Cómo calcular la rentabilidad de tus inversiones

Descubre cómo puedes calcular las rentabilidades de tus inversiones. De esta manera podrás invertir de forma más segura y ganar más dinero. ¡A qué esperas!

Empieza a invertir desde ya

Elegido 159 veces
  • Su principal oferta son cuentas remuneradas de plazo fijo como producto final para el inversor
  • Se empieza a invertir con un interés fijo del 2,5%
  • Requiere de una inversión mínima
  • Rentabilidad de hasta el 6%
Elegido 383 veces
  • Una de las plataformas más populares del mundo
  • Practica con 100.000$ virtuales en la cuenta demo
  • Puedes copiar las mejores estrategias de inversión
  • Gracias a la comunidad de usuarios, aprenderás mucho más
Elegido 279 veces
  • Más de 10 años de experiencia e el mercado
  • Abre una cuenta demo para practicar primero
  • Invierte en acciones, Forex, CFD's, índices o materias primas
  • La mayoría de operaciones son libres de tarifas

Preguntas más frecuentes

¿Qué es una inversión?

Una inversión es una cantidad de dinero que se da a terceros, ya puede ser a una empresa o a un conjunto de acciones, con la finalidad de que se incrementen los beneficios que se generen del proyecto empresarial. O sea que, en otras palabras, consiste en que se renuncia al consumo actual a cambio que se obtengan unos beneficios en el futuro que estarán distribuidos en el tiempo. En definitiva, se pone capital en algún tipo de actividad económica para tratar de incrementarlo.

¿Qué tipos de inversión hay?

Hay muchas formas de invertir tu dinero. Pero, el objetivo siempre es el mismo: que el dinero produzca una serie de beneficios. Lo importante aquí es que sepas de qué recursos cuentas para saber en dónde invertir tu dinero. Las principales formas de inversión que existen son: Los bonos | Las acciones | Los fondos de inversión | Las opciones | Las criptomonedas.

Uno de los aspectos cruciales que hay en el momento de elegir un activo dónde invertir es el dinero que esperas ganar. En realidad, es el más importante de todos. Cuando realizas una inversión, lo haces para ganar dinero. Sin embargo, no es tan fácil como puede parecer.

Para medir el resultado de una inversión o hacer una estimación de lo que puedes ganar de forma correcta, es necesario aplicar la fórmula de rentabilidad. En este artículo te vamos a explicarte cómo hacerlo. Desde Financer.com te queremos ayudar en todo lo posible para que consigas muchos beneficios en tus inversiones.

Antes de explicar cómo calcular la rentabilidad de la inversión, es importante que primero diferenciemos dos términos como la rentabilidad y el rendimiento.

¿Cuáles son las inversiones rentables?Son las que se consigue beneficios a través de ellas y, además, son superiores a la inflación.¿Por qué invertir?Una de las principales razones es que tu dinero no pierda valor a causa de la inflación. Así la combates y hasta ganas dinero.invesmentinversioncrecerarribagrowtla de la inversiónrentabilidad de la inversión

¿Qué es la rentabilidad?

La rentabilidad relaciona el beneficio obtenido con la cantidad de dinero que has invertido para conseguirlo. El resultado se expresa en tanto por ciento. Es decir, términos relativos. Existen tres formas posibles para tener ganancias y rentabilizar la inversión:

  • Intereses. Productos o inversiones como las cuentas de ahorro, los depósitos o bonos que pagan intereses. La particularidad de éstas es que sabes de antemano el dinero que vas a ganar.
  • Dividendos. Hay algunas acciones que pagan dividendos. Estos son retribuciones de parte del beneficio que da la empresa al inversor. Depende de lo bien que lo haga la empresa, la cantidad será una u otra. También se puede dar el caso en que no haya dividendos.
  • Ganancias de capital. Como inversor, si vendes un activo como una acción, un bono, un fondo de inversión u otros productos, por más cantidad de lo que pagaste por él, tendrás una ganancia de capital. En cambio, si lo vendes por menos, vas a tener una pérdida de capital.

¿Para qué sirve calcular la rentabilidad?

