Mi primera tarjeta de crédito

¿Quieres sacarte tu primera tarjeta de crédito pero no sabes cuáles son los requisitos? En este artículo te lo contamos todo, desde las condiciones de éstas al por qué te la pueden denegar. ¡Descúbrelo ahora mismo!

Pide tu primera tarjeta de crédito

  • Todo tipo de tarjetas de crédito
  • El 90% de los usuarios son aprobados
  • Solicitud muy sencilla y rápida
  • Recibe en menos de 48 horas tu tarjeta
Solicitar

Elegido 144 veces

  • Se aceptan personas sin historial o con éste negativo
  • Solicitud rápida y sencilla online
  • Posibilidad de pago en más de 600.000 comercios
  • Demostrar ingresos mínimos de $2.000 pesos
Solicitar

Elegido 18 veces

Preguntas y respuestas sobre Mi primera tarjeta de crédito

Tarjeta de crédito: ¿Qué es?

Las tarjetas de crédito son medios de pago que te permiten hacer compras con un sistema de pago a crédito. Esto significa que son un tipo de préstamos dónde realizas la devolución normalmente a finales de mes o de forma fraccionada. Dependiendo de tu capacidad deudora, el importe del préstamo mensual puede variar. Si tienes unos ingresos elevados podrás disponer de más dinero. En cambio, si tus ingresos son bajos no dispondrás de mucho crédito.

Tarjeta de débito: ¿Qué es?

La tarjeta de débito es una tarjeta que está vinculada a una cuenta bancaria que tienes a tu nombre. En el momento que utilizas la tarjeta de débito y haces una compra, el importe de ésta se descuenta de forma inmediata de la cuenta bancaria a la que está asociada.

Si es la primera vez que solicitas una tarjeta, seguramente te estás preguntando como sacar ésta. En este artículo te vamos a explicar todo lo que debes saber de “mi primera tarjeta de crédito”. Desde Financer.com siempre queremos darte la mejor información posible.

Aspectos a tener en cuenta antes de contratar “mi primera tarjeta de crédito”

Es imprescindible que antes de contratar una tarjeta de crédito (la verdad es que se puede aplicar a cualquier producto financiero) tengas en cuenta una serie de aspectos. Te recomendamos que note quedes con la primera tarjeta que te ofrece un asesor o la que te recomendó un amigo. Lo mejor que puedes hacer es comparar las diferentes opciones que hay y revisar los siguientes términos:

  • Cuál es la tasa de interés que deberás pagar en el caso que no liquides cada mes el 100% de la deuda.
  • La tasa de interés que se aplica por pagar un día después de la fecha límite de pago o la comisión por falta de pago.
  • Si se aplica una tasa de interés y después de un tiempo sube.
  • El CAT (Costo Anual Total) que sirve para comparar entre tarjetas. En este se incluyen las tasas de interés y otras comisiones que puedan tener éstas. Es un precio orientativo.
  • Cuál es el periodo de gracia. Es decir, el número de días que puedes utilizar la tarjeta antes de que el banco te empiece a aplicar el cobro de intereses al saldo deudor. Normalmente este es de 50 días.
  • Otros cargos que puede aplicar el banco como la consulta de saldo, transferencias de este, disposición de efectivo, etc.
  • Investigar cuántas reclamaciones tiene el banco en tarjetas de crédito y cómo de claro es el contrato. Todo esto se puede comprobar en la página de Condusef (condusef.gob.mx).

Aparte de todo lo que justo acabamos de comentar, también debes tener en cuenta otra serie de aspectos que son más bien tuyos

  • Cómo es tu hábito de consumo. Es decir, solo quieres utilizar la tarjeta cuando tienes una emergencia o tiendes a ser un comprador compulsivo. Dependiendo de cómo seas, te ayudará más un tipo de plástico que otro.
  • Cuáles son los ingresos que tienes. En función de si recibes más o menos, se te asignará una tarjeta. Mediante el comprobante de ingresos, las entidades analizan qué es lo que ganas para ofrecerte un plástico que sea acorde a tus necesidades y perfil.
  • Es muy importante identificar en qué gasta más y con qué frecuencia lo haces. Por ejemplo, si hay una tarjeta que ofrece descuentos si pagas con ella en un supermercado, puede que sea la que más te interese.
  • Si tienes historial crediticio positivo, no vas a tener problemas para pedir “mi primera tarjeta de crédito”. En el caso que no lo tengas, puede que haya algunas entidades que te pongan problemas porque no te conocen. No te preocupes, ya que existen entidades que aceptan a personas sin historial. Además, si utilizas de forma adecuada el plástico podrás crear un historial crediticio que te ayudará en futuros préstamos.

