o documentos personales que se tiran sin tener precauciones a la basura.
  • Si te roban la correspondencia.
  • Si te roban la cartera o bolsos con tarjetas de créditos e identificaciones.

¿Qué hacer si te roban la identidad?

Si te encuentras en el desafortunado que has sido víctima de este delito, es imprescindible que tomes las siguientes acciones de forma inmediata. Así evitarás que sigan realizando estafas en tu nombre y no tengas más problemas.

Reporta y denuncia

Lo primero que tienes que hacer es reportar a las autoridades y al banco sobre la situación. Además, debes solicitar que te bloqueen el plástico (o tarjetas) con las que se hayan realizado fraude.

El comunicarse lo antes posible es muy importante, ya que de lo contrario para el banco sigues siendo el responsable de los gastos que se han realizado en tu nombre. Tienes que dirigirte a Condusef para interponer una queja. Ahí te orientarán y acompañarán en todo el proceso de la denuncia y la reclamación.

En el caso que les tengas que contactar, lo puedes hacer a partir del número de teléfono 5340-0999 si te encuentras en Ciudad de México, o a través del (01800)999-8080 si te encuentras en el resto del país.

Además, también tienes que hacer una denuncia de lo que te ha pasado en el Ministerio Público para evitar que haya repercusiones legales contra ti en el asunto.

Una vez aceptada la denuncia, te van a proporcionar un número de folio de tu reporte. Es fundamental que lo anotes y lo guardes, ya que este te va servir para futuras aclaraciones y referencias que tengas.

Revisa tu historial crediticio

Debes revisar el historial para ver si hay movimientos que no reconozcas o hayas autorizado. Si hay operaciones que tú no has acometido en tus cuentas bancarias, tienes que solicitar un reporte especial de crédito al Buró de Crédito o el Círculo de Crédito y solicitar una aclaración.

Es imprescindible que revises el historial de crédito porque en determinadas situaciones no se trata de una o dos operaciones que ni hiciste, sino que pueden ser más que no hayas visto.

Con la denuncia vas a iniciar el proceso de limpia o acreditación del usuario del crédito.

El tiempo de resolución

Normalmente el tiempo en que se tarda para aclarar el robo de identidad o los cargos no identificados es de un mes y medio. Este depende mucho de los casos, ya que hay algunos que son más obvios que otros. Por ejemplo, se han dado casos en que se han realizado operaciones de banca móvil en personas que no tienen teléfonos inteligentes, por lo que es fácil descubrir que no fueron ellos.

¿Qué es lo que pasa con tus finanzas?

En el momento que se comprueba que el usuario fue víctima de un delito, los cargos y las operaciones se cancelan de forma automática y se notifica al usuario.

La institución financiera o el comercio son los que también notifican al cliente, además de que la Condusef da por concluida la aclaración. A partir de aquí se cancelan los créditos o las compras que se hayan hecho o, si es necesario, se abona algún cargo no conocido.

En definitiva, lo que se hace es un proceso de conciliación entre la institución financiera y la Condusef. En este se expone que el usuario fue víctima de un delito.

Si se da el caso que la institución no reconoce el robo de identidad, se puede ir a juicio, en donde la Condusef será la representante del usuario que fue víctima. Normalmente la defensa en estas situaciones es totalmente gratuita.

Consejos para no ser víctima del robo de identidad

  • No tires a la basura información confidencial. Lo que tienes que hacer es destruir los estados de cuenta, las tarjetas de crédito y débito viejas, así como cualquier documento con tu nombre y dirección antes de tirarlos.
  • Si pierdes tu identificación, denúncialo de inmediato. De esta manera, vas a evitar que se aprovechen de ti. En el caso que haya algún problema en el futuro, así vas a tener la evidencia que, después de la fecha en que lo reportaste, el documento ya no se encontraba en tus manos.
  • Nunca compartas datos personales con personas desconocidas. Desconfía en emails o llamadas en donde te piden confirmar datos personales. Si es de tu supuesto banco, contacta con este para saber qué es lo que está pasando.
  • No guardes contraseñas en tus celulares u otros dispositivos. Mejor escríbelas en libretas. Además, no utilices la misma en todos los sitios.
  • Contrata el servicio de alertas del Buró de Crédito. Si están intentando contratar un banco a partir de tu identidad, te vas a dar cuenta porque recibirás notificaciones en el momento que bancos o entidades prestamistas estén checando tu historial.
  • Si tienes una tarjeta de crédito, activa las alertas. Así recibirás en tu celular todos los movimientos que haya en el plástico, por lo que descubrirás si hay movimientos que no haces tú.
  • Estate atento a las fechas de vencimiento de los pagos. Si la factura no llega en la fecha habitual, investiga qué es lo que ha pasado.
  • Tritura todos los documentos que tengan información personal o financiera.
  • Revisa tu historial al menos una vez al año, ya que lo puedes hacer de forma gratuita.

Como puedes ver, perder un documento o que te lo roben acarrea unas consecuencias muy negativas. Es por eso que siempre lo tienes que denunciar.

Si tienes más dudas, nos puedes escribir a mx@financer.com. Desde Financer.com estaremos encantados en ayudarte.

Autor Raimon Moreno

Country Manager de Financer México. Especialista en Finanzas y Economía, responsable del mercado mexicano desde 2018.

Compartir en
125 veces leído
Última actualización junio 2, 2020

Explora nuestros temas