Conocer la rentabilidad de la inversión que ya se ha realizado permite saber el porcentaje de dinero que se ha ganado o recuperado. Es decir, indica lo buena (o mala) que ha sido la inversión.

El conocer la rentabilidad de una inversión que no se ha hecho todavía permite saber si la inversión será rentable, y el porcentaje de dinero que se ganará. Así descubrirás si la inversión es atractiva o no.

La rentabilidad también te permite comparar varias opciones de inversiones que tengas, para elegir la que te dé más dinero.

Clasificación de la rentabilidad según el tiempo

  • Rentabilidad anual: es el porcentaje de beneficio o pérdida que se obtendría si el plazo de la inversión fuera de un año. Este permite comparar el rendimiento de productos financieros que tienen diferentes plazos de vencimiento.
  • Rentabilidad media: se consigue a partir de la suma de las rentabilidades obtenidas en diferentes operaciones divididas entre el número de las rentabilidades sumadas para conseguir la media.

¿Qué es el rendimiento?

El rendimiento es el beneficio que se obtiene de una inversión en unidades monetarias, o sea en términos absolutos.

Cómo se calcula la rentabilidad simple o total

Es la forma de expresar la variación del valor de un activo en un determinado periodo de tiempo. Además, se suponen que los beneficios se producen al final de este periodo. En este tipo de cálculo no se tiene en cuenta el factor tiempo. La fórmula para conseguirlo es:

Rentabilidad simple= [(Valor final + Rendimientos – Gastos – Inversión inicial) / Inversión inicial] x 100

En el siguiente ejemplo, imagina que compras una casa por $1 millón de pesos. Al cabo de 3 años la vendes por $1,5 millones de pesos. En estos años has tenido unos gastos de $200.000 pesos:

RS= [(1.500.000 – 200.000 – 1.000.000) / 1.000.000] x 100= 30%

Como puedes ver, has conseguido una rentabilidad del 30% con la inversión que hiciste.

Cómo se calcula la rentabilidad de periodos determinados de tiempo

Otra manera interesante de analizar la rentabilidad de una inversión es ver cómo se comporta ésta durante periodos determinados de tiempo en relación a los anteriores. Según los datos que tengas, los periodos pueden ser semanales, mensuales, trimestrales o anuales. Realmente pueden ser del periodo que tú quieras.

Para poder calcular estos periodos tienes que utilizar de nuevo la fórmula de la rentabilidad simple.

Vamos a hacerlo con un ejemplo. Tienes una inversión de 4 años y quieres ver cuáles son las rentabilidades que has conseguido cada año. La inversión inicial que hiciste era de $100.000 pesos, pero ésta ha perdido valor a lo largo de este periodo hasta quedarse en $90.000 pesos:

Rentabilidad primer año: [(90.000 – 100.000) / 100.000] x 100= -10%

Como puedes ver, en el primer año tuviste una rentabilidad negativa. Para calcular la del segundo año, se toma como inversión inicial el resultado final de la inversión del año anterior, que en este caso es $90.000 pesos. Para calcular la de los próximos años, se hace de la misma manera (siempre se toma como referente la del año anterior):

Rentabilidad segundo año= [(95.000 – 90.000) / 90.000] x 100= 5,55%

En el segundo año, como que los valores de tu inversión subieron a los $95.000 pesos, conseguiste una rentabilidad del 5,55% con respecto al año anterior.

Imagínate que has calculado los años restantes. Al final, la tabla que te queda es como esta:

AñoInversiónRentabilidad anual
0$100.000
1$90.000-10%
2$95.0005,56%
3$102.0007,37%
4$120.00017,65%
Ejemplo de rentabilidad anual

Cómo calcular la rentabilidad acumulada

Para ver cómo evoluciona la rentabilidad de una inversión desde el principio, o desde una fecha en concreta, se utiliza la rentabilidad acumulada. Gracias a ella puedes ver cómo ha ido variando la inversión en relación a la cantidad invertida inicialmente y no a los resultados de los periodos anteriores.

Para conseguirla, se sigue utilizando la fórmula de la rentabilidad simple. Lo único es que ahora tomamos como base la cantidad invertida en el primer año para calcular la rentabilidad acumulada en cada año.