¿Cuáles son los requisitos de “Mi primera tarjeta de crédito”?

  • Tener como mínimo 18 años. La edad recomendada para sacarse la primera tarjeta de crédito es entre los 20 y 30 años.
  • Presentar un comprobante de ingresos. Aunque depende de la institución en donde pidas el plástico, normalmente estos son de unos $6.000 pesos.
  • Tener un plan de celular a tu nombre y presentar un comprobante de factura o pago te puede dar puntos.
  • Presentar un comprobante de domicilio actual y la Identificación Oficial vigente.

Estos son los principales requisitos que puedes encontrar para pedir una tarjeta de crédito. Debes tener en cuenta que pueden variar según la entidad en que la pidas.

¿Cuál es la mejor tarjeta de crédito?

TopTarjetas: esta entidad te ayuda a pedir la mejor tarjeta para ti teniendo en cuenta tus necesidades y perfil. El proceso es muy simple y a la vez personalizado. Uno de los aspectos positivos es que solo trabajan con empresas reguladas. Además, no importa donde te encuentres, ya que el servicio es 100% en línea.

Pide tu tarjeta en TopTarjetas

Vexi: esta entidad ofrece tarjetas que se encuentran protegidas en todo momento. Además, lo puedes controlar todo a través de la Vexi app. Otra de las ventajas es que puedes definir cuál es el límite de tus compras. Existe la posibilidad de parcializar los pagos en 3, 6, 9 y 12 meses.

Pide tu tarjeta en Vexi

¿Por qué te deniegan “mi primera tarjeta de crédito”?

Las principales razones por las que te pueden denegar el plástico son varias:

  1. No tienes historial crediticio. Es una de las más comunes entre gente joven. Esto quiere decir que nunca se ha tenido un préstamo de cualquier tipo. Al no poder conocer cuál es tu situación financiera, la entidad no sabe cómo es tu comportamiento de pago ante las deudas.
  2. Tienes un mal historial crediticio. En este caso puede has pedido algún crédito que no has podido devolver a tiempo por cualquier circunstancia. Aunque ya lo tengas pagado, el no haberlo hecho en la fecha que tocaba aparece como un punto negro en este historial.
  3. No cuentas con los ingresos mínimos suficientes para obtener la tarjeta. Cada tarjeta cuenta con unos requisitos que debes cumplir, y es verdad que el tener unos mínimos ingresos es uno de los más importantes, ya que necesitar tener un comprobante para demostrar que podrás pagar la deuda.

¿Qué hacer en el caso que te deniegan “mi primera tarjeta de crédito”?

Si no consigues que te ofrezcan la tarjeta de crédito, no tienes porque desesperarte. Puede que una entidad no te acepte, pero en cambio otra si lo haga.

En el caso que no te otorguen la tarjeta por los ingresos, en el futuro se puede dar la situación que ya tengas el mínimo que piden, por lo que podrás volver a pedirle. Es por eso que lo volvemos a decir: aunque no te la otorguen ahora, no significa que en el futuro vuelva a suceder.

Recomendaciones para el uso de “mi primera tarjeta de crédito”

Si te han concedido la tarjeta, ¡felicidades! Eso sí, no significa que puedas empezar a gastar el dinero a lo loco.

Pero, tampoco le tengas miedo. La tarjeta de crédito, si la usas bien, es una herramienta que te puede resultar útil para gestionar tus finanzas. Sin embargo, lo tienes que hacer bien. Debes tener en cuenta que en México solo el 40% de la gente paga al mes las deudas de la tarjeta. Es decir, la mayoría pospone los pagos a los siguientes meses con los intereses que comportan.

Se debe ir con cuidado con las tarjetas porque son armas de doble filo: a la vez que te pueden ayudar financieramente, también te pueden hundir. Si no pagas las deudas, empezarás a generar nos intereses que no son nada baratos, por lo que al final te va a resultar muy caro el tener una tarjeta.

Por eso, te recomendamos que chequees las transacciones que se realizan con la tarjeta y guardes siempre todos los comprobantes. Es una manera de evitar sorpresas.

En la medida que tengas un buen uso de tu primera tarjeta de crédito, vas a ir adquiriendo un buen perfil crediticio que te traerá futuros beneficios. Por ejemplo, con un buen uso tendrás más probabilidades a que te otorguen un crédito automotriz o una hipoteca.

Sobre el autor

Prestamistas del año

Mejores prestamistas del año, fiables y seguras. Valoración basada en los comentarios de los usuarios.

(basado en 33 comentarios)

(basado en 12 comentarios)

(basado en 63 comentarios)

Comparar prestamistas

Mantente informado con Financer.com

Síguenos en Facebook

×

Por favor, valora Mi primera tarjeta de crédito