Vamos a tomar los mismos valores que en el apartado anterior. Para calcular la del primer año tendremos:

Rentabilidad primer año: [(90.000 – 100.000) / 100.000] x 100= -10%

Para el segundo año, tomamos como inversión inicial la que se hizo al principio de todo:

Rentabilidad segundo año: [(95.000 – 100.000) / 100.000] x 100= -5%

Como podemos ver, en el caso de la acumulada tenemos una rentabilidad negativa del 5%. Cuando lo calculamos con la rentabilidad de determinados periodos de tiempo, este segundo año ya nos daba una rentabilidad positiva.

Para los años restantes, al final tendremos esta tabla de la rentabilidad acumulada:

AñoInversión Rentabilidad acumulada
0$100.000
1$90.000-10%
2$95.000-5%
3$102.0002%
4$120.00020%
Ejemplo de rentabilidad acumulada

Cómo se calcula la tasa geométrica de rentabilidad (TGR)

Se utiliza para las inversiones que abarcan varios periodos y tiene en cuenta las rentabilidades intermedias obtenidas en cada periodo, que se revierten en el mismo activo. Es uno de los métodos que más se utiliza.

En este cálculo los periodos de tiempo son considerados iguales. La fórmula para calcularlo es:

TGR= [(Valor final + Rendimientos – Gastos / Valor incial)1/n  – 1

Vamos a verlo más claro con un ejemplo. Imagina que has comprado una acción en enero de 2017 a $50 pesos. Al cabo de un año, esta valía $100 pesos, pero al año siguiente bajó hasta los $70 pesos. La rentabilidad que está dando esta acción es:

TGR= (70/50)1/2 – 1 = 0,18%

¿Qué es una inversión rentable?

Es la que tiene beneficios. Se debe tener en cuenta la inflación, ya que si la rentabilidad de la inversión no es superior a ésta puede que la inversión no sea realmente rentable.

¿Qué es una inversión no rentable?

Es la que no genera beneficios o tiene una rentabilidad que está por debajo de la inflación, por lo que el dinero pierde valor.

5 consejos para empezar a invertir

Ahora que ya conoces cómo calcular las rentabilidades de tus inversiones, te queremos dar una serie de consejos para que empieces a invertir de forma correcta:

  1. No inviertas en lo que ni entiendes. Es el mejor consejo que te podemos dar. Hoy en día hay un amplio abanico de productos para invertir como acciones, fondos de inversión, bonos, etc. Pero no todos son apropiados para tu perfil de inversor.
  2. Contrasta la información oficial. Hay sitios web que ofrecen información detallada de las características del producto que hayas elegido. Por ejemplo, podrás ver las cifras relevantes de la empresa, así como los productos que se comercializan.
  3. No pongas todos los huevos en la misma cesta. Para reducir el riesgo, lo correcto es que diversifiques la inversión en diferentes tipos de activos. Si solo inviertes en bolsa se aconseja tener en cartera compañías de distintos sectores y perfiles que te ayuden a sortear la volatilidad del mercado.
  4. Invierte solo el dinero que no necesites a corto plazo. Tienes que estar preparado a que puedes perder una parte de la inversión. Por eso no tiene sentido que pongas dinero que vas a necesitar en un futuro próximo.
  5. Adapta tus inversiones a los plazos de tus objetivos. Hay productos que funcionan a varios meses o años, o pueden ser una mezcla de periodos. En el caso de la bolsa no hay un horizonte temporal más allá del que tú te marques. Los expertos recomiendan tener en cartera activos con distintos plazos de tiempo para restar volatilidad.

Si tienes más preguntas sobre fórmula de rentabilidad u otros temas, nos puedes escribir a mx@financer.com. En Financer.com siempre te queremos dar todas las respuestas. Además, si lo crees conveniente, puedes compartir el artículo en las redes sociales. ¡Muchas gracias por leernos!

Opciones de inversión

¡Aprende a ahorrar desde hoy!

Autor Raimon Moreno

Country Manager de Financer México. Especialista en Finanzas y Economía, responsable del mercado mexicano desde 2018.

Compartir en
Última actualización julio 9, 2020